¿Existen las oportunidades de negocio? - Overflow.pe

¿Existen realmente las «oportunidades de negocio»?

Compartir:

Muchas veces escuchamos hablar de la frase Oportunidades de Negocio en los espacios donde se propone y promueve al emprendimiento.

Cuando ocurre, usualmente es para decirle al emprendedor que una de las primeras cosas que debe hacer es indagar, buscar, validar y conocer qué es lo que está demandándose más en el mercado y luego, tal cual fórmula mágica, dedicarse a ello.

Antes de continuar te recomendamos leer: Cómo convencer con tu idea de negocio a los demás



¿Las oportunidades de negocio vienen a nosotros o se buscan?

"Achuntarla" como decimos en el Perú, significa algo así como crear aquel momento en que además de hacerla muy bien, decidiendo en qué invertir tu tiempo en los negocios, tienes un éxito no esperado.

Inevitablemente, pienso en la película de Will Smith "En busca de la Felicidad", toda una genialidad que muestra cómo un padre, está a punto de perder la fe, a cargo de su hijo en condiciones desastrosas y aún así, decide seguir adelante centrado en una oportunidad.

Este artículo pretende convertirse en el Abogado del diablo de las oportunidades de negocio, con el objetivo de volver al punto más fortalecidos, así que no perdamos más tiempo.

¿Somos capaces de crear este tipo de desafíos resueltos y aprovecharlas al máximo?

Explorando la naturaleza de las oportunidades de negocio

Supongo que más de una vez habrán identificado los "negocios de moda" que son comunicados como "la oportunidad del momento". Imagino que en alguno de esos casos, la curiosidad puede habernos llevado, como mínimo, a investigar sobre el asunto, a revisar la propuesta.

¿Es una oportunidad de negocio tal cual, por el hecho de estar de moda o en la mira de mucha gente? ¿O al volverse un asunto masivo, pierde intensidad y deja de llamarse oportunidad de negocio?

En muchos casos, las modas emprendedoras, no veo que hayan creado grandes capitales y ganancias súper identificables, aunque puede ser que uno o dos emprendedores, estén en silencio trabajando duro para cosecharlas. Pero... ¿Y el resto?

¿Podemos decir que las oportunidades de negocio están allí para todos?

¡Claro que existen las oportunidades de negocio!

El pequeño detalle, es que si las vemos como un hecho positivo que está ocurriendo - y no como una promesa futura de un evento positivo por ocurrir - nuestra dimensión de hacedores cambia por una de espectadores en espera, y entonces, allí ocurre que las oportunidades literalmente "se desinflan".

La Oportunidad de negocio eres tú, si eso no ocurre, no es oportunidad, es otra cosa.

Para abordar con éxito una oportunidad, ésta debe estar tan impregnada de la particularidad de quien la aprovecha, que al final de cuentas, es o existe, dado quien la aprovecha.

En otras palabras, quien está preparado y tiene cómo nutrirse junto a los eventos positivos que van apareciendo, termina por concretar la existencia de la oportunidad como tal.

Quienes lograron alcanzar el éxito creyeron fundamentalmente en sí mismos y en su capacidad de redibujar el mundo, para poder entenderlo y en consecuencia, disfrutarlo.

La oportunidad de negocio tiene tus ojos cuando se materializa

Jamás una oportunidad tendrá la misma forma o color de los ojos que la ven si éstos no son los ojos que la materializan.

Esto puede sonar un tanto subjetivo, pero en el fondo es como decir que una misma idea nunca puede ser ejecutada dos veces o más, por diferentes personas, exactamente igual, y al hacerlo, producir exactamente los mismos beneficios.

No nos engañemos. Cuando una oportunidad surge en el mercado, las ganancias van de menos a más, los hechos positivos se van diluyendo conforme más personas "abordan la intensión" de hacerse con los eventos positivos que la rodean.



Una Oportunidad de negocio real es el "empaque", por dentro tiene más.

Un "caramelo diferente" le diría a todo aquello que tiene una oportunidad de negocio por dentro cuando llegó a su punto de ebullición como idea y se materializó.

No es incorrecto hacerle caso a la revisión de las tendencias, pero sería más útil, complementar esta información con conceptos, herramientas, ideas y estrategias para que las oportunidades generen más.

Sucede que muchos emprendedores se enfocan únicamente en las tendencias, en la idea y en la moda, y entonces, una vez empieza la caída de la curva, sólo quienes tienen capacidades, competencias y experiencias, además de la intención de seguir adelante, triunfarán.

He visto muchas "oportunidades" que en el mediano plazo se transforman en dolores de cabeza tras haber sido la "comidilla" de los cursos y programas de promoción emprendedora.

¿Se acuerdan por ejemplo del furor de los caracoles? Ese es un ejemplo que endeudó a muchos.

Fue considerado un buen negocio, presentado como el boom de las oportunidades de negocio disponibles "para ayer" y empezar a ganar "al toque".

Nadie les indicó a los emprendedores que se apuntaban a la idea, que el mercado necesitaría entender, apreciar y aceptar ese nuevo producto "si querían jugar de local" o que para atender el principal mercado (España) habría que saber algo más: Exportar, pero antes de eso algo más: Vender en el exterior y así sucesivamente.

Hoy se sabe ya que es un buen negocio lento que demanda una inversión en coherentes niveles de industrialización. Si desean analizar este trasfondo les aconsejo dos links: un artículo español y una guía peruana.

Corresponde a los emprendedores analizar con coherencia cada oportunidad de negocio - Overflow.pe

Las oportunidades de negocio, antes de materializarse, se administran

Las oportunidades necesitan un manejo genial de todos los etcéteras para concretarse, es decir se gestionan, se trabajan, necesitan de la creación de soportes que las rodeen y revisen constantemente, ya que están muy asociadas a momentos específicos bajo condiciones puntuales.

Si vemos una oportunidad de negocio de forma solitaria, lo más probable es que ese primer olfato nos genere una especie de miopía emprendedora.

Para detectar una oportunidad y transformarla en realidad, necesitamos cultivar todas aquellas competencias necesarias para el emprendimiento empresarial, además de, evaluar las estrategia de marketing, el desarrollo de canales de distribución en el mercado, el aporte de la logística y por supuesto, enfocado como negocio, es importante administrarlo eficientemente.

Para finalizar, te recomendamos leer este artículo de Blog Emprendedor: Diferencias entre Idea, Oportunidad, Modelo y Plan de Negocio.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *