¿Qué le enseña el Fútbol al Emprendimiento? - Overflow.pe

¿Qué le enseña el Fútbol al Emprendimiento?

Latinoamérica acaba de sellar una de sus fiestas deportivas dedicadas al fútbol, que mayor data registra: La Copa América.

Y en este artículo, donde no pretendemos ser comentaristas deportivos, historiadores del balonpié o hinchas emocionados, lo que vamos a hacer es extraer las lecciones que podríamos y deberíamos tomar en cuenta.

Como deporte colectivo, el fútbol enseña mucho al grupo humano que lo practica y como espacio de motivación para el emprendimiento, podemos obtener de él mucho aprendizaje.



1) A pesar de las diferencias: ¡Necesitamos ser un equipo!

He visto funcionar mejor al equipo de mi hijo pequeño de 9 años, cuando todos se concentran en olvidarse de quiénes son y he visto al equipo de mi país, lograr jugadas increíbles cuando trabajan en equipo.

En el emprendimiento deberíamos dejar atrás:

  • Los juicios de valor respecto de la experiencia o la capacidad.
  • El pésimo análisis que hacemos de la edad de un colaborador.
  • Los errores cometidos.
  • Los extremos en el individualismo cuando está o no presente.
  • Las críticas que no aportan.

Para centrarnos en aprender a hacer y lograr, con la sumatoria de las competencias de cada integrante.

"Ser equipo" es algo que acontece en la acción, no en la reunión o la convocatoria y tiene como base la adecuada gestión de capacidades y competencias.

Los equipos más eficientes impactan positivamente en la gestión de un plan de acción - Overflow.pe

2) ¡No basta conocer, hay que aprender sobre la marcha!

La práctica hace al maestro, pero sin duda, la oportunidad de hacer, ayuda a mejorar el conocimiento.

Valoramos demasiado la acumulación formal del aprendizaje, y poquísimo la competencia clave del aprendizaje en acción.

Los equipos de fútbol, estudian al equipo que tendrán al frente, aprenden, analizan qué hacer, "cómo jugarle al rival", pero su mayor efectividad se aprecia, cuando termina el primer tiempo y arranca el segundo.

Considerando que siempre puede existir una oportunidad mientras la acción esté en ejecución, los equipos en el emprendimiento necesitan aprender a cambiar los resultados, sobre la marcha.

Sobre todo si la economía va mal, si las leyes no apoyan, si los ingresos caen, es decir, si todo nos lleva al "marcador en contra".

Lee también: ¿Cómo promover un eficiente aprendizaje en equipo?



3) ¡Sin pensamiento, la efectividad se muere!

Existen muchas razones para entender y apreciar que pensar es vital para el fútbol, más allá de anécdotas graciosas, gestos y símbolos entre los técnicos y sus jugadores.

"¡Pensá!" escuchas en las canchas de fútbol del Perú y eso alude a la frase célebre del entrenador del equipo peruano, Gareca, pero también a mucho más.

El cuerpo existe y ejecuta, según el nivel de pensamiento que lo controle.

La mente es más que tu energía física y la nutre todo el tiempo.

Los equipos se demuestran a si mismos, que cuando el cansancio aparece, el reto se resuelve venciendo la frustración con la mente.

Eficaces, somos muchos, eficientes, cuando estamos concentrados.

4) ¡Corre, esfuérzate, siempre hacia delante!

La mayor energía siempre se muestra corriendo en la cancha, haciendo los mejores pases, ejerciendo presión y actuando con precisión.

Los jugadores de fútbol atacan en equipo y lo hacen con esfuerzo, concentración y convencidos de su estrategia.

Del mismo modo, necesitamos enfocarnos como equipo, en no dejar de actuar en el mercado.

Seguir llamando, difundiendo, produciendo, coordinando, aprendiendo, poniéndolo en práctica.

Seguir adelante con nuestros clientes, esforzándonos convencidos de que lo que ofrecemos es bueno y nos llevará a "ganar el partido".

En el emprendimiento la mayoría de veces, te enfrentas a ti mismo, ese es el rival más complicado de vencer.

5) ¡Hacerle caso al líder o morir juntos en el intento!

Este aprendizaje no es del todo practicado en los espacios donde el liderazgo necesita ser atendido y en el caso del fútbol, donde también sucede, podemos claramente asignarlo como causal de éxito.

Y lo mismo ocurre cuando en los negocios, el liderazgo está instalado y ejerce positivamente, la misión y visión que dirige el norte de la empresa.

Pero cuando el equipo se deja llevar por el ego, la pasión o el individualismo excesivo, el líder queda relegado y no estamos hablando del caso en el que el líder (que evidentemente no lo es) necesita y merece ser dejado de lado.

Cuando el liderazgo nutre un equipo, todos son líderes y todos van juntos a la batalla.



El éxito se alcanza principalmente por un proceso interno - Overflow.pe

6) ¡Jamás tendrás contentos a todos, pero debes seguir!

Siempre que una gran parte de los hinchas de un equipo dirige sus dardos asesinos hacia las fallas del equipo, no en todos los casos, puede mantenerse la motivación y seguir materializándose el objetivo.

El hecho de que ocurra a pesar de la aparición de "Opinólogos profesionales", palabras condenatorias o inclusive incidentes internos donde la falta de confianza, fe y actitud positiva se pierden, no tiene que ver con el equipo.

La aceptación más importante es aquella que el equipo practica, para interiorizar hacia donde va y porqué debe continuar a pesar de cualquier intento de desmoralización.

Revisa este artículo: ¡Éxito por fuera y éxito por dentro!

En el emprendimiento, no dejaremos de tener fuentes para encontrar opiniones en contra, teniendo a socios, amigos, otros compañeros de trabajo y hasta a tus propios líderes en la lista.

Pero lo más hermoso de la pasión por viabilizar un emprendimiento es justamente la ejemplar decisión de continuar, tomando en cuenta, escuchando y guardando silencio, hasta que puedas salir a gritar que lo lograste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *