La investigación y su importancia en los negocios

Investigación en los negocios

La investigación y su importancia en los negocios

¿Por qué tomar en serio a la Investigación en los negocios?

En los negocios, sumada a cualquier disciplina empresarial, la investigación es tan buena costumbre, como la mejor de las políticas financieras, tanto que la podría comparar con enfocarse en gastar por debajo del disponible en Caja, ya que necesita disciplina y siempre llega a buen puerto, además de poder ser complementada de muchas maneras positivas. La investigación agrega valor a las ideas preconcebidas, orienta la creatividad y hasta suele ponerle retos controlados, más interesantes y prometedores a nuestra pasión por emprender. De hecho y si lo racionalizamos un poco, somos seres enfocados en ella desde que nacemos y deberíamos trasladar ese enfoque a todo nivel, porque así de “religiosa” es la necesidad, que a veces no sabemos que tenemos, por investigar, profundizar y tomar decisiones basados en sus hallazgos. El Neuromarketing y los procesos de Design thinking y Co-Creation por ejemplo, ejercen hoy tal impacto en la investigación, que existen muchísimos casos en los cuales sus conclusiones han creado fortunas o negocios con un futuro prometedor como mínimo. Deberíamos entonces, aprender más sobre cómo investigar con calidad y adecuar las técnicas y métodos a nuestra realidad empresarial. En este artículo intentaré dar luces sobre las principales cuestiones relacionadas con esta gran tarea.

Imagínese por un momento, un país sin quiebras, con alta calidad de información para todos y excelentes decisiones de negocios, siempre pensando en el cliente. ¿Sólo es cuestión de suerte? ¿Encuentra usted, beneficio en ese escenario ideal? En contraste la ausencia de investigación refuerza aquellas estadísticas que confirman que las empresas cierran en sus primeros años de ejercicio emprendedor. Y si existen variadas razones, no investigar es una de ellas, y probablemente la más importante.

¿Qué ruta seguimos sin decidimos no investigar?

Cuando los emprendedores descubrimos conocimiento sin investigar, digamos por adquisición de experiencia, que es una forma de validar la información sobre las operaciones de nuestro negocio, gastamos más dinero, tiempo y energía: afectamos nuestro estado anímico-financiero y ponemos contra la pared, a nuestra resistencia al fracaso e inclusive afectamos nuestro lado personal-familiar. Las quiebras, que tienen muchos orígenes, llevan implícitas un componente grande y grave de ausencia de investigación e inclusive de auto-formación o adquisición de información producto de la investigación de terceros. Es claro, que cuando se originan tras esa ausencia de investigación, los síntomas son las malas decisiones, enfocadas en el sentimiento endógeno de una o más personas, pero lejos del análisis de un enfoque serio en el comportamiento del cliente o el análisis de la demanda, por ejemplo.

¿Y entonces qué supone Investigar?

Investigar supone un método y una estrategia para la colección de datos, el análisis oportuno y la toma de decisiones, ya que investigar sin poder encontrar información útil en los datos y poder tomar decisiones con esa información, quedaría sólo en el disfrute de la actividad en sí misma, sin más. Los datos, son el resultado de la colección ordenada y clasificada de los eventos que ocurren en torno al cliente, la oferta, la demanda en general, los resultados de nuestras campañas, la opinión respecto de nuestras decisiones o acciones, en fin, podríamos encontrar múltiples enfoques, lo importante es definir un ámbito de investigación, un público u objeto de investigación y un método por el cual podamos encontrar datos. Entre los métodos más utilizados se encuentran la encuesta, la entrevista individual en profundidad y el tradicional focus-group que son elementos base de todas las técnicas actuales de investigación-experiencia con el cliente, que también pueden utilizarse. Así que Investigar supone además de la acción, inversión de tiempo y recursos para poder acercar método y capacidad de colección de datos, al objeto de investigación. Sin duda una inversión muy interesante y muchas veces rentable. Cabe resaltar que se puede investigar antes de empezar un negocio (situación totalmente ideal), durante un negocio o inclusive, tras la quiebra de un negocio, pues en todos los escenarios podremos encontrar hallazgos que nos conduzcan al aprendizaje, entendimiento y conclusiones útiles para la toma de decisiones específicas.

¿Existen riesgos que deban considerarse al Investigar?

Sin duda los hay. Muchas veces forman parte de todo aquello que bloquea al emprendedor por tomar la ruta adecuada, dado que se cree más en los mitos que en el hecho de tomar el control de las acciones de investigación con responsabilidad y buscando la eficacia y efectividad en todo momento.

La mayoría de las veces la Investigación es pre-juzgada y se le asignan resultados equívocos relacionados con las fallas en la definición de los métodos, técnicas, procesos, elección de los ejecutores, entre otros aspectos del quehacer investigador (que ocurren por cierto) y que pueden llevar a la catástrofe si se toman decisiones basadas en hallazgos errados. Sin embargo, el punto clave no es desdeñar los beneficios por que exista la posibilidad implícita del riesgo en la toma de decisiones. Hacerlo, nos llevaría al razonamiento de querer anticiparse a un pésimo resultado sin haber iniciado el proceso como tal. En contraste, el emprendedor debe evaluar y analizar cada hito en el proceso de investigación para verificar su calidad, las técnicas, los métodos y los criterios empleados, ya que ello redundará en la calidad de los datos y será la base perfecta para esas decisiones que necesitamos tomar con mayor certeza.

La Investigación también es percibida como una actividad cara, inundada de procesos por desarrollar,  procesos para definir hipótesis y hallazgos por enumerar, decisiones por tomar y muchísima coordinación de campo o con ejecutores especializados que incrementarán los costos de la empresa. Eso también es real y aunque puede sin duda alguna, reducirse al máximo viable esos costos de investigación, provenientes de la ejecución y la incorporación de responsables, también se pueden medir los costos de no investigar y encontrar que sin duda podrían ser mayores.

¿En qué se relaciona la Investigación con el desarrollo financiero del negocio?

Si fuese comparable la misma empresa, con Investigación versus el estado de la empresa y sus resultados, sin Investigación, encontraríamos las relaciones entre la Investigación y el crecimiento. Felizmente, en el mercado, existen muchas empresas que se guían de los hallazgos de centros de investigación o en las propuestas de analistas, escritores de empresa y en general en datos que pueden obtener de formas simples, sencillas pero válidas y encuentran que trabajar basados en esos datos es mejor que no hacerlo e ir a ciegas de cara al mercado.

Como hemos anotado los costos de no investigar podrían ser mayores. Estos costos suelen estar asociados con malas decisiones, despidos, cierre de proyectos, pérdidas en ventas, gastos innecesarios, etc. Entiendo que lo más importante que podríamos decir tiene que ver con los flujos de «gastos truncos» que no alcanzaron estados de retorno, es decir gastos sin correlato de rentabilidad. Este escenario financiero no es el que se desea sobrellevar, ni debería formar parte de una «lógica luchadora» que muchos aceptan por que simplemente «eso es hacer negocio». Los gastos innecesarios producto de no tomar en cuenta a la Investigación podrían alcanzar mayores niveles y terminar en una realidad tal, que simplemente se consideren pérdidas contables irreparables. Lo coherente es encontrar el balance adecuado sabiendo de antemano, que tras los hallazgos encontrados, existe un horizonte de ventajas que aprovecharemos para llevar nuestra empresa y su resultado a otro nivel.

 

Sergio González Marín
Director – OVERFLOW
http://www,overflow.pe
https://www.facebook.com/overflowpe 

 

Boletín Overflow

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *