Vídeo: 10 errores más comunes en las empresas familiares - Overflow.pe

10 errores más comunes en las empresas familiares

Los negocios familiares no son perfectos, de hecho, ningún negocio lo es pues siempre habrá algo qué mejorar.

Sin embargo, en la familia, se pueden dar algunas malos pasos con mayor probabilidad, al intentar emprender.

En este vídeo: 10 errores más comunes en las empresas familiares, vamos a aprender muchísimo sobre estos errores en el emprendimiento familiar, de modo que estemos atentos para tomarlos muy en cuenta.

Si bien está basado en la experiencia emprendedora de México, es muy aplicable a todo Latinoamérica.

También puedes revisar: ¿Vale la pena emprender con la familia? 



Vídeo 10 errores más comunes en las empresas familiares

Gracias al canal Revista Consultoría TV de México te compartimos este vídeo muy directo sobre cómo resolver los negocios en familia.

Transcripción del vídeo - Parte 1

Rosalinda Pizarro, fundadora de Espacio Empresarial con sede en México, nos habla de los 10 errores más comunes en las empresas familiares, gracias a la invitación de Revista TV de México.

1. Creer que nos pasa todo por ser una empresa familiar

Decir, a veces tenemos el paradigma (de decir) que "como soy empresa familiar, entonces por eso tengo problemas, como soy empresa familiar, por eso a mi me pasan esas cosas" y en realidad el problema no es ser empresa familiar, el problema es querernos tratar en la empresa, como si fuéramos familia.

2. Establecer la estructura de la empresa en función a la estructura de la familia.

¿A qué se refiere con esto?

Bueno que muchas veces, como en la familia, la máxima autoridad es el papá y la mamá, entonces creemos que en la empresa las máximas autoridades tienen que ser el papá y la mamá, y no necesariamente (ellos) tienen las competencias para dirigir la empresa.

3. Confundir los recursos de la empresa con los recursos de la familia.

Y esto pasa sobre todo en las empresas familiares que están dadas de alta como persona física (individiales o autoempleados), "por que pues si el cheque sale a mi nombre: ¿Pues es mi dinero no?"

Los gastos de la empresa son unos y los gastos de la familia son otros.

4. No asignar funciones específicas a los miembros de la familia que trabajan en la empresa.

Las funciones que les asignemos a los miembros de la familia, tienen que ir en función, de lo que la empresa necesita que sepan hacer y de las competencias que cada uno de los miembros tenga.

5. No establecer claramente los límites de la propiedad, la empresa y la familia.

Si el coche está a nombre de la empresa, es de la empresa, no tiene por qué asignarse como para que se lo lleven los hijos el fin de semana.

Transcripción del vídeo - Parte 2

6. Contratar personal por ser parte de la familia.

A veces uno se asume como que es el que tiene que salvar a todos los desempleados de la familia y entonces "bueno pobrecito porque como no está haciendo nada y le ha costado mucho trabajo encontrar empleo, pues que se venga."

Y tampoco podemos ser así, por que finalmente, si nosotros empezamos a hacer más grande y más honerosa la nómina: ¡Al rato ni empresa, ni familia!

7. No profesionalizar la empresa.

Muchas veces creemos que ser empresa familiar es lo que nos da problemas, pero el problema es que no establecemos una estructura profesional, donde haya un organigrama, donde hayan manuales, donde cada quien sepa cuáles son sus funciones, y que al margen de que sean o no, de la familia, las personas cumplan con la función que les fue asignada.

8. No pensar en la sucesión.

El empresario no va a vivir para para toda la vida. Va a llegar un momento en el cual tenga que retirarse, jubilarse, darle la empresa a alguien más o venderla porque a veces no siempre los hijos están dispuestos a hacerse cargo de la empresa.

9. No poner los acuerdos por escrito.

Esto de acordar cosas, a veces con las emociones o con la algarabía de que estamos muy contentos, y no ponerlo por escrito, nos lleva a conflicto.

10. Administrar pensando como si estuviéramos administrando la familia.

A veces como las mujeres somos mejores administrando, entonces que sea la tesorera, y que aquel es al que le sobra dinero, y aquel quien tiene más habilidad para las ventas...

Hay que administrar la empresa en función de las necesidades de la empresa y no de la familia.

Bueno y con todo esto nos podemos preguntar: ¿Es un error poner una empresa familiar?

¡Pues no! Al contrario es un gran acierto. Hay empresas famliares que empezaron en un garage, con la ilusión de los miembros de la familia por hacer algo grande y que hoy en día conocemos y vemos en la tele, como son Bimbo, Televisa, Grupo Salinas.

Si nos damos cuenta, no tienen los conflictos que nos hemos referido, pues ya los fueron atendiendo.

El servicio de consultoría aquí puede tomar particular relevancia, pero consultoría especializada en empresas familiares.

Por que no es lo mismo llegar a atender a un Pyme en lo que es la estructura de la empresa, es decir expertos en finanzas, en mercadotecnia, etc, que ser un Consultor Especialista en Empresas Familiares.

Entonces se requiere alguien que no tenga conflicto de intereses, que no tenga emociones involucradas en esa familia y en esa empresa, y que les de una visión desde fuera.

Espacio Empresarial, que es la empresa que yo fundé hace 17 años, se ha ido especializando en temas de pymes y obviamente en el tema de empresas familiares.

La empresa, junto con la familia, hacen toda una revisión de qué es lo que viene para el futuro de esa familia y esa empresa, y establecen, tanto el Consejo Familiar, como el Consejo Empresarial.

Y como es que van a irse compaginando estas figuras, para que cuando llegue el momento de la sucesión, o de la venta, o de la tercera generación, sepan exactamente, cuáles fueron los deseos del fundador, y que entonces las cosas se lleven a cabo, como estaban previstas.

 

Transcripción del vídeo - Conclusiones y recomendaciones

Bueno y con todo esto nos podemos preguntar: ¿Es un error poner una empresa familiar?

¡Pues no! Al contrario es un gran acierto. Hay empresas famliares que empezaron en un garage, con la ilusión de los miembros de la familia por hacer algo grande y que hoy en día conocemos y vemos en la tele, como son Bimbo, Televisa, Grupo Salinas.

Si nos damos cuenta, no tienen los conflictos que nos hemos referido, pues ya los fueron atendiendo.

El servicio de consultoría aquí puede tomar particular relevancia, pero consultoría especializada en empresas familiares.

Por que no es lo mismo llegar a atender a un Pyme en lo que es la estructura de la empresa, es decir expertos en finanzas, en mercadotecnia, etc, que ser un Consultor Especialista en Empresas Familiares.

Entonces se requiere alguien que no tenga conflicto de intereses, que no tenga emociones involucradas en esa familia y en esa empresa, y que les de una visión desde fuera.

Espacio Empresarial, que es la empresa que yo fundé hace 17 años, se ha ido especializando en temas de pymes y obviamente en el tema de empresas familiares.

La empresa, junto con la familia, hacen toda una revisión de qué es lo que viene para el futuro de esa familia y esa empresa, y establecen, tanto el Consejo Familiar, como el Consejo Empresarial.

Y como es que van a irse compaginando estas figuras, para que cuando llegue el momento de la sucesión, o de la venta, o de la tercera generación, sepan exactamente, cuáles fueron los deseos del fundador, y que entonces las cosas se lleven a cabo, como estaban previstas.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *