Control de las finanzas en época de crisis: 9 etapas

Control de las finanzas en época de crisis: 9 etapas

Compartir:

El control de las finanzas en época de crisis es un conocimiento que se puede aprender a un costo muy alto, otras veces, a pesar de dedicarnos a su estudio, notaremos la diferencia entre saber de una crisis financiera empresarial o personal y vivir una de ellas.

En este artículo vamos a examinar ideas generales y específicas que nos ayuden a controlar las finanzas personales y empresariales tomando en cuenta la presencia de una crisis.



Estrategia de control de las finanzas en época de crisis

Para lograr un adecuado control de las finanzas en época de crisis, vamos a utilizar un modelo de gestión de 9 etapas, las cuales coinciden con algo interesante: ir desde antes de la crisis hasta el nuevo "estado económico vigente", en el futuro.

  1. Monitoreo del estado vigente.
  2. Identificación del tipo de crisis que puede instalarse.
  3. Checklist de stocks y competencias para vencer la crisis.
  4. Conocimientos y "soldados" disponibles.
  5. Plan de acción inmediato o de contención.
  6. Monitoreo de oportunidades.
  7. Plan de recuperación y balance durante la fase de cambios.
  8. Control del nuevo escenario.
  9. Identificación de oportunidades en el nuevo estado vigente.

1. Monitoreo del estado vigente.

Monitorear el estado vigente de tu economía se parece mucho al punto 3 de esta estrategia, con la diferencia que en este momento no existe ninguna presión, no hay limitante ni bloqueos.

No debemos darle la espalda a todas aquellas acciones económicas que debemos tomar en cuenta, cuando vivimos un estado vigente estable.

Como por ejemplo:

  • Ser productivos y generar recursos económicos.
  • Aprender a desarrollar capacidades y competencias.
  • Relacionarse con los demás.
  • Aprender de los mercados.
  • Evaluar el "qué haría si no tuviera ..." : dinero, empleo, clientes, capacidades, salud, etc.

Si adquieres esta costumbre, podrás efectuar un mejor control de las finanzas en época de crisis.

Forma parte de la estrategia porque es una actividad que nos prepara para cuando llegue el momento.

2. Identificación del tipo de crisis que puede instalarse.

Las crisis se manifiestan frente a la ausencia de algo, sobre todo cuando ese algo forma parte de una pieza central del estado de balance o poder de control.

Una crisis de salubridad generalizada como la que vivimos, por ejemplo, evidencia la ausencia de tecnología, infraestructura, personal, equipamiento, maquinaria, equipo humano y sobre todo de, decisiones optimizadas y ejecutadas a tiempo.

Podemos tener junto a nosotros:

  • Crisis multidisciplinarias o específicas, según el número de variables incluidas.
  • Crisis del emprendimiento empresarial que tienen relación con las áreas que componen la gestión o administración de un negocio.
  • Crisis personales donde el plano humano se ve afectado, incluyendo lo mental y espiritual.
  • Crisis nuevas o nunca antes experimentadas, basadas en elementos nuevos que aprendemos a palear sobre la marcha.

Como el ser humano es un ser económico, muchas de las variables del punto 1 pueden verse afectadas, desde la capacidad, posibilidad o autorización para efectuar un determinado trabajo, hasta el hecho de que una empresa pueda operar o no en un mercado.

Para ejecutar un adecuado control de las finanzas cuando encontramos inestabilidad, necesitamos tener claridad sobre el tipo de crisis que enfrentamos, de modo que, nos concentremos en los efectos de la misma y de cómo nuestras finanzas se podrían ver afectadas.

Todos los elementos del punto 1 deben ser contrastados con el tipo de crisis vivido para ver cómo se comportarán ante la crisis y qué decisiones tomaremos dada su existencia, para poder atravesarla con el menor nivel de perjuicio.

Control de las finanzas en época de crisis : La revisión de variables, competencias y capacidades es vital

3. Checklist de stocks y competencias para vencer la crisis.

De lo que exploramos en el punto 2, al someter a la prueba de resistencia a cada elemento hayado en el punto 1, podremos determinar con qué haremos frente a la crisis, es decir que parte de nuestra visión financiera nos ayudará.

Por ello es importante revisar:

  • Ahorros formales o informales ("bajo el colchón"),
  • Cuentas por cobrar de todo tipo incluyendo amigos del barrio o familiares.
  • Objetos de valor que puedan venderse como muebles, u otros objetos, incluyendo bienes de mayor valor.
  • Capacidades como la producción de algo que esté autorizado durante una crisis, nos podría servir de mucho para generar recursos.
  • Una competencia que sea útil para los demás, mientras existen limitaciones, podría ayudarnos a convertirnos -quien sabe- en una de las pocas o en la única oferta.



4. Conocimientos y "soldados" disponibles.

Una forma clave de gestionar el control de las finanzas durante la crisis tiene que ver con saber exactamente qué conocimientos aplicados, nos permitirán ser explotados durante una crisis.

Aquí vamos a descartar todo lo que riñe con le ética y el comportamiento delictivo por supuesto y dejar aquello que nos va a llevar a posiciones de control que tienen mucha relación con la técnicas de finanza personal y con el cuidado de nuestro negocio en el mismo sentido:

 

5. Plan de acción inmediato o de contención.

Articular los puntos 3 y 4 nos permitirá pensar y definir seriamente lo que vamos a ejecutar para resolver los problemas que irán surgiendo durante una crisis económica.

Es importante revelar que el punto 1 siempre debe mantenerse activo para seguir monitoreando los elementos que sostienen nuestra economía, tanto como el punto 2 nos ayude a saber si la crisis sigue teniendo la forma prevista o ha cambiado en algún sentido.

En la etapa 5, comenzamos a tomar acción frente a la crisis económica:

  • Necesitamos tomar los stocks, competencias, conocimientos y "soldados" (potenciales dormidos o guardados antes de la crisis)
  • Definir los objetivos por alcanzar, como la protección de nuestra familia, seguir sustentando el consumo habitual, descartar aquello que fuese parte de nuestro estilo de vida pero puede no ser incluido en las prioridades, dar soporte de nuestro negocio como productor económico.
  • Tomar en cuenta las restricciones que imponga el tipo de crisis en la que nos encontramos.
  • Y todo aquello que nos brinde liquidez en el corto plazo.
  • Sin perder la solvencia o potencial económico o capital de largo plazo.

Un plan de finanzas durante la crisis deberá evaluar además:

  • Los recursos que deben protegerse.
  • Aquello que puede someterse fuera del uso de acciones tradicionales: trueque, intercambio temporal, alquiler de bienes.
  • Cronogramas y Acciones específicas por tomar en cuenta y ejecutar.
  • Competencias que de hobbies o no rentabilizadas antes, podrían convertirse en fuentes de ingreso.
  • Nuevos aprendizajes por gestionar de forma ágil para generar recursos.

 

6. Monitoreo de oportunidades: el espacio de acción del plan

En época de crisis los mercados van mostrando transacciones de oportunidad y eventos a los que debemos estar atentos.

El objetivo no es perjudicar al otro sino reaccionar lo mejor posible para llegar a quienes disponen de los recursos y la necesidad, con nuestro plan de acción inmediata.

Por ejemplo, actualmente:

  • La demanda de mascarillas descartables sigue estable y la de reutilizables en ascenso.
  • Las laptops se comienzan a necesitar con mayor urgencia, dado el impulso emprendedor y el nuevo formato educativo.
  • Los procesos de delivery con formato sanitario están tomando fuerza
  • Y dentro del delivery, la población pide ir más allá de las frutas, carnes y verduras.
  • La recreación se establece como un aliciente psicológico frente a los efectos de la cuarentena.
  • Los juegos de mesa pueden funcionar aunque están todavía rezagados por el precio.
  • La creación de contenidos digitales especializados.
  • Los servicios legales comienzan a despertar.
  • Los alquileres pueden ejecutarse dado el derecho de elección de domicilio.
  • La formación digital está en ascenso, sobre todo aquella de costo masivo o comunitario.

Y así, sucesivamente, monitorear oportunidades es vital dentro de un proceso de crisis.

Del mismo modo, es posible monitorear oportunidades dentro de una organización cuando la crisis es endógena:

7. Plan de recuperación y balance durante la fase de cambios.

Cuando la crisis comienza a decaer y su análisis muestra datos internos de recuperación, o los mercados recuperan su fuerza, el plan de recuperación debe incluir como mínimo:

  • La revisión de toda la oferta que se creó para que se establezca como nueva matriz de productos y servicios.
  • Evaluar la recuperación de productos o servicios que no sobrevivieron a la crisis.
  • Revisar la recuperación de trabajadores que pudieron haber sido liquidados, despedidos o no renovados en sus contratos.
  • Explorar el plazo de recuperación en los siguientes meses.
  • Tomar decisiones con tranquilidad, para agregar al plan acciones que manifiesten estabilidad.

8. Control del nuevo escenario.

Establecido el nuevo escenario, las personas o las organizaciones deben centrarse en:

  • Resolver aquellas ausencias que ayudaron a recrudecer la crisis.
  • Enfocarse en las nuevas competencias y capacidades necesarias, dada la crisis.
  • Definir los alcances del nuevo escenario.
  • Validar las ideas del punto anterior hasta establecer el nuevo estado de vinculación con el nuevo escenario.



Control de las finanzas en época de crisis : Cuando la crisis se fue y quedó el nuevo estado vigente, es momento de revisar las nuevas oportunidades

9. Identificación de oportunidades en el nuevo estado vigente.

Quizá algunas oportunidades que se manifestaron durante la crisis, ya no estén presentes en el nuevo escenario y dejen de "funcionar" a favor del plan de acción que toca construir en el punto anterior.

Es por ello que necesitamos seguir buscando oportunidades y analizar cuales surgen y cuales dejan de ser realistas.

La nueva base del control de las finanzas en época de crisis, tendrá relación con los aprendizajes, evaluación de cómo reaccionamos, y sobre todo del nivel de capacidades y solución de problemas estructurales que tuvimos que atravesar.

Por supuesto, también, de cómo nuestra conducta exploró el impacto personal de la crisis.

En todo ello también encontraremos oportunidades que nos guíen hacia la mejora continua y desarrollo personal.

Control de las finanzas en época de crisis: 9 etapas

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 20/04/2020

Contenido recomendado en Overflow.pe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.