Capacidad instalada: Criterios clave para gestionarla - Overflow.pe

Capacidad instalada: Criterios clave para gestionarla

El concepto de capacidad instalada es clave para todas las organizaciones que se sostienen desde un modelo de producción orientado a productos tangibles o intangibles.

Gracias a este concepto podemos identificar recursos, tiempos y unidades producidas, en estados reales, proyectados y comparativos.

Gestionarla implica conocer cómo impacta la capacidad instalada en el resultado de producción y cómo se vincula a otras variables exógenas que la organización puede o no controlar.

 



¿Qué significa capacidad instalada?

La capacidad instalada, alude puntualmente al volumen máximo de producción o capacidad de producción, bajo las condiciones actuales que las variables de producción pueden permitirlo.

Dicho de otro modo, bajo los recursos que una organización tiene destinados a la producción, la cantidad de unidades que su sistema produce, por lo tanto, es un dato exclusivo y muy característico de una organización productiva.

Entre estas variables podemos encontrar:

  • Equipamiento.
  • Maquinaria.
  • Instalaciones.
  • Productividad del personal.
  • Recursos disponibles para activar la producción.

Este concepto aplica a: una empresa, cualquier organización que produzca algo como un bien o un servicio, un área determinada o un proyecto específico.

La capacidad ociosa necesita resolverse para no perjudicar la productividad - Overflow.pe

Capacidad ociosa

Cuando un resultado de producción es constante, y la capacidad instalada es mayor a esta producción estable, entonces surge el concepto de capacidad ociosa.

Se puede interpretar como el saldo promedio del potencial productivo, en un sistema de producción, que no logra utilizarse durante un lapso de tiempo.

En este caso, las empresas deben identificar si se trata de:

  • Maquinaria obsoleta o no utilizada.
  • Instalaciones incorporadas al sistema que no influyen en la producción.
  • "Horas hombre" con baja productividad.
  • Exceso de recursos tipo "input" del proceso de producción.

Para cada caso, debe analizarse cómo mejorar dicho elemento en relación a la productividad, tomando las mejores decisiones de integración, liquidación o transformación.

Es importante analizar y gestionar todas las variables que aportan a la productividad en relación con la capacidad productiva - Overflow.pe



Gestionando la capacidad de producción

Estos son algunos ejemplos de ocurrencias que hemos encontrado en los procesos de producción de nuestros clientes:

  • Un área de producción no utilizaba una zona de 50 metros cuadrados, la cual fue destinada a Ventas y transformada en una tienda con vista a la calle que se alquiló a un tercero.
  • Un restaurante centrado en la venta de platos estandarizados (menúes) con alta visita en horarios punta, pudo reducir el espacio de cada mesa y 4 sillas, analizando que había un exceso. Logró añadir 5 unidades productivas adicionales.
  • Un Minimarket utilizaba una zona para la venta de comida para perros, de forma rectangular, acumulando las bolsas del tamaño más grande como dispensadores, hoy se encuentra fabricando un mueble redondo para agilizar la venta y reducir el uso de espacio, incrementando el tránsito y la comodidad para sus clientes alrededor.
  • Un Taller de confecciones con 3 trabajadores (2 dueñas y 1 asistente) y 5 máquinas disponibles, esperaba a terminar sus pedidos para poder atender más. Hoy evalúa buscar una operaria calificada para reemplazar a 1 de las dueñas, trabajar sólo 8 horas (evitar el desgaste físico), orientarte a captar clientes y mejorar la productividad.

Capacidad instalada, costos y productividad

Los costos y su relación con la capacidad instalada, suelen ponernos frente a casos donde es difícil percibir su impacto.

Cuando los costos siguen siendo los mismos y la producción es ideal, no hay problema, la complicación comienza cuando las ventas bajan y el negocio ve que la presión del costo de mantener las instalaciones o los recursos de la producción, se incrementa.

La otra forma de este problema tiene que ver con los pedidos, que en algunos casos, no podemos sostener o recibir porque no podríamos ofrecer, un tiempo de producción acorde a las necesidades de un cliente que "compra masivo".

Se nos pueden ir las oportunidades de ganar dinero, crecer y nada podremos hacer al respecto, si no elevamos la productividad haciendo uso de la capacidad ociosa.

Por un lado, muchos emprendedores piensan que ser grande es el objetivo, mientras otros prefieren mantenerse pequeños porque así, tendrán un mayor control de sus operaciones.

Lo que importa siempre será mantenerse productivos y tener una alta capacidad de reacción, con el menor costo posible, donde ese "menor costo" siempre debe contener la mejor relación "costo-productividad".

Te recomendamos leer: ¿Qué es y cómo se aplica la logística estratégica?

Capacidad instalada versus Demanda y Mercado

¿Que ocurriría si 10000 unidades fuese el pedido estándar mínimo, para un mercado específico de alta demanda y gran oportunidad de margen de ganancias?

Vamos a abordar este caso con 3 perfiles de emprendedores vinculadas a tareas de producción que reciben el mismo pedido de 10000 unidades de aquello que fabrican.

Los tres, sin embargo, están diferenciados por su capacidad instalada y el impacto de su capacidad ociosa.

  • Pedro es un fabricante con 2 ayudantes no certificados que el mismo ha formado, con horarios de trabajo irregular, muchas veces más allá de las 10.00 pm en instalaciones donde cuentan con 5 maquinarias, las mismas que requieren constante mantenimiento debido a su antigüedad.
  • Juan produce en un hangar de 100 metros cuadrados donde el 50% contiene un espacio de producción con 20 obreros calificados en 6 actividades sucesivas especializadas que concluyen en un proceso de empaquetado de reciente incorporación.
  • María, con doble turno, y un total de 80 trabajadores y maquinaria actualizada, dispone de una infraestructura de 3 pisos, también especializada, que se auto abastece con materia prima de una empresa creada por ella misma, especialista en dicho abastecimiento.

¿Será posible con estos pocos datos descriptivos deducir quién es quién en términos de gestión de capacidad productiva utilizando los conceptos dados?



Preguntas importantes sobre capacidad instalada y productividad

Un sistema cualquiera de características puntuales va a tener pros y contras al momento de examinar un pedido y revisar si puede o no y si debe o no, recibirlo.

Estos son los criterios que sugerimos analizar:

  • Aporte de un pedido al margen de ganancias (antes de impuestos).
  • Versus entre el tiempo de producción y el tiempo demandado por el cliente.
  • Análisis de productividad en horarios estandarizados de 8 horas.
  • Potencial de reducción de costos sin reducción de calidad.
  • Capacidad de abordar economías de escala como barrera competitiva.

Si los mercados nos demandan cada vez más, es importante considerar criterios de crecimiento vinculados a los recursos que incorporamos a la producción.

Los emprendedores necesitamos detectar con agilidad, los síntomas que nos exigirán la revisión de nuestra capacidad instalada para poder crecer de forma sana y no perder oportunidades clave.

Te recomendamos revisar ahora este artículo: Emprender con sostenibilidad ambiental en los negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *