Mejorar el clima laboral: 6 claves para lograrlo

Mejorar el clima laboral: 6 claves para lograrlo

Hoy me he propuesto compartir cómo podemos mejorar el clima laboral con 6 claves importantes que vengo recomendado en diversos talleres digitales y presenciales que utilizan la idea de gestionar nuestra relación con el estrés como punto de partida.

No sin antes decir algo importante: El clima laboral es un estado emocional colectivo, una consecuencia y también puede formar parte de una política de recursos humanos, pero no centrada en la motivación, sino en el logro. Desde ahí voy a partir a razonar.

Te recomendamos leer: El Efecto Pigmalión En Los Negocios: 6 Alcances antes o después de terminar de revisar este aporte.

PUBLICIDAD



Mejorar el clima laboral ¿Cómo lograrlo?

El clima laboral necesita gestionarse siempre, ese es el primer camino por desarrollar, y por lo general, lo olvidamos. Este factor de productividad necesita ser evaluado como una conexión humana y en eso vamos a buscar aportar para ampliar el entendimiento que se tiene sobre este importante concepto, que como mencionamos, se trata de un estado colectivo.

  1. Factores exógenos que impactan.
  2. Motivar desde el logro individual y reconocimiento de la diferencia.
  3. Gestionar el estado emocional colectivo y la sinergia.
  4. El Clima laboral como una consecuencia del liderazgo de equipo.
  5. Políticas que mejoran la interrelación en los equipos.
  6. Aporte contundente de la gestión de habilidades blandas y convivencia antiestrés.

1. Factores exógenos que impactan en el clima laboral

La mejora del clima laboral por supuesto que depende mucho de lo exógeno. Y ello representa asuntos externos donde tenemos poco control, capacidad y conocimiento. La idea, es dar un giro alrededor de este aspecto y comenzar a investigar y concluir qué podemos hacer.

  • Una trabajadora que no llega a tiempo por que la persona que cuida a sus hijos no puede llegar temprano.
  • El mismo caso, pero de un joven que está estudiando por las noches a distancia.
  • Otra vez, la impuntualidad de quien sobre pasa los 60 años, le quedan 5 en la empresa.

¿Qué hacer en estos 3 casos cuando el impacto puede ser de diverso nivel y se presenta por asuntos externos? ¿Retirar a las personas y reemplazarlas? ¿Amonestarlas sucesivamente, para demostrar su baja "calidad en el trabajo" y liquidarlas con sanciones económicas conforme a Ley?

He visto estas acciones en las empresas y todos somos testigos de cómo el impacto de una gestión centrada en el miedo puede también resolver este tipo de impases o provocar renuncias, crisis personales, familiares y sobre todo aprendizajes internos que se afianzan entre quienes se quedan.

La gestión de factores exógenos que considere el devenir del tiempo, las respuestas humanas a las necesidades de los empleados y la creatividad para dar sostenimiento a estos eventos sin perjudicar los niveles o estados de productividad puede añadir mejoras al clima laboral creando respuestas de mayor compromiso que parten del agradecimiento.

Sólo hay un detalle a tomar en cuenta: seleccione un equipo que sea capaz de entender este tipo de relacionamiento y no aprovecharse del mismo, para esconder la irresponsabilidad.

PUBLICIDAD



2. Motivar desde el logro individual y reconocimiento de la diferencia.

Somos seres complejos, intuitivos, emocionales, pero por, sobre todo, diferentes. Y en la diferencia bien gestionada, está la ventaja de cualquier tipo de organización de cara al mercado, a los clientes y al éxito estratégico.

¿Por qué lo anterior es real? Porque los problemas y las crisis de hoy necesitan mentes divergentes capaces de encontrar soluciones creativas dentro de un proceso de integración, producto de diferentes formas de pensar. Allí está la base de un potente escenario para la innovación.

Cuando motivamos el logro individual en los equipos estamos mejorando el clima laboral, porque reconocemos la diferencia. El detalle importante radica en hacerlo procurando que, como parte del proceso, el aporte y el resultado, beneficien a todos.

Recordemos que los derechos individuales implican responsabilidades para con la comunidad y límites que establecer frente a la falta de respeto que como seres humanos nos debemos entre todos.

Actitudes emprendedoras que aportan:

  • Identifica y nombra a quién aportó una idea que se convirtió en una política.
  • Agradece a quien detectó un problema que habría sido más grave sin haberlo atendido.
  • Felicita a quienes están o aportan, no reniegues ni los culpes por quienes no lo hacen.

3. Gestionar el estado emocional colectivo y la sinergia.

El estado emocional colectivo se forma por el aporte de la diferencia y por la reacción ante la gestión de la Dirección del negocio, empresa, organización o proyecto. Se trata de un proceso de ideación donde confluyen todas las fuentes y ellas, van creando emociones en el camino, de forma profesional.

El desarrollo de un estado emocional colectivo es fuente de éxito o de fracaso, de empuje y liderazgo o también de una respuesta de salida, hartazgo y resolución contra la actividad realizada.

No podemos culpar a las personas por sus emociones, pero sí por cómo las gestionan y al mismo tiempo, no podemos eliminarnos como emprendedores de la ecuación de qué estamos haciendo para que el estado emocional colectivo sea un nutriente y se aleje de ser una enfermedad: ¿Formarnos en estos temas sería lo ideal acaso? ¡Claro que sí!

La sinergia es un estado de logro interesante, donde el aporte individual es asumido por todos con emoción, algarabía, felicitación y luego, integrado en el pensamiento y el quehacer. Digamos que es el resultado de gestionar con corrección las emociones del colectivo al interior de las organizaciones.

Ahora viene el detalle: No podemos pretender gestar un equipo que domine en lo absurdo a la gestión, mucho menos al revés. Se trata de un balance para crear un Ganar - Ganar.

4. El Clima laboral como una consecuencia integral.

Como emprendedores sabemos que el "detrás de cámaras" de nuestro negocio es duro, a veces poco motivante, estresa y puede llegar a "sacarnos del camino".

Como directores, gerentes o líderes de equipo, necesitamos dividir los espacios mentales y las emociones que dominan nuestro cuerpo, para no impactar o dejarnos llevar por percepciones durante la gestión humana, de modo que, actuemos con energía, consecuencia y coherencia.

Del mismo modo, el equipo necesita aprender a no llevar al plano de la consecuencia, todo aquello que no le permite gestionar las interrelaciones de la mejor manera.

Un taller de habilidades blandas ayuda a todos los niveles del equipo y a sus líderes, a crear mejores competencias y ponerlas en práctica volcando entusiasmo en cada tarea. Recordemos que vivimos en el mundo laboral mucho más que en el personal, y lo mínimo que tendríamos que lograr en términos emocionales, es atraer la felicidad en cada proceso.

 

PUBLICIDAD



Mejorar el clima laboral es una tarea que exige compromiso y auto gestión de parte de los líderes y emprendedores

5. Políticas que mejoran la interrelación en los equipos.

Las políticas son definiciones que enmarcan, clarifican, definen y establecen pautas y marcos de acción. No deberían ser ni coercitivas en un extremo ni demasiado flexibles como para que se cree desorden o dudas al respecto de qué es lo mejor al seguirlas.

Una pauta importante, siempre que como emprendedores sepamos cómo gestionar este detalle, consiste en crear políticas desde el aporte de los trabajadores de tu equipo. Hacerlo con las herramientas de la innovación, además, puede ser un entrenamiento más que revitalizador.

Conversaciones en profundidad individuales, por equipos, por áreas, multidisciplinarias, con integrantes seleccionados al azar y por supuesto con toda la organización, nos podría ayudar a descubrir cómo mejorar el clima laboral de formas que no nos imaginamos antes.

Otra idea muy interesante es realizar votaciones por tramos, democratizando la aprobación de políticas, conservar "núcleos de visión" para la Dirección y difundir los borradores previos a la aprobación para considerar hasta el último detalle.

Sí. Es necesario que este tipo de acciones se gestionen adecuadamente para no crear resultados adversos.

6. Aporte contundente de la gestión de habilidades blandas y convivencia antiestrés.

Como ya lo he mencionado, un clima laboral sano, tiene por decir lo mínimo, dos claves fundamentales: la gestión de habilidades blandas y el aprendizaje sobre el estrés.

En Overflow Emprende, disponemos de dos talleres al respecto:

La clave de combinar estos dos aspectos está en centrarlos en el equipo estableciendo dinámicas, acciones en el día a día, políticas y costumbres que se vayan integrando con la habitualidad en cada escenario de trabajo.

Saber interrelacionarse con perfil humano y entender qué hacer y cómo convivir con el estrés laboral, ayudan a preparar nuestra mente a la adquisición de competencias y especializaciones clave para el negocio en el que nos encontremos.

Mejorar el clima laboral: 6 claves para lograrlo

Escrito por: Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 29/11/2022

Contenido recomendado en Overflow.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *