¿Cómo construir equipos de trabajo?

¿Cómo construir equipos de trabajo? 6 claves

Compartir:

Construir equipos de trabajo es uno de los objetivos más importantes en el emprendimiento y una de las tareas más retadoras que, como líderes, necesitaremos desarrollar en nuestro negocio.

Para lograrlo, necesitamos concebir un balance adecuado que apueste por la colectividad, frente a la individualidad, sin desprestigiar a esta última, enfocándonos en una apuesta de largo plazo que contribuirá a sembrar ventajas competitivas y diferenciales de impacto en el mercado.

Un buen equipo de trabajo es percibido por los clientes, proveedores y otros grupos de interés, gracias a la efectividad que puede alcanzarse, produciendo más potencia que una buena campaña de publicidad.



¿Cómo construir equipos de trabajo?

Hemos identificado 6 reflexiones que aportan al objetivo de construir equipos de trabajo y hacerlo con éxito. Dentro de cada aspecto revisaremos visiones y objetivos qué desarrollar.

  1. ¿Qué es un equipo de trabajo?
  2. ¿Realmente fallan los equipos?
  3. Debemos entender qué no significa crear equipos de trabajo.
  4. ¿Gestionamos en pro de la creación de nuestros equipos de trabajo?
  5. Crear balance ayuda a los equipos a nacer.

1. ¿Qué es un equipo de trabajo?

"Equipo de trabajo", "colaboradores", "trabajadores", "staff", "organigrama", son términos que definen la relación que comparten un grupo de personas entre sí, dentro de las organizaciones.

Sus intereses se fusionan y generan valor, para lograr establecer caminos, a pesar de cualquier tipo de crisis de equipo, diferencia o desventaja.

Los equipos de trabajo que logran madurar, crean con claridad, espacios para reflexionar y aprender en equipo, reenfocarse, rediseñar, alentar y volver a empezar desde cero, o desde el punto en el que se quedó el estado de sus logros.

Se trata de las personas que nos acompañan y se acompañan así mismos, en la tarea diaria de obtener resultados.

Construir equipos de trabajo va sin embargo, más allá de títulos, cargos, clichés o decisiones formales, legales o contractuales.

 

Necesitamos desarrollar una nueva visión de equipo en las organizaciones - Overflow.pe

2. ¿Realmente fallan los equipos?

Fallar es algo inevitable, pues forma parte de la naturaleza humana. El error como tal, debe aceptarse en lugar de indagarse o explicarse. De hecho errar ayuda a aprender y es una forma de fortalecer el autoestima empresarial, cuando luego se obtiene éxito.

Tomemos nota de algo importante en relación al error cuando hablamos de construir equipos de trabajo:

  • Un verdadero equipo detecta oportunidades, aprende, negocia, reorienta, conecta, adecua, persiste, cede, impulsa o corrige.
  • Para cada posibilidad de error, tiene una reacción eficaz probablemente anticipada.
  • No permitir a un equipo alcanzar definición, lo acerca de forma permanente a estados de convivencia nocivos y errores que no crean oportunidades.

Sin embargo, en las organizaciones existe una lucha permanente por:

  • Exigir resultados sin alentar procesos coherentes.
  • Pensar que de la inestabilidad surgirán los mejores.
  • Alentar el ruido en la comunicación.

Todo ello pone en total riesgo para la productividad, incrementando los errores imperceptibles e inclusive los que se cometen adrede.

 



3. Debemos entender qué no significa crear equipos de trabajo.

Y para ello propondré una lista de actividades importantes que justamente no explican la creación de equipos:

  • La selección y contratación de personal aún así esté basada en el mejor diseño del perfil de puestos.
  • La existencia de un organigrama complejo, para que la organización funcione.
  • La implementación de una oficina con todo tipo de beneficios, instrumentos, herramientas y comodidades.
  • Las políticas y definiciones de recursos humanos que contribuyen a crear entornos de trabajo ideales.
  • El impulso o velocidad con que los programas y actividades se imponen.
  • El cronograma de reuniones jefaturales o gerenciales previamente publicado o enviado por e-mail.

Los emprendedores que lideran equipos, saben muy bien qué no es construir equipos de trabajo, qué pone en riesgo esa construcción y cómo muchas cosas pueden encajar muy bien en otros objetivos y no marcar la diferencia.

 

 

4. ¿Gestionamos en pro de la creación de nuestros equipos de trabajo?

Revise la siguiente lista:

  • Los efectos de la monotonía versus los retos permanentes.
  • La presión laboral y el desgaste del día a día contra la motivación por ir a la oficina.
  • La incorporación de nuevos colaboradores y la salida de los antiguos.
  • La renovación o el rediseño de políticas, tareas, objetivos y metas, sin compartir su desarrollo con los equipos.
  • Los cambios en el mercado y la empresa en sí misma, siempre sorpresivos o mal comunicados.
  • La influencia de clientes, a veces injusta, respecto de la rotación de personal.
  • La economía de cada persona versus la economía empresarial.

Todas estas situaciones, si lo medita, son oportunidades para construir equipos de trabajo o para destruirlos. Es por ello que la gestión necesita enfocarse en aspectos que nutran, resuelva y reflexionen en torno a la maduración y desarrollo de los equipos.

La mejor forma de construir equipos de trabajo para por crear las condiciones para que ello sea viable

5. Crear balance ayuda a los equipos a nacer.

La felicidad o satisfacción, el entusiasmo por hacer y el liderazgo efectivo son 3 aspectos enérgicos que contribuyen en la integración mente-acción de nuestros colaboradores, cuando se trata de crear equipos de trabajo altamente efectivos.

Cuando están presentes en el clima laboral, ayudan a construir realidades duraderas y permiten la aceptación del cambio y algo más, ayudan a que los equipos se construyan  por sí mismos.

Un equipo en balance, minuto a minuto, compromete lo individual al interés grupal, por disfrute colectivo y eso se va notando más conforme se acerca la necesidad de cumplir metas.

Entonces, para todo aquello que genere disfuncionalidad, podemos establecer estímulos positivos o fuerzas contrarias que la combatan:

  • Activar la integración de todos los colaboradores.
  • Valorar y difundir el aporte individual.
  • Abrir el espacio para el diálogo coherente.
  • Reaccionar de forma ágil ante la disfuncionalidad.
  • Definir normas de equipo desde el equipo.
  • Cumplir la ley
  • Desarrollar un comportamiento organizacional coherente, sano y respetuoso.
  • ¡Agrega aquí tu compromiso para con la creación de tu propio equipo!

6. Revisa cómo funcionan las estructuras formales e informales en tu organización

Los equipos se organizan en función del trabajo que realizan. Las áreas y su gestión también ayudan a perfilarlos, de modo que la pregunta: "¿Cómo construir equipos de trabajo?" también puede responderse desde un punto de vista funcional, orientada a la "división del trabajo".

En estos dos artículos puedes obtener mayor información sobre los cuidados de diseño y gestión que debemos tener en cuenta, cuando de organigramas se trata, de modo que podamos siempre monitorear como funcionan las estructuras al interior de nuestro negocio.

 

 

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Publicado el: 19/03/2018 - Actualización: 27/06/2021

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *