Comunicación efectiva: 20 claves para desarrollarla - Overflow.pe

Comunicación efectiva: 20 claves para desarrollarla

Compartir:

Si se trata de enumerar para poner en práctica las mejores pautas para una comunicación efectiva, debemos considerar nuestro desempeño oral y escrito, nuestra capacidad humana de comunicarnos gestualmente y el poder de nuestro cuerpo para transmitir mensajes.

Sin embargo, algo más importante alrededor de la comunicación eficaz, tiene que ver con que si bien podemos revisar y poner en práctica, muchas reglas disponibles, lo más aconsejable sería, vivirlas, experimentarlas, sentirlas y expresarlas por que creemos en ellas.

No se trata de crear una imagen plástica o utilizar tips en los que solo nos preocupa resolver aspectos temporales, necesitamos utilizar la comunicación, que es una de las habilidades blandas más importantes, para construir el reto de un desarrollo humano particularmente especial.



Las 20 claves que nos permitirán apostar por una comunicación efectiva verdadera

  1. Cultiva el conocimiento.
  2. Aprende sobre comunicación humana.
  3. Empezar por dentro: elimina barreras de comunicación.
  4. Valora el aprendizaje de las reglas del idioma.
  5. Reconoce la manifestación cultural y artística como un sistema de comunicación.
  6. Desarrolla la capacidad de alta escucha.
  7. Jamás dejes de preguntar.
  8. Sí, el tono siempre es importante.
  9. La empatía es clave en la comunicación.
  10. Comunicarse implica hacerlo a todo nivel.
  11. Ni breve, ni extenso: ¡Entretenido!
  12. Sincroniza tus palabras con tu perfil gestual.
  13. Ni positivo, ni negativo: ¡Real y contundente!
  14. Atento, calmado y estratégico.
  15. Fluye junto a un alto nivel de confianza.
  16. Alta intromisión versus Liderazgo comunicacional.
  17. Pensar, escribir y hablar.
  18. Pule el efecto de tu naturaleza comunicativa.
  19. Supera el perfil de tu mundo digital.
  20. Aprende cuando quedarte callado.

1. Cultiva el conocimiento.

En cualquier forma de comunicación, el conocimiento aporta mayor poder.

Lo hace, porque el comunicador puede concentrarse en la técnica específica y menos en el contenido, dado que lo domina.

Cuando sabes, fluyes y comunicas mejor. Revisa la clave número 15 que señala la importancia de fluir.

Antes de seguir revisa: ¿Cómo promover un eficiente aprendizaje en equipo?

2. Aprende sobre comunicación humana.

El ser humano es sin lugar a dudas el único mamífero capaz de imitar la comunicación de cualquier especie, acercándose en ocasiones, de forma sorprendente.

La voz, los gestos, el cuerpo, el silencio son aspectos humanos que necesitamos explorar y sobre todo aprender por una sencilla razón: el 99% de nuestra comunicación estará gestionada entre nosotros.

¡Entonces, a estudiar!

Revisa: 6 habilidades blandas que ayudan a la comunicación

3. Empezar por dentro: elimina barreras de comunicación

No existe mejor forma de comenzar a adquirir la capacidad de comunicación que explorar en nuestro interior, los bloqueos, pensamientos negativos, paradigmas, ideas pre concebidas y todo aquello que nos impida comunicarnos de forma real y efectiva.

Para ejercer una comunicación efectiva, necesitamos fluir. Las barreras de comunicación no ayudan.

Por ejemplo:

  • Debemos dejar de distraernos si alguien en el auditorio pone una "mala cara", y más bien, buscar el motivo, encarar la situación - si existe- y superar el hecho para poder seguir adelante.
  • Es imprescindible que abandonemos de forma inmediata las conversaciones de enfrentamiento pues nos llevan a una práctica errónea que no nos ayuda a forjar capacidades profesionales de comunicación.

Revisa: Estar en desacuerdo no implica falta de respeto

4. Valora el aprendizaje de las reglas del idioma.

Mucho de la comunicación escrita se puede mal interpretar si no somos consistentes al elaborarla.

Están de moda los memes ortográficos que nos demuestran cómo cambia el sentido de un mensaje sin una coma, un punto o alguna formalidad del idioma.

Si quieres comunicarte a todo nivel, tu aprendizaje de los idiomas es vital.

Evita que la rapidez en el uso de la tecnología, elimine tu potencial de comunicación al encarar la escritura de tu idioma o de otro idioma, de forma simplificada.

Por supuesto que habrá ocasiones "manejables": identifícalas.

5. Reconoce la manifestación cultural y artística como un sistema de comunicación.

En los espacios ya mencionados donde el silencio, la voz, el cuerpo y la construcción compleja de escenas es prioridad, un nuevo lenguaje surge, y te enseña muchísimo.

Asistir a eventos culturales y artísticos ayuda a adquirir nuevas formas de expresión que sin duda son clave para comunicar de forma contundente y clara algún mensaje.

Los sistemas de comunicación cultural, trasgreden el espacio creativo muchas veces, y demuestran que podemos ser capaces como seres humanos, de comunicar muchísimo con muy pocos recursos.

Si quieres conocer más sobre eventos culturales, visita Artes Unidas.

6. Desarrolla la capacidad de alta escucha.

En situaciones estructuradas que necesitan alta concentración para apropiarse del mensaje real del otro, la alta escucha es imprescindible.

Sobre todo por que necesitamos ejercerla en múltiples dimensiones, ya que las personas podemos ser capaces de hablar en un código de mensaje, transmitir gestos en otro y expresarnos al respecto, de formas muy desconectadas.

Si quieres dominar un espacio complejo de comunicación, desarrollar tu escucha e ir más allá de los sonidos conectando los ojos y la mente, te va a diferenciar de entre muchos comunicadores.

Toma en cuenta que necesitarás también, descartar muchas barreras internas, como por ejemplo el ego como tamiz o medición para juzgar lo que escuchas.

7. Jamás dejes de preguntar.

Preguntar es en esencia una forma de investigar, pero cuidado, también puede ser una manera de juzgar, comprometer, acusar, transmitir conceptos y mucho más.

Aún así, y como puedes advertirlo, las preguntas te pueden conectar con una forma de comunicación efectiva de impacto.

Las mejores preguntas pueden cambiarlo todo en una exposición, y no sólo si vienen desde el público.

Es por ello que muchos excelentes comunicadores las utilizan para retar el pensamiento reflexivo de sus escuchas, durante situaciones en las que deben transmitir ideas que necesitan el compromiso de los receptores.

Se utilizan para despertar a las audiencias y de esa forma, unidas a otros elementos de esta lista, pueden ser muy contundentes.

8. Sí, el tono siempre es importante.

Muchas personas se ufanan de ser efectivistas en la comunicación, pero dejan de lado el sonido gutural, la vibración negativa o todo aquello que, a través del tono de la voz o inclusive, de los gestos, comunica mal.

El tono es un arma de doble filo, porque puede ayudar a aclarar y bloquear al que invade, atropella o quiere destruir con un estilo desproporcionado o nocivo de comunicación, pero también se nos puede ir de las manos y causar problemas.

Nunca se sabe cuando un tono mal utilizado, puede causar repulsión, no sólo en la persona con la cual nos comunicamos directamente, sino en los demás.

Y sí, eso incluye a nuestra voz chillona (aguda) o grave, cuando estamos enojados o queremos defendernos de ataques, sonidos que finalmente, nunca nos conviene emitir pues van contra nuestra imagen de comunicadores.

El tono de voz, puede calmar pasiones y controlar personas, aún a pesar de que lo que tengas que decir sea considerado fuerte, duro, complicado o difícil de aceptar por la mayoría.

9. La empatía es clave en la comunicación.

Ser empático en una comunicación no significa dar la razón al otro, estemos o no en una posición correcta o incorrecta.

Significa tomar en cuenta el solo hecho de que el otro merece tener derecho de comunicarse, y por ello, debe ser incluido, respetado y tomado en cuenta, con respeto.

Lo contrario se ejemplifica en procesos de comunicación excluyentes, que bloquean, repelen, insultan, tergiversan o de forma premeditada atacan el mensaje o al emisor.

10. Comunicarse implica hacerlo a todo nivel.

Cuando podemos comunicarnos sólo con las personas que nos rodean y únicamente con las que tenemos similitudes, en realidad estamos ejerciendo un potencial parcial de nuestra capacidad de comunicación.

Expandir la comunicación en todas direcciones, más allá de la edad, sexo, pensamiento, religión, orientación sexual, nivel cultural, instrucción, entre otros, implica reconocer que la comunicación es un proceso humano.

Si lo filtramos como un condicionamiento dada una característica determinada, no sólo estamos actuando mal, sino que perdemos la posibilidad de aprender otras formas de mirar la vida y entenderla, que siempre serán útiles de considerar.

11. Ni breve, ni extenso: ¡Entretenido!

Se dice que todo mensaje para que sea eficaz debe ser breve, pero otros especialistas pueden llegar a indicar que para poder transmitir con corrección es importante extenderse lo necesario.

En este rango, vamos a encontrar formatos muy distintos como:

  • Nombres de productos
  • Marcas
  • Slogans
  • Dominios de sitios web
  • Cuentos
  • Contenidos para libros
  • Guiones de teatro

¿Es realmente la dimensión de tamaño lo que aporta eficiencia en el uso del "recurso de comunicación", maximiza el "impacto" y crea eficacia en la comunicación del mensaje?

Si no existe la capacidad de capturar el interés, asociarse con una historia atractiva o convertirse en un imán, ese mensaje, quedará en el olvido, tenga la duración o cantidad de elementos que tenga.

12. Sincroniza tus palabras con tu perfil gestual.

Seamos sinceros, necesitamos saber con exactitud qué transmiten nuestros gestos, y para ello debemos confiar esta pregunta a personas sinceras y honestas.

¿Cuál es la idea de lograrlo? Corregir nuestro gesto, que muchas veces puede estar marcado por malos días, o parecer falso. Y de verdad que lo siento, pero yo hice esta evaluación y los resultados no siempre te van a gustar.

Si quieres intervenir tu gesto natural y mejorarlo, necesitas hacer ejercicios musculares en el rostro, mirarte al espejo, tomarte fotos, y tomar muy en serio esta sincronización.

Si tu gesto dice lo que tus palabras suenan, habrás alcanzado un excelente performance en ese sentido.



13. Ni positivo, ni negativo: ¡Real y contundente!

Cuando somos demasiado positivos, podemos llegar a ser edulcorantes, empalagosos, y con ello crear dudas, tanto como cuando somos demasiado negativos y de pronto, logramos que las personas huyan de nuestra compañía.

Comunicar los extremos jamás ha sido la mejor idea.

La mayoría de personas no lo sabe, pero con las mejores palabras, gestos, actitudes y emociones, comunicar lo real y contundente, pega duro, sí, pero es más honesto y se prefiere mucho más.

Los comunicadores realistas, por lo general coinciden con los líderes que proponen retos por alcanzar y motivan a sus equipos hacia el logro.

14. Atento, calmado y estratégico.

Algo que impacta mucho y nos permite alcanzar un estado muy interesante de comunicación efectiva, tiene relación con tres estados a los que podemos aspirar al comunicarnos.

Estar atentos, viene a ser la reacción emocional que va detrás de la alta escucha, y nos permite racionalizar la necesidad de tomar acción en la comunicación.

La calma, es vital para un comunicador eficaz, sobre todo si se encuentra en espacios en crisis o forma parte de comunicaciones confusas, se refiere a poder controlar nuestras emociones.

Y el plano estratégica alude a una capacidad para tomar la decisión de emprender un giro en la comunicación, dado lo anterior.

Los comunicadores más eficaces saben esperar el mejor momento para intervenir y lo hacen de forma inteligente.

15. Fluye junto a un alto nivel de confianza.

Fluir no significa interrumpir, bloquear o acaparar la emisión de comunicación desde nuestro espacio.

Significa que con el conocimiento que tienes de aquello que vas a comunicar, vas a poder ser capaz de integrar métodos de comunicación, incorporar a la mayor cantidad de receptores, e inclusive aplicar mucha creatividad para vencer el ruido y revalorar el mensaje.

Cuando los comunicadores fluyen, las personas se sincronizan con ellos en sus ponencias, a tal punto que las intervenciones son recursos que el comunicador utiliza para añadir más y más valor, sin detenerse.

¿Has sido testigo de algo así? ¡Eso es fluir! Y por supuesto, la confianza de un expositor con este don, se aprecia y se agradece.

16. Alta intromisión versus Liderazgo comunicacional.

Muchos comunicadores podrían estar desperdiciando el impacto que puede llegar a tener la comunicación desde terceros, liderada, gestionada y motivada con preguntas y hasta con procesos tipo adivinanza.

Sin duda un aspecto lúdico de la comunicación aparece cuando el Liderazgo comunicacional entra en escena, algo que en lo particular describo como el hecho de que muchos receptores, sigan a un emisor que organiza el espacio de comunicación.

Todo lo contrario, es la alta intromisión, aquello que corresponde a la absoluta intervención de un comunicador que no rentabiliza el aporte de los demás, enfocándose únicamente en su intervención, a tal grado que hasta da por hecho que con sentencias, slogans y frases hechas, es posible instruir a los receptores y liderar un espacio comunicacional.

¿Qué crees que estimula un estado de mayor eficacia?

17. Pensar, escribir y hablar.

Un buen comunicador debe practicar los 3 elementos del entrenamiento comunicacional: pensar, escribir y hablar.

Y debe hacerlo por que en una comunicación cualquiera, dos de estos tres elementos siempre están entrelazados y surgen producto de la motivación y de la interacción del emisor, el mensaje, el canal y los receptores.

Si encuentras un balance adecuado entre los tres, unidos por un estado de coherencia comunicacional, habrás alcanzado un nivel importante de efectividad en tu comunicación, al menos del lado de la emisión del mensaje.

Si falta el pensamiento, escribir y hablar pueden tornarse en una pérdida de tiempo y en una total desmotivación pública. Cuidado.



18. Pule el efecto de tu naturaleza comunicativa.

Corresponde a la misma indicación que revisamos para el caso de los gestos de tu cara, aplicado a todo tu cuerpo.

De allí que utilice el término "naturaleza comunicativa" para aludir a esa parte biológica de la comunicación humana.

¿Qué debemos pulir?

Elementos tales como:

  • Postura y proyección de imagen
  • Voz y proyección de sonido
  • Comunicación visual
  • Dominio de escenario
  • Empatía integral a nivel físico

¿Qué hacer para lograrlo?

Principalmente dos cosas:

  • Ejercer la comunicación utilizando estos elementos con mayor dominio vez tras vez y
  • Entrenarse frente al espejo o a una vídeo cámara o celular.

19. Supera el perfil de tu mundo digital.

Muchos creamos una imagen digital que proyecta de modo parcial nuestra real imagen.

Cuando nos dedicamos a la comunicación, o la utilizamos de alguna forma, el impacto que creamos puede ser de correspondencia o de distanciamiento, si acaso, existen evidencias que sorprendan al público.

Superar el perfil digital implica, escapar de la dinámica virtual para mostrar realismo e impactar sin expectativas, de modo que, en el mundo real, apuestes por presentar la mejor imagen posible y así crear el efecto contrario al descrito líneas arriba.

Si te convence la idea, muéstrate sin ángulos escondidos, aléjate de la aplicación de filtros, y en la medida de lo posible, deriva todo ello a los espacios lúdicos de la comunicación de tu imagen, mientras incorporas realismo fotográfico a tu vida digital.

Si deseas ampliar este contenido revisa: ¿Cómo ejercemos el liderazgo en el mundo digital?

20. Aprende cuando quedarte callado.

Una comunicación efectiva también pasa por utilizar el silencio y los gestos necesarios para transmitir la necesidad de usarlo, en el momento más adecuado.

La frase "aprende cuando quedarte callado" no debe ser entendida a favor de una desmotivación, presión o despropósito externo que llega a tu estado de comunicación para causar incomodidad.

Debe aludir, para poder aplicarla mejor, a una decisión inteligente y profesional, que en muchos casos dirá mucho más de cada uno de nosotros y nos permitirá reflexionar mejor, en lugar de utilizar aquellas partes del cerebro que utilizan la inmediatez, generalmente, para expresar mal.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *