Mercados de abasto masivo: 8 cambios urgentes - Overflow.pe

Mercados de abasto: 8 cambios urgentes

Compartir:

Los mercados de abasto masivo necesitan ejecutar cambios de forma constante para dejar de ser el foco de contagio que hoy son, y convertirse en la solución para el abastecimiento regular, que si bien, no será como antes, al menos deberá tener mejores niveles de cuidado.

Los mercados de abasto, los super mercados o mercados de marca propia, las cadenas retail y en último lugar los mercados zonales, mayoristas o mercados de distrito, si bien han cambiado desde que la cuarentena que nos tomó por sorpresa, aún necesitan desarrollar nuevos esquemas.

Va a depender mucho de nosotros los clientes, tanto como de las normas que el Gobierno emita, que la salubridad se convierta en lo habitual.



Mercados de abasto masivo: 8 cambios urgentes

Los criterios donde más cambios se han presentado y se proponen en los mercados de abasto masivo son:

  1. Enfoque de ventas y atención Digital
  2. Servicio de Delivery
  3. Control de la cola de ingreso al mercado.
  4. Asignación de tiempos de compra.
  5. Separación social y rediseño de la ruta de compras.
  6. Compras y abastecimiento de anaqueles.
  7. Atención presencial y perfil del trabajador/vendedor
  8. Procesos de limpieza durante el horario de atención

1. Enfoque de ventas y atención Digital

El desarrollo o implementación de los sistemas de comercio electrónico en los mercados de abasto masivo, es un proceso lento que por lo pronto está más presente en los Supermercados.

La mayoría sin embargo, o ha fallado a consecuencia de la alta demanda, o ha preferido atomizar el tema puesto por puesto (en mercados de abasto formados por asociaciones) en términos generales, la digitalización solo se ha dado vía herramientas como WhatsApp de forma masiva.

En cuanto a la experiencia digital desde sitios web algunos Supermercados sobre todo, han fallado en colectar entregas y entregarlas tras 1 a 2 semanas, yendo contra la necesidad lógica de un pedido atendido en un máximo de 48 horas.

Hace poco hablamos de los Minimarkets cuyos procesos de entrega están más acotados y forman parte de su estrategia principal.

2. Servicio de Delivery en los mercados

Los mercados de abasto masivo, necesitan trabajar mucho más en la confianza que pueden ofrecer al desarrollar el servicio delivery, ahora que ya está autorizado y definido en un protocolo en la mayoría de países.

Deben enfocarse en mejorar la experiencia para el cliente, que en muchos casos no está siendo calificada como la mejor.

Si se va a implementar, sugerimos que se mantenga a los compradores internos recogiendo los productos, almacenándolos en la sala, y al mismo tiempo acelerar el proceso por el bien de no contribuir al perjuicio de la crisis de salubridad actual.

En el caso de los Mercados de abasto formados por tiendas asociadas, la sugerencia pasa por asociarse en cuanto al uso de un solo proveedor de delivery, que pueda sustituir a los colectores internos y abastecer la demanda, en lugar de contar con muchos repartidores, que tugurizan las góndolas, tiendas y espacios disponibles, sumándose a los compradores.

3. Control de la cola de ingreso al mercado.

Hemos tenido colas extensas por largas horas, principalmente por errores en la asignación del horario de servicio de los mercados, ya sea por las normas del gobierno como por las autoimpuestas por los mercados, como consecuencia de las primeras y para poder cumplir a tiempo con la cuarentena.

Los mercados, como focos de aglomeración, deben mantener horarios amplios, el enfoque debe estar centrado en:

  • Reducir la asistencia por hora
  • Mantener la distancia social fuera y dentro del local
  • Tanto como organizar la cola, debidamente abastecida de lo que corresponda: guantes*, tapabocas, gel antibacterial, etc.

Los exteriores del mercado deben organizarse de modo que no existan ambulantes que limitan y reducen el espacio de contacto por vender.

4. Asignación de tiempos de compra.

Se ha establecido que una mayor permanencia conlleva a un mayor riesgo de contagio, en cierta medida, los mercados de abasto masivo, debería de algún modo controlar el tiempo de compras dentro del mercado.

Algunas medidas que podrían apoyar serían:

  • Entrega de señas para recoger un número limitado de productos
  • De modo que al recogerlos, un empleado puede recoger las señas
  • O en caja solo puede comprar según el máximo número de señas.

De este modo una tarjeta, ticket o cualquier tipo de distintivo puede limitar el tiempo de compra en función del número de productos que puede comprarse como mínimo.

Solicitando el DNI, la tarjeta de puntos u otro tipo de registro más, las personas podrían acumular un tope de seña máximo.

En países como los de Latinoamérica, una campaña de concientización y señalética, podría ayudar a que las personas entiendan que hoy ya no podemos ir a pasear o a estirar las piernas a los mercados de abasto masivo.

5. Separación social y rediseño de la ruta de compras.

Los mercados de abasto masivo, han olvidado que la separación social también debe controlarse dentro del espacio de compras y que ese control, implica un cambio en la ruta de compras.

Las normas relacionadas con los rubros de negocios en función de qué venden no están del todo claras porque por un lado vemos productos de primera necesidad ofreciéndose en mercados, y por otro, productos que no tienen relación con esta categoría ocupando espacio que podría ser utilizado en una nueva distribución.

Los carritos con personas, separados por 1 metro podrían estar separados en 3 o 4 tipos de colas, según los productos que pueden cargar a su carrito con el solo hecho de pasar (y no volver a hacerlo) por una ruta específica.

El sistema de anaqueles en paralelo, genera demasiado contacto cercano a pesar del carrito, corredores atorados y hasta problemas emocionales, que pueden resolverse en tránsitos directos y cerrados.

Por ejemplo:

  • Carnes y empacados de carnes
  • Verduras, frutas y empacados de ambas
  • Envases de cualquier tipo congelados o no
  • Productos en cajas, empaques o paquetes menores.
  • Productos de limpieza.

5 rutas dentro de un supermercado, que no se puedan volver a transitar, y por donde todos los clientes pasen, además de un sistema de abastecimiento inteligente u operado por responsable de cada zona, acelerarían los procesos de compra, sobre todo si el cliente puede elegir a donde entrar, y si se limita a un máximo de 3 selecciones, cada visita.

6. Compras y abastecimiento de anaqueles.

Las limitaciones en la importación debido al cierre de fronteras y reducción del comercio exterior, ha impedido que muchos mercados cuenten con productos extranjeros y se manejen únicamente, o el abastecimiento de la producción local o almacenes de reserva con compras anualizadas.

La demanda inicialmente exagerada ha caído, luego de la corrección de horarios de atención, en un proceso donde el acumulado de compras mínimo va desde los 3 a 5 días hasta los 9 a 15 días.

Aún así se ven en los supermercados, productos que no necesariamente sostienen dietas balanceadas, a pesar de que una oportunidad que tienen estos centros de abasto es la de adquirir producción nacional en mayor medida.

Los anaqueles se quedan vacíos por acción de la desesperación de la demanda, cuando, por un sentido social dado el momento actual, los mercados de abasto masivo deberían asignar cantidades máximas, en unidades, para comprar productos de primera necesidad y así, controlar mejor los anaqueles.

Un punto importante a considerar es el modelo de la venta de pan que supone el pesaje previo y empaquetado de unidades estándar para evitar que el cliente toque el producto, este proceso puede ayudar a reducir tiempo y espacio.



Rutas de compras en los mercados de abasto masivo deben cambiar - Overflow.pe

7. Atención presencial y perfil del trabajador/vendedor

Conscientes del riesgo de contagio que suponen las únicas aglomeraciones autorizadas, después de lo que ocurre en los Bancos, los trabajadores del sector necesitan desarrollar competencias clave como las de:

  • Mantener un elevado autocontrol emocional.
  • Elevar considerablemente los niveles de empatía.
  • Dominar adecuadamente la comunicación a todo nivel dado el uso de mascarillas.
  • Saber dar indicaciones con relación a la política que establece la ruta de ventas que se elija.

La atención presencial debería ayudar al cliente a cumplir con las normas de salubridad que todo Mercado debe mantener, evitando aglomeraciones innecesarias y controlando el uso de la mascarilla, lentes o guantes según sea el caso.

De todo ello va a depender que las salas de compras no se conviertan en lugares donde el miedo termine en malos ratos o silenciosamente, el mercado de abasto masivo, se convierta en un centro de contagio masivo.

8. Procesos de limpieza durante el horario de atención

Muchos mercados mantienen los procesos de limpieza de cierre y apertura, sobre todo los que están relacionados al usuario y al espacio.

Hoy se están implementando la limpieza de elementos nuevos dispuestos en caja para la protección de empleados, la zona donde se colocan los productos antes de anotarlos, el cambio de guantes, y la zona de recojo de bolsas listas para la salida del cliente.

Los carritos de compras, propios o ajenos, deberían desinfectarse en la puerta del establecimiento se trata del tipo de mercado masivo de abasto que se considere.

En algunos casos, el uso de gel sobre guantes o manos es válido tanto como el uso de desinfectante en plantas de los pies.

Al final del artículo puedes encontrar diversos aportes relacionados al tema y normativas que se han aprobado para mejorar la salubridad de los mercados de abastos en el Perú.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *