Emprender con una tienda de productos odontológicos - Overflow.pe

Emprender con una tienda de productos odontológicos

Recientemente tuvimos una consulta sobre cómo emprender con una tienda de productos odontológicos.

Fuimos consultados sobre los requisitos para abrir este tipo de negocio, aspectos legales y de reglamentación al respecto, de modo que en este contenido, agregaremos puntos clave adicionales para quienes están pensando en este tipo de negocio.

La odontología en el Perú y el mundo ha desarrollado muchísimo por una serie de factores, principalmente alimenticios y de costumbres de limpieza bucal que siempre se encuentran en desarrollo y causan impacto en las personas.

La idea es buena, sin embargo para vender insumos odontológicos es importante tomar en cuenta que los niveles de competencia en algunas zonas geográficas son elevados y la disponibilidad de áreas comerciales limitada.



Los principales productos y servicios dentales de mayor demanda

Cada uno de estos perfiles, construyen el mercado de productos dentales, que a su vez, dispone de variadas categorías:

  • Maquinaria de atención dental.
  • Equipamiento de uso odontológico
  • Instrumental de uso bucal
  • Materiales de uso bucal
  • Sistemas logísticos de conservación
  • Vestimenta y Calzado
  • Merchandising: Desde muebles hasta elementos publicitarios.
  • Consultoría emprendedora
  • Diseño de tiendas y consultorios
  • Servicios de Capacitación
  • Campañas de salud bucal

Cuya orientación se da a todas las edades: Niños, jóvenes, adultos, hombres y mujeres y que, dada las dolencias bucales, sin duda es naturalmente retail, uno a uno, a medida y muy personalizable.

El mercado odontológico y su capacidad retail

Alrededor del negocio dental, existen los siguientes tipos de usuarios:

  • Empresas odontológicas que se gestionan como cadenas de consultorios.
  • Consultorios particulares de odontólogos independientes.
  • Centros de formación universitaria
  • Escuelas de formas técnica.
  • Laboratorios y centros técnicos especializados.
  • Alumnos en formación de la carrera de Estomatología.
  • Clientes finales y pacientes, que demandan servicios de salud en el área odontológica.

Por ejemplo en el Distrito de Lince, en Lima, Perú, existen muchos profesionales de la odontología, entre los que destaca la Dra Patricia Apoloni Chu de DentalyEstetica.com a quien conocimos hace unos meses y a quien le desarrollamos el sitio web http://dentalyestetica.com/

Consultorios como este, realizan compras de materiales de calidad, para brindar el servicio y realizar la atención de sus pacientes en la especialidad que desarrollan.

Regulaciones para los productos odontológicos

De todos los productos mencionados, aquellos que corresponden a:

  • Maquinaria y equipamiento que se utilizará de forma directa o indirecta con pacientes.
  • Instrumental y Materiales que ingresarán en la boca de los pacientes.

Necesitan cumplir regulaciones, como las que establece el ministerio de la producción para la tecnología y aparatos eléctricos o que emiten radiación y calor, como por la DIGEMID para aquellos que van a entrar en contacto con el medio biológico.

Asimismo, si se trata de importarlos, existen diversos tratados y regulaciones relacionados con convenios y partidas arancelarias que pueden beneficiar a quienes se dediquen a la venta de estos productos.

Si el formato elegido es el retail es decir una tienda, existen regulaciones de Defensa Civil (INDECI) y Municipales, que deben cumplirse.

Finalmente, está lo establecido para la formalización de todo tipo de negocios en cuanto al registro de la persona jurídica y asignación de un RUC de persona natural, eventualmente, tanto como la selección de un régimen tributario, que en este caso puede ser el Mype Tributario o el Régimen general del impuesto a la renta.

En los últimos casos, son exigibles libros contables y los servicios de un Contador, para cumplir con el registro de contabilidad y declaraciones mensuales y anuales.

Los principales clientes de una tienda de productos odontológicos son los odontológos - Overflow.pe

Formatos del negocio dependen de la relación con el comprador

Después del primer contacto, que necesita ser exhaustivo, para poder revisar garantías, calidades y funcionalidades, el negocio odontológico en su formato retail podría gestionar el servicio delivery.

Mientras tanto el formato más habitual, es de una tienda para la venta de productos dentales, con espacios para la muestra de producto, expendio, cobranza, almacén y espacios de espera según el movimiento.

La comunicación vía Internet puede ser viable para la venta de productos por catálogo, gestión de las entregas y revisión de stocks, de una forma muy simular a la del delivery, o para productos estandarizados no complejos.

La presentación de productos visitando a los especialistas en sus centros de trabajo o consultorios odontológicos, es una de las tareas clave que forman parte de la dinámica de ventas, tanto como la atención receptiva de compradores y alumnos de la especialidad, que forman parte de un gran porcentaje de clientes.

 



Ubicación de una tienda de productos odontólogicos

Emprender con una tienda de productos odontológicos desde ya no es una labor sencilla, pues amerita, como venimos observando, una serie de cuidados y temas clave.

Aprender a vender, almacenar correctamente, identificar todas las variedades de items posibles, importar, definir las acciones principales, todo ello cuenta y mucho.

Sin embargo, de todos los factores, la ubicación cumple un rol importante al momento de determinar el éxito del negocio.

Dado que la mayoría de clientes estará formada por los especialistas graduados: Odontólogos, técnicos y también por los alumnos en proceso de certificación, los criterios podrían ser:

  • Estar ubicado en las zonas donde existen más consultorios odontológicos.
  • Cerca de Facultades de estomatología.
  • En zonas conocidas donde la oferta se concentra.

En las últimas zonas, va a contar mucho, la capacidad de servicio y la comodidad del proceso de compraventa para que el negocio sea rentable, pero por sobre todo, saber gestionar la guerra de precios que puede darse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *