¿Qué significa ser profesional? - Overflow.pe

10 claves que aquello que significa ser profesional

¿Qué significa ser profesional hoy en día cuanto todos buscan celeridad, miran únicamente sus intereses y el individualismo campea junto a la destrucción del liderazgo?

De hecho, algo más positivo que este triste panorama que acabamos de dibujar sinceramente, para dejarlo atrás.

El significado académico de ser profesional cada vez está quedando más relegado en el mundo empresarial y por supuesto también en el ámbito emprendedor, pero a pesar de ello, necesitamos darle mayor fuerza.

Muchos evaluadores, reclutadores, capacitadores y sobre todo el público, se percatan que, en la mayoría de los casos, una profunda y nutrida colección de cartones y diplomas, no garantizan la existencia de valores.

De eso hemos hablado hace poco en un proceso de capacitación orientado a la atención al cliente y en este artículo vamos a compartirlo.

 



¿Qué significa ser profesional? Aquí lo explicamos en 10 claves básicas a seguir

Describir a un profesional como realmente se debe hacer, toma tiempo e implica un secreto: revisar su perfil a fondo.

En el mundo competitivo en el que nos encontramos, serlo no solo depende de acumular éxitos en el mundo laboral o inclusive empresarial, las claves te llevarán mucho más allá.

  1. No basta con saber qué hacer
  2. Recordemos que la ética aporta muchísimo
  3. Usemos nuestra capacidad de aprendizaje
  4. Compartir lo aprendido es vital
  5. Someterse a autoevaluación constante
  6. Controlar las emociones
  7. La palabra antes que la violencia verbal
  8. Utilizar los conocimientos de modo integral
  9. La objetividad como norte descriptivo
  10. Identificar los hitos de mejora

1. No basta con saber qué hacer

Saber qué hacer no alcanza si de lo que se trata es de hacer bien las cosas integrando la acción con el mayor bienestar posible, cuando de ser profesionales se trata.

Muchas personas saben lo que tienen que hacer y lo saben por formación, capacidad de aprendizaje o intuición, pero se detienen por algún tipo de miedo al emprender.

Están también quienes en forma deliberada, deciden no hacer bien lo que sí saben hacer bien.

Ser coherentes, exactos, cumplir con las tareas, ser responsables y unificar lo que sabemos hacer con lo bien que podemos hacerlo, eso es ser profesional.

Utilizar los conocimientos el rumbo del profesional de hoy - Overflow.pe



2. Recordemos que la ética aporta muchísimo

En un mundo agobiado por las conductas incorrectas en los negocios, la sociedad y la política, es momento de revalorar el ser correctos, honestos y transparentes, desde la visión de qué significa ser profesional.

Aprender a tomar decisiones éticas tiene que ser algo cultural, como en muchos países que, sobre esa base, han alcanzado niveles de desarrollo social impresionantes.

No dejemos que la ética sea solo el contenido de un buen curso de Deontología en las aulas que forman futuros emprendedores o empleados.

La ética importa y mucho para que las sociedades obtengan inmensos beneficios.

La base del comportamiento ético está en la práctica de los valores.

Los profesionales reflexionan de forma constante sobre los dilemas éticos a los cuales se enfrentan en su vida social y familiar, en los negocios y en el espacio personal.

3. Usemos nuestra capacidad de aprendizaje

Existe un lado positivo de estar rodeado de tanta información, y no sólo tiene que ver con entender qué debemos o no consumir de Internet, la TV y los demás medios.

Nuestra capacidad de aprendizaje es importante para adquirir una condición adecuada en el ejercicio profesional.

Aprender significa estar dispuesto al cambio, a desaprender y por supuesto a validar, rediseñar, reconstruir y producir nuevos significados.

Un profesional utiliza su capacidad de aprendizaje mucho más allá de las teorías, los libros, las aulas, los talleres y cuanto formalismo didáctico le exija aprender.

Necesita ser capaz de apreciar el mundo, distinguir la verdad de la realidad, su verdad de la verdad de los demás, ser empático y desarrollarse con dicha capacidad, al mismo tiempo que resuelve su entorno.

Los signos de un profesional desconectado se pueden advertir fácilmente, según cómo utiliza su capacidad de aprendizaje.

4. Compartir lo aprendido

Gran parte de aquello que significa ser profesional de verdad, tiene que ver con el hecho de abrir mente, cuerpo y espíritu hacia la actitud de compartir, sin que esto signifique menguar su capacidad de poder hacerlo o compartir en todos los casos, como por ejemplo, para crear perjuicios.

Compartir supone beneficio positivo para el mundo, la comunidad, la organización, las personas y por supuesto, para sí mismo, pero en términos positivos.

Un profesional por ejemplo :

  • Comparte lo que aprende con su equipo mediante reuniones de trabajo efectivas.
  • Se reúne con sus pares para integrar sesiones donde se comparta.
  • Ante la necesidad, reflexiona qué nivel de aporte puede brindar y lo ejecuta de ser posible y viable.
  • Publica contenidos mediante artículos, libros, formatos digitales.
  • Brinda horas de capacitación fuera o dentro de su entorno inmediato.

Compartir no significa enfocarse en hacerlo gratuitamente todo el tiempo, aunque no estaría de más, de vez en cuando descubrir si un aporte ad-honorem puede ayudarnos a desarrollar ese lado social y humano que implica compartir con quienes no pueden invertir en nosotros.

Lo contrario implica ocultar información, restringirla y hacerlo a pesar de tener el desafío como responsabilidad o inclusive, seleccionar qué si y qué no se comparte, a pesar de ser remunerado en una contratación, donde esperan lo mejor de nosotros.

Aprender y compartir es ser Profesional - Overflow.pe

5. Someterse a evaluación y autoevaluación constante

La auto evaluación es vital para adquirir la condición profesional pues es señal de madurez, compromiso consigo mismo y con los demás.

La información formal que señalan los resultados de una evaluación es un punto base para dar solidez a lo que se puede decir de nosotros en los ámbitos de nuestro desempeño.

En el caso de la autoevaluación, cuando esta es correcta, demuestra en el profesional los niveles de compromisos que se necesitan para generar confianza y seguridad en su forma de ver el mundo y actuar en todos los casos.

Un profesional que se somete a evaluación y autoevaluación de forma constante, nos está diciendo que además de creer en que es necesario un nivel muy importante de apertura, los resultados, sean los que sean, aportarán retos y desarrollo.

Cualquier tipo de evaluación agregar liderazgo a quien la practica con honestidad y hace de ella un camino para encontrar qué mejorar, qué desterrar y en qué novedades fijarse.

Cuando las organizaciones o las personas ejecutan mal este camino, surgen grandes inconvenientes, generalmente asistidos de miopías, debilidad ante la coherencia y por supuesto, mala práctica en la toma de decisiones.



La existencia de procesos de evaluación y autoevaluación explican mucho de que significa ser profesional - Overflow.pe

6. Controlar las emociones

Las emociones son positivas cuando conducidos por ellas, tomamos las mejores decisiones, y lo sabremos, si esas decisiones no afectan negativamente el entorno, a una persona o al orden de un sistema positivo en particular.

Cuando las emociones nos permiten descontrolar todo tipo de balances en términos de actitud, aptitud, ejercicio, evaluación y decisiones, entonces dejamos el espacio de lo profesional de forma inmediata.

En el emprendimiento las emociones pueden llegar a causar impactos preocupantes, que afectan los criterios de evaluación, el estado del ambiente de trabajo, la colaboración entre las personas.

No nos confundamos, algunas buenas intenciones que excluyen criterios objetivos, y que surgen desde las emociones, pueden ser nocivas para la organización y lo mejor que podemos hacer es evaluar qué tan profesional es una u otra mirada con emotividad, sobre cualquier aspecto de nuestro quehacer.

 

7. La palabra antes que la violencia verbal

En el campo de la comunicación, un adecuado diálogo aporta muchísimo al concepto de aquello que significa ser profesional.

Existen algunos principios básicos que siguen los profesionales:

  • Dialogar a pesar de cualquier motivo para desestimar el diálogo.
  • Practicar la alta escucha o dicho de otro modo "ponerse en los zapatos de los demás".
  • Ser firmes en la decisión de no caer en la violencia verbal.
  • Escoger el control emocional en lugar de traspasar el límite del respeto.
  • Apostar por crear argumentos y esperar respuestas.

Dialogar con apertura, coherencia y buscando el punto medio con herramientas de negociación, es parte de ser profesional.

Te recomendamos leer: ¿Por qué necesitamos aprender a responder adecuadamente?

8. Utilizar los conocimientos de modo integral

Del uso que le des a todo aquello que conoces, por fuente personal, organizacional o externa a tu día a día, te convertirá en el mejor profesional si sabes utilizarlo de modo integral.

Los conocimientos son la base de la acción productiva y de nada sirve tenerlos si no los ponemos en práctica, y con ellos:

  • Inspiramos.
  • Respetamos.
  • Mejoramos.
  • Sentamos bases.
  • Dejamos huella.

Un profesional ejerce conocimiento a través de sus acciones, cuando en cualquiera de los valores integrales aquí descritos, deja entrever cómo se debe uno comportar en un sin fin de situaciones, desde el conocimiento.

Por ejemplo: Acabo de leer una carta pública de agradecimiento de una persona que deja un empleo e ingresa a otro, agradeciendo por todo lo aprendido, las experiencias y el conocimiento incorporado a su vida y otorgado a su ex organización, a pesar de los errores que le dejaron cometer con mucha paciencia. Ella llama "familia" a aquello que deja con pesar, y todos le responden con amabilidad y gran estima.

Estoy seguro que existe mucho conocimiento que se trasladará de un lugar a otro. En ninguna parte de la carta ni de las respuestas existe una sola mención a ese detalle como si quebrase algo, al contrario, hay emoción y felicidad.

La actitud profesional siempre nos orientará a utilizar todo lo que sabemos y somos de modo integral - Overflow.pe

9. La objetividad como norte descriptivo

Un profesional no cae en el sobre dimensionamiento de los hechos a través de palabras exageradas.

La práctica de la objetividad (muy ligada a la coherencia) es vital para identificar actitudes profesionales claras.

Lo contrario no sólo es sinónimo de ausencia de profesionalismo, sino de intento de manipulación, mentira y un sin número de vicios comunicacionales.

10. Identificar los hitos de mejora

Señalé que la auto evaluación es importante para connotar profesionalismo.

Entre fecha y fecha de ese proceso, se encuentra el espacio de análisis que falta para cerrar el círculo de lo profesional.

Implica desarrollar un elevado entusiasmo por la medición pero sin duda también por la comparación.

El profesional analiza y entiende los éxitos como mejoras que se aprecian entre cada etapa de la evaluación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *