Una docena de razones para emprender - Overflow.pe

Una docena de razones para emprender

Tener una docena de razones para emprender, en un mundo donde el emprendimiento se consolida como una alternativa frontal al empleo quizá se quede corto.

El emprendimiento antes, ahora y después, tiene un ritual, una forma de mirar, y con ella camina hacia el futuro, rediseñándose también, gracias a las nuevas herramientas, como aquellas que se reúnen hoy bajo la innovación por ejemplo.

¿Qué está motivando a las personas a tomar el camino del emprendimiento? ¿Qué poderosas ideas mueven a la gente hacia el emprendimiento?



1. Utilizar el tiempo libre disponible para ganar dinero

Cuando abordamos el emprendimiento, pensando en ocupar nuestro tiempo libre, necesitamos evaluar hasta qué punto estamos dispuestos a sacrificar el tiempo que dedicamos a nosotros, a nuestros amigos, a la familia, al esparcimiento y el relax.

Si hablamos de tiempo libre, es porque en el "otro tiempo" mantendremos una actividad principal que, de momento, nos financiará la vida.

Las decisiones más importantes serán:

  • Evaluar que expectativa y tipo de negocio pueden funcionar en el tiempo libre.
  • Evaluar luego de pasar por la experiencia, qué debemos hacer de cara al futuro: crecer, dejar el trabajo, cambiar de rubro, buscar ayuda.

2. Resolver la necesidad de sustento con un negocio.

Resolver la necesidad económica, más allá de emprender o no, nos hace madurar en la vida, ser más responsables e independientes, y aprender inclusive a realizar aportes para luego, sostener una familia, convivir, reconocer el esfuerzo de los demás y mucho más.

Un negocio puede sin duda ser la fórmula, pero cuidado, tienes que tener claro el cuánto necesita generar tu negocio (en ingresos disponibles) para que en términos efectivos, el sustento se logre.

No vayas hacia esta motivación con los ojos cerrados, calcula, analiza y enfoca lo que debes lograr para alcanzar la cifra de la madurez económica al emprender.

3. Aprender de ventas, negocios y marketing

Las ventas, los negocios, el marketing, la publicidad, y muchas de las ciencias relacionadas, están allí por que vienen desde nuestro perfil como seres económicos interelacionados.

Cuando su aprendizaje nos motiva, es porque necesitamos establecer contacto con las personas a través de ideas que les entreguen valor, éxito, confianza, un mejor estilo de vida, satisfacción, emociones, y muchas cosas más.

Esa motivación nos puede llevar al emprendimiento y además, forjar nuestras capacidades para desarrollarlo.



4. Algo tan simple pero valioso como una idea de negocio.

Los emprendedores andamos obsesionados con las ideas de negocio, desde que aparecen en nuestra mente.

Para un emprendedor puede ser muy motivante verla nacer y convertirse en un modelo de negocio y luego en un negocio real.

Sin embargo cuatro calves son importantes conocer antes:

  • Las ideas de por si no producen valor ni recursos ni éxito.
  • Necesitan desarrollarse con mucho análisis, esfuerzo y trabajo en equipo para adquirir el potencial necesario.
  • Sin el seguimiento adecuado, muchas ideas caerán en "saco roto" no por ser malas, sino por ser abandonadas.
  • Aprender con quien compartir nuestras ideas, puede marcar la diferencia entre gestionarlas con éxito o perderlas en manos de terceros.

5. Buscar una salida al estancamiento laboral y personal.

Dentro de un empleo, en un momento de incertidumbre, al haberlo perdido, cuando no se sientes conforme contigo mismo y tus logros, y necesitas retarte, pero el reto no llega, o necesitas demostrar tus capacidades y donde estas no lo logras, emprender puede llenar un vacío emocional muy grande.

Y lo hace por que emprender significa movimientos, retos y metas por cumplir en el desarrollo de una idea de negocio, sin embargo, la búsqueda concreta por salir de un estancamiento puede ser una razón de motivación, hacia el emprendimiento, que vale la pena analizar bien.

Ser consciente del cambio de escenario y recursos, tanto como canalizar esa motivación, identificando qué variables tienes ahora y cuáles después, te ayudará a abandonar el perfil del trabajador y enfocarte en qué variables necesitas trasladar para convertirte en emprendedor, sin perder algo valioso: tu energía.

6. Mejorar el estilo de vida.

Un mejor estilo de vida puede significar muchas cosas según la cultura y expectativas de quien lo desee para su vida.

Puede significar más dinero, mejores bienes materiales, mayor salud, tiempo libre para la familia, para sí mismo, entre otras muchas cosas, que harán del y de los beneficiarios, personas con un mayor nivel de satisfacción, plenitud y felicidad.

Lo más importante del nuevo estilo de vida al que desees llegar, y que nunca debes olvidar, es añadir el convertirte en una persona de bien para los demás y para el planeta.



7. Integrarse en un equipo con retos, metas y sueños concretos.

El sentido de pertenencia siempre motivará a emprender a las personas, ya que emprender, en muchos casos, significa crear equipos, y al hacerlo, podríamos estar hablando de socios, mentores, asesores y hasta clientes y proveedores, todos unidos alrededor de objetivos en común.

Y hoy que el emprendimiento se gestiona en redes, pertenecer a una que crezca con el firme apoyo entre sus miembros, construirá los sueños a los que aspiran cada uno de sus integrantes.

Muchas veces, eso es tan motivador, que construye una firme base de trabajo para emprender, sin embargo, jamás olvides que tus sueños, no son los sueños de los demás, que la imposición nunca funciona por mucho tiempo y que cada persona tiene derecho y necesita, gestionar sus metas desde si misma.

8. Ser dueño de un negocio exitoso.

La motivación que produce ser el dueño de un negocio, basado en una idea que creaste es sin duda muy fuerte entre los emprendedores.

Sin embargo, es mucho más potente, el hecho de formar parte de los socios que pueden llegar a convertirse en los dueños de la misma idea.

La razón no sólo es financiera, es decir, un mayor número de personas centradas en la inversión, puede sin duda crear una empresa más grande, respaldar con mayor solidez las operaciones y sumar un mayor capital de trabajo, asuntos que aportar positivamente.

También es posible obtener de forma más rápida, el punto en el cual, el negocio se convierta en exitoso, es decir, alcance la posición de no requerir de préstamos (financiamiento externo a la sociedad) o inclusive del dinero de los socios, dado un primer buen impulso.

Liderar un negocio con socios, es muy diferente que empezar desde cero y fajarse todo el trabajo solo.

¿De qué tipo de empresa te gustaría ser dueño cuando piensas en emprender?

 

9. Dar trabajo en lugar de buscarlo.

A muchos les motiva ser emprendedores, para crear negocios que den trabajo a quienes aún teniendo capacidades, voluntad y deseo por hacer bien las tareas encomendadas, les va mal consiguiéndolo.

Y por otro lado, también les motiva la idea de dejar de buscar trabajo en forma personal, para generar sus ingresos mediante un negocio, que les permita tener más tiempo libre para otras actividades, ganar como mínimo, lo mismo, y poder añadir poco a poco mayor éxito en su vida.

El trabajo es un bien preciado, y los emprendedores saben que dar trabajo y forjarlo para sí mismo, es contribuir más allá del negocio, a una sociedad donde cada persona además de dignificarse, aporte a su desarrollo personal y el de su familia, distribuyendo bienestar.



10. Obtener reconocimiento personal y corporativo.

A diario vemos el poder que ejercen en el planeta, aquellos emprendedores que nos impactan con frases de motivación geniales, centradas en sus logros, rodeados de íconos corporativos, de las marcas, productos, servicios, equipos o cadenas de negocios que representan y han fundado.

El reconocimiento histórico al líder, a la persona del emprendedor y a sus logros corporativos es un fuerte notable, que provoca en muchos, el deseo de convertirse en emprendedores, porque es una forma de proyectarse desde el liderazgo de los mejores.

11. Rediseñar o encontrar soluciones para el mundo.

Dicen que en el mundo ya todo está creado, que las ideas de negocio, sólo pueden aspirar a modificarse, o que la innovación, lo que está haciendo, es encontrar pequeñas nuevas formas, inicialmente ocultas, para lograr grandes cosas.

Una de esas cosas, es encontrar soluciones para un mundo que seguirá teniendo problemas por resolver.

Por qué esto motiva para convertirse en emprendedor, por varios aspectos:

  • El poder del logro.
  • La posibilidad de su expansión global.
  • Y la trascendencia que puede otorgar.

Trabajar la mente y el cuerpo, para orientarse a este tipo de emprendimiento, sin duda exigirá de tu parte el mayor esfuerzo, y no será fácil, pero sí muy retador.

12. Dar testimonio y compartir aprendizajes.

Muchos de los grandes líderes de los negocios en el mundo, viven la vida compartiendo aprendizajes, diseñando conferencias innovadoras, publicando libros, y contando historias muy motivadoras.

Sin duda, debes haberte topado con alguno en Youtube, en Facebook o en Instagram, a través de un vídeo, y asumo que habrás notado que la gran mayoría se ve feliz, como si se tratase de una etapa de dedicación del mundo, después de tanto haber recibido de él.

Y sí que lo es. El emprendimiento puede ser también un testimonio activo para hacer que la luz de otros se convierta en la energía que siga moviendo al planeta y si esa es tu aspiración, por lo menos, ya somos dos!

¡Todos los éxitos!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *