Sanar negocios afectados por la crisis: 8 claves

Sanar negocios afectados por la crisis: 8 claves

Compartir:

Cómo sanar negocios afectados por la crisis es probablemente la pregunta de mayor meditación en la actualidad, formulada por emprendedores, empresarios y trabajadores.

Y es que la crisis sanitaria actual nos ha obligado a cerrar los negocios y en muchos casos, a ingresar en procesos de divergencia, desazón, incomprensión y decisiones complejas.

Los equipos tienen heridas por sanar, muchos perdieron sus puestos de trabajo y muchas vidas se han alejado de nuestra realidad, sin poder hacer mucho a falta de dinero y atenciones.

Por tanto, es viable hablar de sanar negocios afectados por la crisis que vivimos. Esperamos que este proceso por etapas, ayuda a los emprendedores que nos sigan, a punto de retornar al mercado.



Un proceso de 8 claves para sanar negocios afectados por la crisis

Emprender es más difícil cuando una crisis se impone, para ello hemos preparado un proceso de 8 etapas que esperamos sea de utilidad.

  1. Reunir al equipo y restablecer o mejorar el vínculo.
  2. Plantear las primeras decisiones con el equipo
  3. Analizar el estado de la relación mercado - negocio.
  4. Buscar oportunidades que generen ingresos, dada la crisis.
  5. Definir y ejecutar un plan.
  6. Monitorear las condiciones de la crisis y su proyección.
  7. Ejecutar acciones coherentes
  8. Integrar un sistema de control financiero en época de crisis

1. Reunir al equipo y restablecer o mejorar el vínculo.

Los negocios o las empresas, no existen, he dicho repetidamente en múltiples ocasiones... lo que existe son las personas, y juntos, nos asociamos en diferentes roles y beneficios, alrededor de esas formas de hacer equipo y crear rentabilidades.

Por lo tanto la primera fase de esta solución, tiene que ver con el hecho de buscar el encuentro del equipo, respirar profundo y comenzar a utilizar una dinámica de enlace, propuesta y solución temporal y reactivación de índole humana primero.

Han ocurrido muchos quiebres emocionales antes que financieros, alrededor de las empresas y sus equipos y ello, sin resolverse, no deparará un mejor futuro.

2. Plantear las primeras decisiones con el equipo

Si se trata de sanar negocios afectados por la crisis, un objetivo de corto y mediano plazo respecto de la economía de las personas tendría que formar parte de la primera meta por resolver.

En primer lugar, porque sanar ese aspecto es importante para recuperar el entusiasmo, solucionar problemas relacionados en cada familia detrás de cada persona, y dar el salto emocional para llegar en un nivel de mejor estado anímico al siguiente paso.

Si la crisis es muy profunda para el negocio, necesitamos saber con quién ya no contaremos, con quiénes contaremos, digamos a medio tiempo y con quienes el negocio necesita contar a tiempo completo.

Una forma de ayudar a quienes ya no volverán como trabajadores, es la de convertirlos en proveedores y eso puede terminar resultado súper estratégico.

3. Analizar el estado de la relación mercado - negocio.

Los negocios en sí mismos, es decir la relación entre la demanda y la rentabilidad, también necesitan restablecerse de modo que las compras vuelvan a manifestarse en niveles adecuados y además de la fluidez financiera necesaria, se apunte a una rentabilidad que permita crecer.

Los mercados que reducen su capacidad de compra por algún motivo no controlable, parte de la crisis, necesitan analizarse para saber qué poder ofrecerles como productos o servicios de soporte.

Una crisis habitual, tarde o temprano terminará por reducirse hasta que el comportamiento de la demanda se estabilice.

Analizar el estado de la relación entre ese mercado y el negocio, nos ayuda a todos en el equipo a visualizar qué futuro tiene nuestra vinculación y qué debemos aportar todos para materializarlo.

4. Buscar oportunidades que generen ingresos, dada la crisis.

Luego de realizar un análisis objetivo de la relación que tenemos con el mercado una forma real de sanar negocios afectados por la crisis, es entender qué intención tiene la demanda y hacia dónde se mueve.

En una crisis, las oportunidades son pocas y los negocios que lean mejor lo que la demanda busca, serán los que sobrevivan.

Cuando la demanda se contrae, pocos productos y servicios, generalmente los más básicos y necesarios, se convierten en los motores de la economía y el comercio.

Algo para tener en cuenta es que las oportunidades pueden ser de muy corto plazo, de mediano o largo plazo más bien, son las tendencias estables, de modo que, la toma de decisiones debe ser ágil para aprovechar el corto plazo al alza de una oportunidad.

Una característica básica de una oportunidad no es el hecho en sí mismo, sino la capacidad y condiciones que tenemos durante ese hecho, para poder crear nuestro potencial de aprovecharla.

Lee este aporte y retorna al finalizar: ¿Existen realmente las oportunidades de negocio?

 

 



5. Definir y ejecutar un plan.

Identificadas las oportunidades y analizado el potencial que podrían aportar recursos, experiencia, contacto, proveedores y sobre todo, tu equipo, lo que sigue es definir un plan.

Por ejemplo asociarse con otros negocios para suplir demandas grandes gestionadas por las compras del Estado a través de la asociatividad, puede ser un tipo de acción importante para subsistir.

Cambiar de rubro y anteponer la historia del negocio, la promesa de marca y la necesidad de tu equipo por trabajar, como ha sido el caso en Perú de la Pastelería San Antonio que recientemente se transformó en un Minimarket.

Puede que muchos negocios durante la crisis, no hayan sobrevivido y la idea de comprar un negocio que esté en liquidación pueda convertirse en una oportunidad para la cual también es necesario un plan de fusión o mejora, aprovechando la marca de ese negocio.

6. Monitorear las condiciones de la crisis y su proyección

Es importante analizar lo que va ocurriendo en el mercado, los participantes que pueden ingresar, los que pueden salir y qué posiciones se están quedando sin operadores, al mismo tiempo que se analizan los tiempos y proyecciones de la crisis.

Una forma a afianzar la recuperación de nuestro negocio tiene relación directa con los ajustes por realizar mientras la crisis cambia, se mueve hacia otras variables o se reduce para un sector o para todos los sectores.

Será importante considerar:

  • Datos estadísticos del gobierno.
  • Acciones de los gremios o instituciones a las que estemos vinculadas.
  • Datos propios de nuestro negocio.
  • Comportamiento del consumidor.

 

7. Ejecutar ajustes coherentes

No habremos tomado todas las decisiones para salir de una crisis, incluyendo observarla por dentro y por fuera, para durante la gestión de la misma, apresurarnos en gestionar de forma incoherente.

Justamente los planes que se pensaron en etapas anteriores son el rumbo que debemos revisar con el criterio suficiente para no desacelerar nuestro plan de inserción, dejar de combatir la crisis o irnos por las ramas.

La mejor gestión que puede hacerse comprende ejecutar ajustes coherentes según cada hallazgo que vamos encontrando durante este proceso que no va a ser fácil pero es viable de realizar.

8. Integrar un sistema de control financiero en época de crisis

En un artículo anterior, postulamos un proceso de revisión constante del panorama de las crisis, desde el punto de vista financiero.

Esta previsión está basada en el hecho de que este tipo de crisis, van a volver a manifestarse, tarde o temprano y si no viene de la mano de un virus, puede venir desde otro aspecto.

Así que no podemos dejar de monitorear el futuro, más fortalecidos por supuesto.

Revisa las 9 etapas para el Control Financiero de la crisis que hemos propuesto desde Overflow Emprende y si necesitas un aporte de consultoría para tu negocio, no dudes en contactarnos.



Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *