12 valores reflexivos que construyen tu éxito emprendedor - Overflow.pe

12 valores reflexivos que construyen tu éxito emprendedor

Llamamos valores reflexivos a aquellas capacidades que podemos desarrollar, muy vinculadas a las habilidades blandas, que desde dentro de nosotros actúan a favor de nuestra forma de relacionarnos con el mundo.

En el ejercicio emprendedor o en el trabajo, actúan como ideas fuerza o impulsos que nos comprometen con mejorías individuales.

Están vinculadas con el auto desarrollo personal y la toma de mejores decisiones, por lo cual necesitamos ponerlos en práctica siempre.

Te recomendamos revisar este artículo antes de continuar: ¿Se puede aplicar el desarrollo personal en los negocios?



Autoestima

Los niveles de autoestima forman las bases de la personalidad, nos brindan seguridad, aportan a nuestro aprecio interiores y ayudan a pensar en tenernos la suficiente cuota de amor propio para vernos como parte integrante y no como excluídos o excluyentes.

En el emprendimiento la autoestima puede ayudar a bloquear la nocividad, las opiniones infundadas, la envidia o el deseo de fracaso, actitudes que enfrentaremos a lo largo de nuestro quehacer emprendedor.

Automotivación

Consiste en aquella capacidad para influir positivamente en nuestro propio estado de ánimo, siendo conscientes que podemos ser los directivos de nuestros propios sentimientos y llevarlos hacia un estado de ánimo que impulse todo lo demás.

En el emprendimiento nos ayuda a superar la frustración, las pérdidas económicas, los negocios que no se concretan, las alianzas que fallan y un sin fin de cosas que pueden menguar nuestro deseo de superación o simplemente, las ganas de seguir.

Autoconocimiento

Aprender a conocernos es vital. Saber qué nos identifica y hacia dónde van nuestras decisiones, gracias a ese gran interior por explorar, ayuda muchísimo a complementar mejor con muchos valores reflexivos.

Un método ampliamente difundido para acercarse a este conocimiento es la aplicación de la Matriz FODA a nuestra persona, como si se tratase de una entidad empresarial.

Otra forma de lograrlo es a través de un diálogo directo con las personas con las cuales nos relacionamos y en este caso, la Ventana de Johari es una herramienta psicológica muy interesante qué considerar.

Te recomendamos leer este artículo: Autoconocimiento: Si me conozco mejor emprenderé mejor.



Autoaceptación

Es un paso importante para ejercer otros valores que permite la reflexión personal.

Aceptarse como el resultado de un sin fin de variables que permitieron nuestra existencia sin juzgamientos, culpas o frustraciones es parte también del camino hacia la felicidad.

Desde la autoaceptación, los emprendedores pueden tener claras sus competencias enprendedoras, valorarlas y aprender a aportarlas junto a otras en equipos.

Autoconfianza

Confiar en nuestras capacidades, decisiones, resultados por obtener, propuestas, aportes en grupo, pensamientos individuales, en cómo percibimos la realidad que nos rodea y sobre todo, en ese todo llamado YO puede ser capaz de explicar el éxito o el fracaso.

Es evidente que la autoconfianza mueve al emprendedor hacia los retos, empujado por visualizaciones positivas de sus capacidades en el marco o escenario en el que se encuentra.

Cuando la autoconfianza no existe, se apagan la energía para estimular la creatividad y los aportes que se generan desde las técnicas de innovación se detienen.

La mejor opción para utilizar la autoconfianza tiene que ver con el manejo de la incertidumbre como una fuente de poder interior.

Autocontrol

Se refiere al manejo adecuado de las emociones como guías de la conducta y nos permite aprender a controlar la expresión de las emociones.

Nos ayuda a reaccionar de la mejor forma posible ante los estímulos que nos afectan y se aplica para cualquier tipo de impulso, bueno, malo, intenso, abrumador, sorpresivo, etc.

Perder el control de las emociones y ser dominados por ellas sólo podría llevarnos a crear una atmósfera negativa o a decir palabras condenadas al arrepentimiento.

De todas los valores reflexivos es el más peligroso si no se ejerce adecuadamente.

Autocrítica

La capacidad de ser objetivo con los demás, al momento de evaluar "pros" y "contras" durante la ejecución de una tarea o la evaluación de un desempeño, puede trasladarse a uno mismo gracias a la Autocrítica.

Es importante enfocarse en uno mismo antes de evaluar a los demás, eso crea un estado de balance importante.

Sin embargo, cuando este valor reflexivo se va a los extremos no es nada bueno pues o desencadena frustraciones o permite justificar la inactividad.

El Autoaprendizaje prescinde de una guía, ser autodidacta implica buscar el método - Overflow.pe



Autoaprendizaje

El autoaprendizaje es consciente de los métodos disponibles para aprender, asumiéndolos sin un profesor o guía de por medio.

Es un tipo de autonomía (ver después) relacionado en exclusiva con la forma como se crea el conocimiento, motivación, entrenamiento y/o acceso a la información.

Autodidacta

Quien practica ser autodidacta es consciente de proveerse de información sin necesidad de ningún método formal sino que es capaz de construir un método o forma directa de acceder y aprender.

La importancia de este valor reflexivo radica importancia de superar la escasez de recursos o de implementar procedimientos creativos con pocos recursos disponibles o al mismo tiempo, la de crear un proceso en medio de elementos con limitaciones.

Autonomía

Tiene que ver con ideas como la independencia en la toma de decisiones o el autogobierno en la conducción del quehacer diario.

Es liderazgo toma mucho de esta capacidad reflexiva para convertirla en parte de su accionar.

La autonomía permite contemplar a los demás, o no, para la toma de decisiones y es muy importante para emprender.

La dependencia emocional por ejemplo, es la forma opuesta, a nivel psicológico, de ser autónomo en lo emocional.

Autosuperación

Muchos de los valores reflexivos que hemos anotado ayudan a responder con el deseo de autosuperación.

Para lograrlo en forma efectiva necesitamos ser conscientes de qué valor tiene nuestro presente y el estado actual de nuestros logros.

La autosuperación es un tipo de motivación que puede ser aplicado al desbloqueo, a vencer paradigmas, a superar miedos, a vencer fracasos, a elevar el estilo de vida, y en general a sobre llevar y sobre pasar cualquier motivo de estancamiento.

Pero cuidado, si no podemos evaluar bien dónde estamos y cuál es el camino correcto, la autosuperación puede convertirse en una fuente de fracaso y frustración al no se comprendida en su integridad.

No existe la autosuperación cuando para alcanzarla se entiende como la humillación del otro o de los demás en cualquiera de sus formas.

Autoayuda

Un paso previo al logro como tal, es la autoayuda. En este caso nos encontramos ante acciones, decisiones y cambios que tomamos desde el interior para comprometernos con el inicio, sostenimiento o finalización de un proceso determinado.

La autoayuda empuja hacia muchos valores reflexivos y es una pieza fundamental para entender en qué momentos es imprescindible dejar de lado las situaciones negativas que nos afectan y emprender un giro.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *