Creer en uno mismo para poder crear

Creer en uno mismo para poder crear: 6 fórmulas

Compartir:

¿De qué depende creer en uno mismo? Es una pregunta que tarde o temprano vas a formularte en tu vida emprendedora, sobre todo cuando necesites crear los mejores resultados, en medio de panoramas o situaciones adversas.

Hoy vamos a revisar todo aquello que nos puede ayudar a creer en nosotros y reflexionaremos al respecto para crear una especie de guía útil que nos ayude a salir del "lado oscuro" que a veces es complicado de sobrellevar.



Creer en uno mismo para poder crear

En esos momento en los que sientas que la energía se fue, no encuentres razones para seguir, o todo lo que te pase no sea de lo mejor, vuelve a estas claves para rodear tu día a día, de las razones que te ayuden a elevar la creencia.

Creer en uno mismo para poder crear: 6 fórmulas para partir mejor hacia el éxito emprendedor que todos merecemos cultivar día a día:

  1. Creer en uno mismo, como hacedor efectivo que obtiene resultados.
  2. Identifica lo mejor en ti y trabaja con esos valores.
  3. Utiliza la creatividad como escapatoria.
  4. Compite contigo mismo, sin mirar a los demás.
  5. Gestiona la desmotivación a tu alrededor.
  6. Rodéate de las mejores influencias.

1. Creer en uno mismo, como hacedor efectivo que obtiene resultados

Si tienes claro que puedes lograrlo, entonces tu creencia o se mantiene, o sube, pero jamás va a disminuir, a menos que no la utilices para confiar en lo que haces usualmente, sino para incrementar tu zona de confort, en una nueva experiencia o actividad.

Creer en uno mismo depende mucho de identificarnos con nuestra capacidad de obtener resultados en los campos que conocemos y también en los que no.

Obtener resultados es un arte del quehacer humano que primero visualiza una creencia materializándose, de ahí su importancia para establecer instrucciones mentales, emociones positivas, autoconfianza y salud emocional, todo el camino que necesitas para emprender.

Hacer y lograr, son dos componentes del emprendimiento en cualquier nivel y situación. Ser efectivo es una parte de la idea de alcanzar una meta y saber lograr objetivos puntuales.

Y si bien lo mejor es la eficiencia (saber utilizar los recursos de forma adecuada), son los resultados, cuando se mantienen, incrementan o son lo mejor que podría esperarse en situaciones adversas, lo que ayuda a motivar la creencia.

Ahora toma en cuenta algo, el proceso de búsqueda de resultados, los hallazgos, el aprendizaje concreto, las habilidades blandas puestas en ejercicio y todo aquello que ayuda a apalancarte y llevarte poco a poco a lo que buscas, también es un tipo de resultado de tu quehacer.

Olvidamos, por lo general, valorar mejor nuestro quehacer y somos los primeros en juzgarnos de forma encarnizada, en lugar de tenernos paciencia, fe y aprecio, sobre todo durante el proceso de construcción emprendedora.



2. Identifica lo mejor en ti y trabaja con esos valores.

"Lo mejor de nosotros" es un concepto tan importante, que a pesar de que es buenísimo escuchar a los demás, el mejor consejo que puedo darte, es que sepas escucharte a ti mismo y aprender a determinar tus valías personales.

La razón es simple, la percepción de los demás motiva hasta cierto punto en la tarea de creer en uno mismo, en cambio, la percepción interior, afianzada en un buen criterio de autoevaluación, ayuda para siempre.

Y claro, tus valores son importantes componentes de un estado de paz que viene del hecho de que estás en el mejor camino que puedes tomar, no alejado de lo que opinan los demás, lo que más bien produce angustia por el "qué dirán".

Cuando trabajas enfocado por los resultados que vas obteniendo y respaldado por los valores que te guían, el soporte de tu persona como centro motivacional o autosatisfacción del ser, es un gran motivador para sostener y acumular mayores niveles de creencia.

Pero vamos más allá: ¿Qué sientes cuando cometes errores o fallas en el ejercicio de tus valores o te dejas llevar por otros aspectos también tuyos, pero negativos?

Si pensaste en que dejas de creer en ti, allí tenemos ambos un "pequeño gran problema" por resolver. Y me incluyo porque parece ser natural derivarse hacia ese sentimiento, dado que el error muchas veces se asocia con fracaso, miedo, humillación, enojo y una lista de cosas que no quieres sentir y eso: "te tumba".

Te voy a decir algo que he aprendido, una forma de orgullo sano, es aquella que te permite darte cuenta que, a pesar de cualquier error, tú no eres un ser "blanco y negro", "cero o uno", "malo o bueno", así que todo lo genial que tienes, convive con aquello que a ti mismo no te gusta de ti.

El punto está en saber preguntarse: ¿Desde mis valores positivos, qué estoy haciendo contra lo negativo en mi?

Creer en uno mismo ayuda a levantarse desde cualquier malestar emocional

Creer en uno mismo ayuda a levantarse desde cualquier malestar emocional

3. Utiliza la creatividad como escapatoria.

La creatividad es una condición del proceso de creación en sí mismo. ¿Existen procesos de creación "no creativos"? Pues sí. La duplicación, la réplica, la copia fiel de algo que ya fue creado antes, es un ejemplo.

Pero vamos un poco más profundo para analizar por qué la creatividad puede ayudar cuando pensamos en creer en uno mismo.

Jugar, dejar caer las barreras, emocionarse positivamente, sorprenderse, investigar, comprometerse, co crear con los demás, innovar, valorar las ideas de los demás, obtener de otras experiencias lo mejor, emular los espacios donde ocurre lo que necesitamos evaluar y un sin fin de acciones más, ayudan a estimular la creatividad.

Cuando te visualizas en el proceso creativo, y el resultado es útil de alguna forma, para alguien o algo, sientes una enorme satisfacción porque te has puesto en contacto con una condición de la energía universal: crear.

Y apuesto que en todo ese proceso, la mayor parte del tiempo, lo que hiciste fue: creer. Y claro, dado ello, buscaste, fuiste terco o terca y llegaste hasta la materialización de lo creado.

Un gran amigo me trasladó hace muchos años atrás una frase vital para este momento: "Si lo crees, lo creas".  La creatividad como escapatoria, de todo aquello que te bloquea, ayuda a incrementar el nivel de tu creencia personal.

4. Compite contigo mismo, sin mirar a los demás.

Cuando enseñamos sobre Innovación a los líderes de negocio, aportamos claves tipo "antes y después" para que aprendan a gestionar organizaciones emprendedoras, enfocadas en el cliente, y por lo tanto, van a apreciar que su enfoque en los competidores, cae.

Cuando cae esa visión de que todo lo que necesitamos hacer es destruir al competidor, ser los mejores en comparación con ellos y superarlos día a día, nos damos cuenta de la miopía que hemos experimentado como gestores de calidad.

La calidad es la visión del cliente respecto de nuestros productos y servicios y en realidad es el mayor factor de competencia en los mercados de cualquier tipo.

Todo esto lo he dicho para enfocarme ahora en tu capacidad para creer en ti mismo. ¿Qué vale la pena en términos personales? ¿Ser como los demás, mejor que los demás o tanto como los demás? ¿Realmente quieres enfocarte en otros en lugar de en ti mismo?

Innova en ti y reduce la necesidad de mirar en cualquier dirección, buscando como la creencia de otra persona se manifiesta en otra vida. Si algo no funciona igual, es la mente de otro en tu experiencia de vida. Debes reubicar las piezas y enfocarte por cuenta propia en ti.

¿"Creer en uno mismo" te suena a "Creer en los demás para explicarte a ti mismo"? Cuando te levantes, identifica en qué vas a superarte con respecto del cierre del día anterior. Esa es una práctica muy interesante.

5. Gestiona la desmotivación a tu alrededor.

Supongo que habrás notado a través de este artículo de blog emprendedor, que nuestro principal enemigo en el camino de la creencia personal, somos nosotros mismos.

Cuando no seguimos lo que somos por dentro, cuando preferimos mirar a los demás, cuando nos volvemos inflexibles respecto de los hechos de la vida y sobre todo de nuestro negocio, cuando "esperamos que todo suceda sentados", todos son ejemplos que de una u otra forma, o nacen desde la desmotivación, o nos llevan sin remedio hacia ella.

Así como es importante obtener resultados para motivar tus creencias día a día, también es importante gestionar el espacio donde te desarrollas, para sostener con firmeza tu creencia.

  • Huye de la gente que no cree en sí mismo o busca destruir tu creencia ( o ayúdales a recuperarse, si vale la pena).
  • Elimina los mensajes que atenten contra la fe que tienes en ti mismo, a veces es una canción, una película, o algo más.
  • Resuelve esas heridas emocionales que no te dejan avanzar.

Puede decirse que lo que más afecta la necesidad de creer en uno mismo, son justamente lo que se denomina "creencias limitantes", situaciones que a veces no son evidentes o claras cuando las ejercemos, porque andan ocultas dentro de nuestro quehacer habitual.

Es por ello que aprender a identificar y eliminar las creencias limitantes, siempre va a contribuir a nuestra motivación personal.

6. Rodéate de las mejores influencias.

Somos el promedio de las 5 personas con las que te relacionas. ¡Wow! Cuando descubrí este concepto, realmente entendí mucho de cómo expresaba y expreso hoy, mis creencias personales.

Aquí puedes leer sobre este tema, en un artículo que escribí sobre Jim Rhon y su frase poderosa: "Eres el promedio de las 5 personas que te rodean" dijo Jim Rohn (overflow.pe)

Cuando sientas que no puedes contra lo positivo, que la alegría te abruma, que aquellos que dicen "vamos a lograrlo" necesitan más razones que solo estar felices al decirlo, o que te detienes en los "porqués", "conqués" y "conquienes", necesitando explicaciones para determinar si algo va a ocurrir o no, es que la influencia de los demás, está manifestándose.

Cuando te influye gente flexible que sabe creer en si mismo, y por supuesto, te dejas llevar y por "osmosis" 😉 aprendes al respecto, te darás aún más cuenta de cómo el proceso de "herencia de pensamientos" es capaz de llevarte por caminos extraños.

Aún es complejo para mi, saber por qué además, uno tiende a hacer elecciones distintas, en relación con otros que mantienen las mismas influencias. Imagino que tiene que ver con "programas" más fuertes (lo digo desde la PNL) instalados en uno mismo con los cuales necesitamos combatir.

Sea como sea, rodearse de los mejores (aprender a saber quién es quién en tu vida y en los negocios), va a girarte hacia el hecho de creer en uno mismo con mayor facilidad.

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 01/12/2021

Contenido recomendado en Overflow.pe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *