Avanzar paso a paso ideas para consolidarse

Avanzar paso a paso: 6 ideas para consolidarse

Compartir:

Nunca está de más explicar que "avanzar paso a paso" no significa ni rapidez, ni lentitud: significa, como lo impartimos en nuestro servicio de consultoría: dar pasos firmes, para poder avanzar.

La mayoría de emprendedores quiere obtener "para ayer" aquello para lo cual necesita experimentarlo dentro de un proceso de crecimiento progresivo.

Emprender así, "en modo proceso ganado, ahora vamos al siguiente" forma parte de un modo de pensar centrado en el hacer bien, para sostener el éxito con inteligencia en los negocios.

 



 

Emprender implica avanzar paso a paso: 6 claves

Si bien existe un camino emprendedor optimizado, sobre el cual podemos aprender, pensar en un proceso para avanzar paso a paso, significa adquirir competencias y visiones importantes para adentrarse en el emprendimiento gestionando la adquisición de solidez.

  1. Evita tomar decisiones aceleradas o incoherentes.
  2. El emprendedor como caminante experiencial.
  3. Saber no es poder: Hacer es poder.
  4. Desde el inicio hasta el final programado: la importancia de un plan.
  5. El feedback la estrategia central del aprendizaje paso a paso.
  6. Si no hay avance, retroceder es la mejor opción.

1. Evita tomar decisiones aceleradas o incoherentes.

Emprender, insisto, significa hacerlo paso a paso, no saltarse etapas para llegar más rápido, sin ver por dentro, el panorama completo de todas las variables en juego.

Sin información, lo cual toma tiempo investigar, sin prueba-error, que por su puesto puedes reducir en términos de riesgo si innovas o te dejas asesorar, el emprendimiento puede ser un camino a oscuras, muy costoso o mal interpretado, que genera en muchísimos casos, quiebras por abandono, falta de comprensión del efecto del mediano plazo y por supuesto, ausencia de estrategias.

No puedes emprender, basada o basado en la inmediatez, a menos que inviertas lo suficiente para adquirir una franquicia, implementarla a todo dar, en la mejor esquina de la ciudad. Si puedes hacer eso, en más de una ciudad en tu país, cierra este artículo y enfócate en tu manual de franquiciado.

Recuerda que, si requieres acompañamiento, guía y consultoría, puedes iniciar el contacto con nuestro equipo aquí.

Los franquiciados no compran la franquicia para instalarla al día siguiente tampoco. Ese no es el nivel de velocidad que el emprender necesita.

La ventaja de proyectarse en los procesos, de investigar previamente y asesorarse en la etapa de decisiones generales, por llamarlo de algún modo, te evita analizar las cosas de modo incoherente, aunque te parezca una genialidad, hacer lo mismo que otro hace porque gana muchísimo dinero.

No digo que sea un mal lugar para analizarlo, solo anticipo que el mismo negocio, no se hace igual, dos veces.



2. El emprendedor como caminante experiencial.

Como emprendedores necesitamos enfocarnos en la experiencia.

Si vienes desde el mundo del empleo, y has vivido el lado de quien aportaba al negocio sin preocuparte del pago de todos los costos y gastos (operativamente hablando), tendrás una visión muy diferente a si, empezaste en el mundo de los negocios y fuiste aprendiendo a hacerte responsable por las familias detrás de cada uno de tus trabajadores.

Lo anterior, es en resumen la gran diferencia experiencial entre quien emprende y quien depende de un empleo. Y aquí no hay ni bueno ni malo, simplemente, experiencias diferentes.

Si necesitas emprender ahora, ten en cuenta que esa experiencia, la que hayas podido acumular, necesita rediseñarse, aunque sea muy buena, y partas en confianza con ella, que está genial, pero "camínala de nuevo con otros ojos".

Para avanzar paso a paso, necesitamos una visión firme como caminantes experienciales y ello implica que debemos caminar entre otros emprendedores, maestros, guías y hasta nuestros competidores, apreciando que las fuentes de aprendizaje son el camino para mejorar nuestros negocios siempre.

3. Saber no es poder: Hacer es poder.

Muchos años la frase "saber es poder" nos ha rondado la cabeza a quienes estudiamos gestión, negocios, marketing, administración y otras carreras relacionadas.

Sin embargo, el desarrollo tecnológico principalmente y ahora, el proceso de cambio en el que el mundo se encuentra, nos mostraron que esa frase no tiene aplicabilidad, sobre todo porque al que sabe, le hace falta validar su conocimiento, en la realidad.

Existe una diferencia entre saber y aplicar, entre la información a la que accedemos, su entendimiento práctico o su análisis profundo.

Te recomiendo leer también: Educa tu mente y crea tu realidad

Aunque parezca increíble, muchos emprendedores con quienes conversamos tienen algo claro: Seguir el Manual no garantiza el éxito, anotar en él todos los descubrimientos tampoco, pero utilizarlo como primer escalón, para adecuarlo a mi experiencia emprendedora, respetando lo que funciona, sí.

¿Cómo te enteras qué parte de tu aprendizaje te da qué parte de tus resultados? Haciendo, jamás "sabiendo por anticipado" qué hacer. Por lo tanto, elimina de tu vida emprendedora, el hecho de asumir que sabes, o saber y no aplicar, porque por ahí, no lograrás absolutamente nada.

Emprender implica avanzar paso a paso

4. Desde el inicio hasta el final programado: la importancia de un plan.

Si quieres avanzar paso a paso concretando cada "piso ecológico" de tu futuro crecimiento, un plan es el proceso ideal que todo emprendedor necesita aprender a desarrollar y cumplir por supuesto.

El éxito como la cosecha de ese "ecosistema" de rentabilidad, definido como meta en tu plan emprendedor, no son listados simples de acciones, aunque se hayan analizado: el panorama, identificado los recursos, las metas y objetivos con total claridad.

Necesitamos pensar desde el principio, en el enfoque, y sabemos que ese enfoque es el cliente, no la marca, el cliente y su reacción, cuando encuentre en el mercado que tu marca lo ayuda y lo ayuda siempre.

Si no pensamos en un plan enfocado en un inicio y un final programados, nuestras actividades (las operaciones de nuestro negocio) se mostraran en un "paso a paso" desordenado, costoso, falto de recursos quizá, o desintegrado, donde cualquiera puede llegar a "proponer los parches" pero siempre la enfermedad será sistémica.

Avanzar paso a paso, para que signifique firmeza, necesitas ese plan por cumplir. Y para construirlo, determinar todos los recursos disponibles, tus competencias, y lo que deseas lograr en la primera etapa de ejercicio emprendedor.

5. El feedback la estrategia central del aprendizaje paso a paso.

Saber qué hicimos, cómo lo hicimos, y si nos mantuvimos "estáticos" ante la realidad, o fuimos capaces de crear los mejores momentos, y aún más, si podemos "leerlos" en reportes, y asociarlos con cada una de las acciones del plan de nuestro emprendimiento; nos distancia enormemente de quienes solo ven números, y vuelven a diseñar las acciones sin mirar atrás.

Lo que  conocemos como feedback, parece algo lógico o inherente a los emprendedores, pero resulta increíble darse cuenta que no todos lo toman en cuenta. Queremos mirar hacia delante, y tachamos al pasado de algo malo, cuando en realidad, somos lo que somos, en los negocios, gracias o desde el pasado.

Y no estoy diciendo que siempre sea bueno lo que ocurrió, por lo general o es mejorable, o fue un problema darse cuenta que pudimos hacer mejor nuestra función.

Quien analiza el feedback, pronto eliminará culpas, sentimientos de frustración o ganas de "abandonar el barco".

El feedback o retroalimentación, es un proceso que debe ir más allá de la revisión del "proceso empresarial", dado un corte en el tiempo. Necesita validar las mejores prácticas, fusionar y resolver el uso de los recursos, y optimizar ideas también.

Ten la costumbre de preguntar sobre las mejores prácticas a todo tu equipo y encontrarás buenos consejos basados en la experiencia.

En un emprendimiento donde avanzar paso a paso es vital, el equipo juega un rol importantísimo

6. Si no hay avance, retroceder es la mejor opción.

Asumo que habrán visto la gráfica del proceso emprendedor, muy famosa, realista e insoportable para quienes sienten que "no pueden perder posiciones" en los negocios porque "se ve mal".

Muchos casos en el mundo, liderados por mega millonarios, nos enseñan que para avanzar paso a paso, necesitamos tener la valentía de saber retroceder, cuando corresponde.

Retroceder no tiene por qué ser un proceso angustiante, insoportable, conflictivo, que genere mala imagen o pésimos resultados en un negocio. Al contrario, puede convertirse en el único camino, en la salvaguarda, en la opción para poder sobrevivir.

Y bueno, la idea no es llegar a ese drama o extremo, como para quedarnos con "una mano delante y otra atrás" rodeado de deudas y mil reclamos.

Los problemas financieros, sobre todo los relacionados con las quiebras, deben saber verse de lejos, corregirse a tiempo y reaccionar para no perder lo avanzado. Pero si de igual modo ocurre, toma aire, confianza y plántate, evaluando qué tipo de retroceso necesitas.

No siempre el panorama te salva de forma fortuita, es por ello que emprender requiere de visión y muchas veces de frialdad.

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 26.01.2021 - Actualizado: 07.01.2022



Contenido recomendado en Overflow.pe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *