Efecto Pigmalión en los negocios: 6 alcances

Efecto Pigmalión en los negocios: 6 alcances

Compartir:

¿Cómo te has sentido cuando alguien te dice que lograrás aquello que buscas a pesar de tus dudas actuales? ¿O cuando te dicen que no estás capacitado o formado para el puesto que se está buscando? ¿Cómo te fue cuando te calificaron delante del equipo como uno de los peores integrantes del mismo? ¿Recuerdas con mejores sentimientos a una jefa o jefe que te impulsó con sólo creer en ti antes de lograr lo que ambos buscaban?

Si nuestras expectativas afirman esas palabras, nos enfrentamos a un efecto que modela nuestra percepción del mundo, de los retos y de nuestro propio ser: El efecto Pigmalión.

Se trata del riesgo de la comunicación entre seres humanos, tiene que ver con cómo asumimos el significado de las palabras y las materializamos: "la profecía cumplida" le dicen, y en el fondo se trata de un poder de aceptación que para mal o para bien, en todo sentido, nos puede afectar.

 



 

Gestión del Efecto Pigmalión en el trabajo y los equipos

En los talleres que desarrollamos, relacionados con la adquisición de Habilidades Blandas, incorporamos este valioso tema, compartiendo las claves más importantes que impactan en los equipos al momento de poner en práctica esas habilidades sociales que tanto ayudan a conseguir el éxito.

Aquí vamos con 6 de esos alcances:

  1. ¿De qué va el Efecto Pigmalión en los negocios?
  2. Rol de nuestras creencias, pensamientos y decisiones sociales.
  3. Construcción del comportamiento y clima laboral.
  4. Efecto Pigmalión: negativo y positivo.
  5. Cómo deberíamos actuar en el trabajo
  6. Gestión individual del efecto Pigmalión.

1. ¿De qué va el Efecto Pigmalión en los negocios?

Negar el impacto que entre todos los seres humanos tenemos al comunicarnos, sería como "tapar el sol con un dedo". Antes, relacionaba el término "fortaleza mental" con aquella capacidad para no dejarse influenciar, ser terco en la vida (serlo en positivo) y no permitir que ninguna idea nociva, nos alcance.

Sin embargo, tras estudiar este efecto, ponerlo en práctica con mi hijo, familia, pareja y con los equipos que he gestionado, caí en la cuenta, que no se trata de resistirse o tener esa "fortaleza", se trata de que sea como sea, somos seres que intercambiamos pensamientos y los hacemos realidad.

El Efecto Pigmalión, nos puede hacer pisar un pantano de saboteo emocional inconsciente, o una enorme carretera de motivaciones donde el éxito se sucede de forma constante. En el primer caso, podemos atravesar un bloqueo hiriente, y en el segundo, un despertar maravilloso.

¿De qué depende? No solamente de cómo tomamos las palabras de los demás, de la jerarquía que asignamos al emisor del mensaje, del mensaje y sus componentes, depende de algo importante: ser seres humanos interrelacionados.

En lo positivo, o en lo negativo, con eso basta para crecer o derrumbarse. Lo importante, es ser conscientes del poder de nuestra comunicación en lo emocional, y usarla para lo mejor posible.



 

El Efecto Pigmalión conecta el conocimiento sobre habilidades blandas con el ejercicio específico de una mejor interrelación humana en el trabajo

2. Rol de nuestras creencias, pensamientos y decisiones sociales.

Nuestra mente, conduce el comportamiento y nuestro comportamiento crea y define la dimensión personal o individual de nuestro éxito, lo que en términos de negocios o de equipos, aporta absolutamente al éxito empresarial o emprendedor.

El cuidado de nuestra salud mental laboral es importante, tanto como entender de qué forma aportamos al clima laboral desde la interrelación humana, en los negocios.

Si somos capaces de influir positivamente en nosotros mismos, aportaremos a los demás con la misma energía, de otro modo, haremos que todo decaiga, o se degrade.

El esquema de valores, la percepción de la realidad, el proceso de nuestros pensamientos, todo ello, nos lleva a la elección de las palabras, los tonos, los temas y lo que compartimos con los demás.

Muchas veces, decirle algo a alguien acerca de cómo vemos su desempeño, viene de cómo vemos el mundo y qué pensamos acerca de cómo esa persona encaja allí, entre nuestras conclusiones.

3. Construcción del comportamiento y clima laboral.

El Efecto Pigmalión, demuestra que podemos tener muchas expectativas de los demás, super valorar a las personas, creer en el liderazgo positivo, pero también en el negativo, y llegar a creer para bien o para mal, en lo que digan las personas que nos supervisan, por ejemplo.

Es por ello, que las personas que terminan abandonando su trabajo, no toman esa decisión únicamente por dinero. En muchos casos, están cansadas de materializar en su vida, todo lo que les dicen en el trabajo, de forma nociva.

El clima laboral, no es una política escrita con letras hermosas, frases motivadoras, elementos de merchandising o eventos cada cierto tiempo en la oficina. Si está mal gestionado, forma parte de aquel "organigrama oculto" que muchas veces está asociado al chisme, a la inequidad, a las injusticias o a la ausencia de meritocracia.

Sin embargo, las organizaciones que entienden el clima laboral como la consecuencia de la interrelación, centrada en habilidades blandas y bajo la mirada del Efecto Pigmalión en los negocios, no sólo construyen un ambiente positivo orientado al éxito, son capaces de encontrar sistemáticamente, como funciona y por tanto pueden duplicarlo a favor de todos, no solo del negocio.

4. Efecto Pigmalión: negativo y positivo.

Existen jefes que piensan que gritar, presionar, insultar, manipular, humillar, generar contención emocional, o inclusive, negar el aporte de sus subordinados (nótese el concepto "subordinados"), está muy bien, porque de esa forma "militarizada" se puede lograr más.

Yo he sido un jefe de ese estilo y aprendí que no sólo contribuía con la alta rotación, sino que dejaba de ver en el proceso de incorporación, el valor que otra visión habría catapultado a cualquier persona hacia el éxito de equipo en mi organización.

El lado positivo del Efecto Pigmalión, es que podemos dejar de lado palabras duras, la pésima costumbre de usar el error para juzgar y declarar incompetencias, para reemplazar sentimientos de pérdida, fracaso, anulación, frustración, ira, proyección y "contagio de creencias negativas", para cambiar todo el clima laboral, prácticamente de una semana a otra, hacia el logro y la motivación de la acción y la toma de decisiones.

La opción militarizada es válida en una organización donde uno acepta esa norma, no en otra, donde uno ingresa a formar parte con la expectativa de aportar su talento, diferencia, su propia voz, y ascender sobre todo.

5. Cómo deberíamos actuar en el trabajo

Aquí algunos ejemplos de impacto, utilizando el Efecto Pigmalión en positivo a favor de nuestro emprendimiento y de nosotros mismos:

  1. Si alguien es bueno haciendo lo que hace: dilo.
  2. Es posible llamar la atención sobre el error señalando un versus entre el aprendizaje y el perjuicio creado, sin humillar a nadie.
  3. Si creemos que alguien no tiene las habilidades, no lo distanciemos, ni lo alejemos de las acciones del trabajo: busquemos en sus creencias, para fortalecer sus convicciones.
  4. Optemos por elegir a los participantes de los proyectos, sin fijarnos en primero juzgarles, sino en integrarlos en un equipo capaz de trabajar uniendo diferencias y distancias.
  5. Aquello de que la confianza se gana, es cierto, es bueno, pero no es completo: la confianza es la consecuencia de un trabajo de interrelación, dejemos de partir desde la desconfianza por pura percepción.

Si estás interesado en recibir formación sobre este tema, a través de nuestro Taller de Habilidades Blandas, aprenderás tácticas de equipo personalizadas, que trabajaremos en forma conjunta.

Vídeo recomendado sobre el Efecto Pigmalión

El Canal de YouTube: Escuela de educadores, nos presenta una campaña publicitaria muy interesante que explica el Efecto Pigmalión.

6. Gestión individual del efecto Pigmalión.

El Efecto Pigmalión, tiene la ventaja de convertirse en el conector entre el conocimiento del impacto de las habilidades blandas en el clima laboral, y la práctica de una mejor interrelación humana en el trabajo.

Conocer y practicar lo aprendido es importante. Por ello aportamos herramientas individuales que ayudan a cada integrante del equipo a gestionar individualmente este efecto de conexión.

El trabajo del ego y su impacto en las creencias, la visión de la vida y sobre lo que debe o no hacerse, debe o no ocurrir, es una de esos espacios humanos donde nos centramos, además de otros 5 aspectos complementarios.

En cuanto al ego, 3 son los aspectos más importantes:

  • Reconocer nuestros defectos antes que los de los demás.
  • Identificar lo mejor de nosotros, para aportar a los demás.
  • Ser coherente con lo que decimos, porque antes lo hicimos.

El Efecto Pigmalión en los negocios: 6 alcances

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha de publicación: 04/07/2022

Contenido recomendado en Overflow.pe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responde por favor: 6 + 4 =