¿Cómo construir equipos de trabajo?

¿Cómo construir equipos de trabajo?

Construir equipos de trabajo es uno de los objetivos más importantes pues supone el desarrollo enfoques o visiones que consideran a la colectividad como más importante frente a la individualidad, sin desprestigiarla.

Los equipos de trabajo son de largo, una de las ventajas más importantes en el emprendimiento actual, capaces de crear distancias competitivas importantes para clientes, proveedores y otros grupos de interés.

Los equipos de trabajo de verdad se crean solos

¿Qué es un equipo de trabajo?

"Equipo de trabajo", "colaboradores", "trabajadores", "staff", "organigrama", son términos que definen la relación que comparten un grupo de personas entre sí, dentro de las organizaciones.

Sus intereses se fusionan y generan valor, para lograr establecer caminos, a pesar de cualquier tipo de diferencia, situación o desventaja.

Los equipos de trabajo manifiestan el potencial real para reflexionar, aprender, reenfocarse, rediseñar, alentar y volver a empezar desde cero, o desde el punto en el que se quedaron el estado de los logros.

Se trata de las personas que nos acompañan y se acompañan así mismos, en la tarea diaria de obtener resultados.

 

¿Realmente fallan los equipos?

Fallar es algo inevitable, pues forma parte de la naturaleza humana. El error como tal, debe aceptarse en lugar de indagarse o explicarse.

Pero tomemos nota: Si un equipo es equipo, no falla: detecta oportunidades, aprende, negocia, reorienta, conecta, adecua, persiste, cede, impulsa, corrige. Es decir, para cada posibilidad de error, tiene una reacción eficaz probablemente anticipada.

Sin embargo, en las organizaciones existe una lucha permanente entre exigir resultados y definir al equipo como tal, lo que implanta inestabilidad e improductividad.

No permitir a un equipo alcanzar definición, lo acerca de forma permanente a estados de convivencia nocivos y errores que no crean oportunidades. 

 

Necesitamos cambiar nuestra visión

Debemos entender qué no crea equipos de trabajo y para ello propondré una lista de actividades importantes que justamente no explican la creación de equipos:

  • La selección y contratación de personal aún así esté basada en el mejor diseño del perfil de puestos.
  • La existencia de un organigrama respetado y nutrido para que la organización funcione.
  • La implementación de una oficina con todo tipo de beneficios, instrumentos, herramientas y comodidades.
  • Las políticas y definiciones de recursos humanos que contribuyen a crear entornos de trabajo ideales.
  • El impulso o velocidad con que los programas y actividades se imponen.
  • El cronograma de reuniones jefaturales o gerenciales previamente publicado o enviado por e-mail.

Y los ejemplos pueden seguir añadiéndose.

 

 

Podemos desarrollar actividades que creen las condiciones para que el equipo nazca

¿Vivimos a favor de los equipos de trabajo?

 

Se piensa que lo siguiente genera problemas:

  • Los efectos de la monotonía.
  • Los retos permanentes.
  • La presión laboral.
  • El desgaste del día a día.
  • La incorporación de nuevos colaboradores o la salida de los antiguos.
  • La renovación o el rediseño de políticas, tareas, objetivos y metas.
  • Los cambios en el mercado y la empresa en sí misma.
  • La influencia de clientes.
  • La economía de cada persona.

Sin embargo, todo ello son oportunidades que tienen los grupos para reaccionar hacia la construcción del equipo.

Crear balance ayuda a los equipos a nacer

  • Felicidad o satisfacción
  • Entusiasmo por hacer
  • Liderazgo efectivo

Son los 3 aspectos enérgicos que contribuyen a integran la mente de la gente con sus acciones, ayudan a construir realidades duraderas y permiten la existencia de valores y la aceptación del cambio.

Cuando las organizaciones los incluyen, los equipos se crean solos, minuto a minuto, comprometiendo lo individual, por interés y por disfrute con el concepto colectivo.

Entonces, para todo aquello que genere disfuncionalidad, podemos establecer estímulos positivos o fuerzas contrarias que diluyan el estrés:

  • Activar la integración de todos los colaboradores.
  • Valorar y difundir el aporte individual.
  • Abrir el espacio para el diálogo coherente.
  • Reaccionar de forma ágil ante la disfuncionalidad.
  • Definir normas de equipo desde el equipo.
  • Cumplir la ley
  • Desarrollar un comportamiento organizacional coherente, sano y respetuoso.

Comprenden una lista de aplicación muy interesante.

Espero que este artículo les haya sido muy interesante. Esperamos su contacto. ¡Éxitos!

Sergio González Marín
Director Overflow Emprende

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »