Estrategia de integración de procesos

Estrategia de integración de procesos: 5 enfoques

Compartir:

Una estrategia de integración de procesos, puede ser algo desconcertante al inicio, ya que por lo general, gestionamos desintegrados sin darnos cuenta o inclusive, validamos y preferimos administrar muchos procesos, distanciándolos.

Una acción integrada de gestión, se inspira en los beneficios que aportan a las organizaciones, cuando consideramos los procesos como un flujo, donde todo se interconecta y por tanto, debe alinearse, junto a los actores involucrados.

Al hacerlo, podemos sembrar valor y poder, al interior de nuestro emprendimiento. Hoy vamos a evaluar qué puede suceder y cómo lo podemos gestionar en 5 áreas de aplicación que tomaremos como ejemplo.



Estrategia de integración de procesos: 5 enfoques

Exploraremos 5 aspectos de la estrategia de integración de procesos en las organizaciones, mostrando al mismo tiempo cómo se diferencian de un pensamiento de gestión tradicional.

  1. Procesos desintegrados: ¿Cómo detectarlos?
  2. Integrar necesidades, compras y proveedores en tu negocio
  3. Procesos integrados a nivel de trabajadores y equipos.
  4. Beneficios del aprendizaje integrado en las organizaciones.
  5. Incorporación de la visión comercial en todas las áreas del negocio.

1. Procesos desintegrados: ¿Cómo detectarlos?

Impactar en nuestro negocio con una estrategia de integración de procesos, requiere detectar aquello que está distanciado y tiene relación con le quehacer central de la organización.

Eso no significa que existan procesos complementarios o menores, poco importantes, pero sí que, integrarlos, tiene que ver con identificar las prioridades, y primero enfocarse en que lo más importante, se interconecte en un buen nivel.

Cuando el corebusiness, o actividad central del negocio, muestra actividades duplicadas, mucho desgaste emocional, sobre costos, sobre tiempos, cambios constantes, muchos decisores, muchos supervisores, resultados incoherentes, perjuicios económicos, entre otras tendencias nocivas para la gestión, nos encontramos cara a cara con procesos desintegrados.

Los procesos integrados, funcionan "como reloj" y cada una de sus piezas "encaja a la perfección" o ha sido pensada para esperar lo suficiente a que otra esté lista para encarjar.

Los procesos que no están integrados requieren mucho esfuerzo para optimizarse. Están alrededor de aquellos momentos donde necesitamos "apagar incendios" y por lo general, causan graves espacios de pésima comunicación.

Cuando una organización tiene muchos procesos desintegrados, es más fácil que le roben, que genere mermas y pérdidas económicas.

Como emprendedores y líderes de la gestión, necesitamos mirar donde los problemas manifiestan inequidad, inacción, insistencia en el despilfarro y por supuesto, duplicación de tareas que agrega tiempos y costos, por decir lo menos.



2. Integrar necesidades, compras y proveedores en tu negocio

La primera estrategia de integración de procesos que recomendamos en las consultorías de negocios que realizamos, tiene que ver con la gestión del proceso central del negocio, que en mucho, necesita abastecimientos de terceros y de recursos.

Un buen diseño de un proceso central, debe aportar valor para el cliente meta, sobre todo porque está pensando en aportar al concepto de producto o servicio que se diseñó pensando en él.

Sin esa definición innovadora, no podríamos identificar las necesidades que como negocio tenemos para materializarlo.

La compra de una máquina con la tecnología necesaria, pero también disponer de cuando suscribir un servicio de mantenimiento, son un clásico ejemplo de lo que como emprendedores, podemos perder de vista en la integración de procesos en este campo logístico.

Entonces, los proveedores, que piensan de este modo, y aportan trabajando de modo integral, nos ayudan más, que otros aliados que, aún siendo especialistas, les falta la capacidad de brindar un servicio (o de dialogar adecuadamente con los demás proveedores) con miras a desarrollar la integración.

Además de los actores que tienen voz, por lo general se disocia la elección de aquello que se compra, del cuando y cómo ingresa a la organización, eliminando oportunidades que tienen relación con estrategias de canal, distribución, adquisición conjunta (en comunidad) y otras acciones (alianzas por ejemplo), que sin duda pueden aportar valor y ahorros interesantes.

3. Procesos integrados a nivel de trabajadores y equipos.

Los equipos, son otro espacio interesante para la definición de una estrategia de integración de procesos.

Vamos al clásico jefe que escucha a todos en una reunión multidisciplinaria, para luego delegar tareas y resolver el día a día en su negocio.

Lo primero que hace es plantar la definición del problema, por lo general "la agenda" de la reunión. Y va preguntando, según cada especialidad (área de gestión y responsabilidad) qué se identifica o qué se propone, ya sea como problemática por resolver, o soluciones por desarrollar.

En la mayoría de las veces, dada la ausencia de integración, se pasa por alto lo siguiente:

  • La necesidad de unificar conceptos previamente validados acerca del escenario (antecedentes).
  • La importancia de eliminar las etiquetas para que todos aporten en todo sentido, creando un mayor nivel de sinergia.
  • La falta de incorporación de otros participantes (de forma directa o indirecta) como los clientes (dejando de lado el factor "innovación").

Otra "cara de la moneda" en este nivel, tiene que ver con:

  • La creencia de que las áreas deben trabajar en espacios alejados unos de otros.
  • El seguimiento a "rajatabla" de un organigrama establecido como fijo (donde no hay rotación de responsabilidades).
  • Donde nadie puede "ocupar el espacio ajeno" sin crear problemas emocionales.

4. Beneficios del aprendizaje integrado en las organizaciones.

Hasta el momento, puedo compartir, por experiencia, que si una organización supera estos "detalles" que suelen distanciar su acción interna, integrará mayor valor en los procesos de trabajo, pero también, acelerará la obtención de resultados, dado que el pensamiento integrado de sus equipos, será la base para lograrlo.

Y eso me lleva a proponer siempre, no dejar de lado, el aprendizaje en las organizaciones. Pero no sólo centrado en darle sustento a que atesoremos, registremos o hagamos seguimiento y formalicemos el "Know How".

Un aprendizaje que proviene del diálogo de todos, siempre será mejor, en comparación con un diálogo con partes, que propone ideas como "pastillas difíciles de tragar". En otras palabras, hacer que las áreas aprendan y propongan, por separado, no ayuda.

Y sostener reuniones donde no se aprende, tampoco, ya que la realidad, en el emprendimiento, como siempre digo, está basada en un participante que por lo general, es poco convocado y siempre "asumido": el cliente.

El enfoque de aprendizaje integral, basado en el cliente, ofrece un camino estratégico mucho más vital, coherente y de mayor aporte e impacto en la economía del negocio.

5. Incorporación de la visión comercial en todas las áreas del negocio.

Todos vendemos de un modo u otro. Pero esta idea, puede afectar de diferente forma, las creencias del equipo en toda la organización, lo que muchas veces, demuestra el concepto que se tiene del área de ventas y su actividad, desde otras áreas.

Apuesto a que si vuelves a leer lo que acabo de escribir, y buscas si existe alguna idea peyorativa en el texto superior, llegarás a la conclusión de que entendiste lo que que tu mente asignó cuando leíste "afectar" y "creencias".

Pasa, en todas las organizaciones que no han transitado por un proceso de integración comercial, como parte de una estrategia de integración de procesos.

Estas son las premisas bajo las cuales necesitamos implementar este cambio:

  • Entendiendo que para el cliente, todos son responsables de la calidad de atención, de la calidad del producto, del servicio y de la eficacia de la promesa de marca.
  • Sea que labores en el área logística, en producción o en ventas, todos aportamos valor (o desvalorizamos) a la percepción comercial de la organización a la que pertenecemos.
  • La estrategias de integración de procesos que se enfocan en las ventas, aportan mayor contundencia al momento de establecer los procesos previos, indirectos y directos que involucran a la organización con sus clientes.

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 01/01/2022

Contenido recomendado en Overflow.pe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.