Cómo seguir siendo el mejor vendedor mes a mes - Overflow.pe

Cómo seguir siendo el mejor vendedor mes a mes

¿Cómo seguir siendo el mejor vendedor mes a mes? Es la pregunta que se hace quien llegó a la primera posición del cuadro de resultados en el equipo y también, los demás integrantes.

Alcanzar ese lugar tan especial y deseado en el equipo de ventas, puede ser para muchos, una foto irrepetible, y para pocos, un lugar cálido y habitual.

Todos los que hemos sido, somos y seguiremos siendo vendedores, sabemos que el mes inicia con los resultados en cero, para todos, y el resto es volver a convertirte en el tipo de vendedor que eres.

¿Eres el mejor? En este artículo voy a intentar explicar qué es lo que te podría ubicar en el primer lugar siempre que tu mente lo permita. 😉



¿Qué se siente estar en el primer lugar en ventas?

Para quienes llevan las ventas en las venas, este lugar es simplemente "la gloria" en toda su dimensión, pero como toda "cúspide del éxito", inmediatamente se convierte en el durísimo reto de volver a estar justo allí.

¿Mirar hacia atrás e identificar qué hicimos y por qué logramos lo que obtuvimos como vendedores, puede ser útil?

Algunos dicen que sí, otros que las circunstancias, mes a mes, son diferentes, que también influye el desgaste de la mayoría y que los clientes pueden acabarse.

Volver al mismo primer lugar en ventas, sin embargo, no es un asunto de cuota o resultados, únicamente, sino de enfoque, pasión, visión, compromiso y mucho más.

La lista de visión comercial que sigue, no sólo no está cerrada, sino plantea uno de los retos más complejos para la mente comercial que quiera asumirla.

No olvidemos que todos los meses, como vendedores, empezamos desde cero y debemos subir otra vez, la escalera del éxito.

1. Ser mejor persona

De todas formas influye en ser mejor vendedor, convertir todas tus falencias en presencias importantes, a favor de tu desarrollo personal.

Es por ello que aprender algo nuevo, como una capacidad o competencia, que pueda ayudar a tu labor, a la de tus compañeros, a tu familia, amigos o entorno, siempre te ayudará a seguir escalando.

Aprender a gastarse bromas consigo mismo, tener claro cómo manejar el optimismo, y asumir posiciones de motivación, e inclusive de dirección comercial sin perder la óptica, forman parte de la vida de los mejores vendedores.

Desarrolla tus talentos, comparte tu personalidad por más loca que esta sea, se feliz contigo mismo, nútrete de los tuyos,descubre que la felicidad y el mundo entero, están siempre a tu alcance, apuntando a ser el mejor vendedor.

Antes de seguir te recomendamos leer: ¿Marca personal o desarrollo personal?

2. Enfocarse en el cliente

El mejor vendedor, no lo es por que esté pensando en cómo llenar su billetera, en realidad hace todo lo contrario.

Su principal preocupación, es vender soluciones que permitan que la ventaja principal, esté del lado de su cliente.

Sabe, que un cliente busca una relación o beneficio directo entre lo que va a comprarle, y lo que va a obtener.

Pero no es fácil ni simple, establecer la relación, por eso, el mejor vendedor, enseña a producir éxito, a su cliente, con su producto y servicio.

Una de las herramientas más útiles en ese sentido, son su "batería de preguntas" para conocer todas las necesidades de su cliente y junto a ella, el criterio adecuado y la empatía necesarias, para efectuarlas oportunamente y obtener información clave.

Artículo sugerido: ¿Por qué el enfoque en el cliente es importante?



3. Conoce, aprecia, cree y se siente a favor de lo que vende

No podemos pretender vender con éxito, si primero no hemos "comprado" nosotros, aquello que vendemos.

El mejor vendedor sabe por experiencia, que los mejores negocios, llevan pasión por dentro y por ello, estudia, entiende, respeta y se convoca así mismo hacia todos los objetivos que aporta su producto o servicio.

Saber qué se tiene bajo la manga, genera oportunidades de cierre magistrales.

Creer en lo que vende, aporta autoconfianza, seguridad y convicción, y frente a ello se crea la confianza que el cliente necesita ver y sentir.

Estar a favor de lo que se vende crea veracidad, por que por más errores que puedan aparecer, siempre existirá en el mejor vendedor, el espíritu de lucha por su empresa y por su cliente, al mismo tiempo, balanceados.

Importante: El aprendizaje en torno a la creación de argumentos comerciales, necesita de este tipo de creencias y no sólo de fusionar una característica de nuestro producto con una necesidad descubierta en el futuro cliente.

4. Practica ser eficaz

El mejor vendedor siempre tiene una noción clara sobre el uso de los recursos disponibles antes, durante y después del proceso de ventas.

Entiende de oportunidad y del efecto que causa disponer de los recursos a favor del cliente con los que se cuenta para informar, mostrar, crear interés, motivar, y los utiliza con ética de por medio.

Toma el aprendizaje como un recurso importante, teniendo en cuenta que las técnicas de ventas o las tácticas, aportan claramente una distancia entre lograr lo que la mayoría logra y alcanzar la excelencia.

Por tanto, aplica lo que le enseñen y en todo caso, crea la mejor versión sobre la dinámica de prueba-error-rediseño.

Un mejor vendedor, cuando se trata de exigir recursos, primero ha explotado al máximo los que tiene, buscando cómo hacerlos más eficaces a favor de su estrategia comercial.

5. Es humilde y controla su ego

Saber callar, aceptar la importancia del silencio, escuchar de forma activa y real, tomar en cuenta lo que le dice su cliente, son actitudes que demuestran un autocontrol a prueba de emociones.

El mejor vendedor sabe que, de lo que se trata, es de tener como "input" las emociones del cliente, no las suyas y para eso, se enfoca - no en doblegarse a si mismo- sino en controlar su ego y transformarlo.

La humildad enseña gran parte de cómo lograrlo, pero no es un valor con el cual puedas ir como a una batalla, necesitas, luego de ganarla, cultivarla.



6. Se enfoca en la auto-gerencia

Los mejores vendedores practican las mismas claves de gestión en la que se enfocan los Gerentes al Administrar.

  • Organizar
  • Controlar
  • Planificar
  • y Dirigir

Y lo hacen entorno a un Plan de trabajo claro, para con el cual son fieles por que saben que en ello está uno de los grandes secretos de las ventas: ser nuestros propios Gerentes.

El mejor vendedor sabe que es un asunto ineludible y no negociable, el hecho de practicar a raja tabla, la fidelidad con uno mismo, en este camino, respecto del plan y respecto de las actividades que Auto-Gerenciarse supone.

7. Es altamente sociable

A pesar de que la lógica que aplica el mejor vendedor es simple: Dado que mi trabajo se realiza con personas, necesito conocer personas, no todos los vendedores siguen esta dinámica sencilla.

Quizá por que conocer personas, en realidad, está tan asociado a vender, que sólo el mejor vendedor separa las cosas y tiene una vida social profundamente interesante.

Él sabe que al multiplicar sus contactos, y establecer las mejores y verdaderas relaciones, será más fácil abrirse camino en el mundo de las ventas.

¿Finalmente qué son los mercados si no más y más relaciones entre personas?

No vayas por ahí buscando amigos sólo para venderles algo, eso destruye tu futuro y el de ellos también.

Ser sociable, no significa tener vergüenza de mostrarse pensando que luego, vas a vender.

Es al revés, se tu mismo y todos querrán comprarte por ser alguien socialmente confiable.

Esto sin duda alguna - y quiero remarcarlo- jamás funciona en modo "personaje", si no eres socialmente verdadero, tu espíritu comercial a beneficio de tus futuros clientes pende de un hilo.

Algo más: el poderoso efecto boca-a-boca tiene aquí su naciente potencial.

8. Aprende de todos sus clientes

No hay algo que más fascine a un buen vendedor, que aprender de sus clientes.

De hecho es una de las más importantes consecuencias y explica más del 50% de las ventas, porque viene de saber escuchar.

Te darás cuenta entonces, que el mejor vendedor del equipo, además de saber escuchar, sabe aprender y lo hace de todos sus clientes.

No existe cliente alguno, por menor volumen de compra que implique, del cual no aprenda algo.

Entonces, si quieres ser el mejor vendedor, necesitas enfocarte en aprender de todos tus clientes, como de tus mejores profesores.

Consejo: Una cosa son las preguntas para vender, y otras, las que necesitas hacer para aprender.



9. Controla sus emociones

Para ser el mejor, necesitas serlo también en lo emocional, y no sólo cuando estás con tus clientes, sino cuando formas parte del equipo.

Por eso vemos que los mejores vendedores saben hacer los mejores chistes, pero jamás se quedan en ese espacio en el resto de sus actividades.

Controla tu lado emocional, el profesional de ventas es más bien un analista y estratega operativo, allí donde todo tiene un motivo de estudio, de admiración, de aprecio, y no una razón para vivir en los extremos, lamentándote o explotando.

10. Es capaz de enseñar a sus compañeros

Existen vendedores que se ubican en lo mejor de la tabla de resultados, que practican la exclusividad, marcan barreras, bloquean a los demás, y no dan a conocer absolutamente nada de su trabajo.

Sin embargo, el mejor vendedor, el más difícil de encontrar, tiene los resultados, está en el primer lugar en la tabla, y busca que sus compañeros también lo estén.

Sabe, que las diferencias no están en lo que él pueda enseñar, y los demás aprender, sino en cómo se enfrentarán a si mismo, con el conocimiento.

Aún así, busca aportar competitividad y cuando es consultado, aporta los resultados de sus hallazgos, ya sea en lo personal, en el campo, o en los espacios formales donde se practiquen clínicas de ventas.

11. Es altamente creativo y flexible

El mejor vendedor del equipo,como todos, puede llegar a "ponerle peros" a las normas, pero lo hace mostrando flexibilidad y propuestas creativas.

Es creativo porque conoce el esquema de gestión, las pautas y las respeta, sin embargo, propone salidas a los problemas que se presentan.

Para lograrlo sabe cómo negociar adecuadamente, analizando qué compromisos pueden establecerse, de forma creativa, real y ética, para establecer la solución y alcanzar el éxito en ventas.

Muchas veces, son los mejores vendedores quienes se convierten en la fuente de cambio, nuevas propuestas, mejoras en la organización y nuevas fórmulas de gestión y procesos de soporte al área de ventas.



12. Se enfoca en obtener resultados

El mejor vendedor no se enfrasca en excusas para intentar demostrar por qué no vendió un día cualquiera.

Su visión apunta a transformar todos los días, en días de éxito en ventas y para lograrlo sabe cómo se relación los resultados con el trabajo de un vendedor profesional.

Ejemplos de esta visión son:

  • Prospectar sin detenerse.
  • Estudiar el producto de forma constante.
  • Pensar en la creación de argumentos para resolver objeciones que no pudo resolver.
  • Realizar el seguimiento sin olvidar ningún prospecto.
  • Solicitar referidos en todos sus cierres positivos.
  • Aplicar al máximo, todo los aportes anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *