Herramientas clave para reconstruir el mundo

6 herramientas clave para reconstruir el mundo

Compartir:

¿Existe algo como la enumeración de herramientas clave para reconstruir el mundo?

En efecto, existe. Se trata de resolver la necesidad por reconstruirnos, que todos tenemos, luego de haber pasado por el distanciamiento social a todo nivel, en casa, en el empleo y por su puesto en el emprendimiento.

Pensamos en esto luego de abordar diversos procesos de capacitación en las organizaciones que realizamos, sobre todo al ver el impacto de la nueva realidad en las personas. Y si bien la pandemia ha consolidado muchísimas formas nuevas de socialización en el espacio digital, aún necesitamos aprender a aceptar, afrontar y entender qué roles nos toca cumplir.



6 herramientas clave para reconstruir el mundo

  1. Autoconocimiento y Autoconfianza.
  2. Habilidades blandas.
  3. Habilidades duras.
  4. Integración y Diálogo en la política.
  5. Crecimiento financiero individual y colectivo.
  6. Globalización sostenible.

1. Autoconocimiento y Autoconfianza.

El autoconocimiento es la puerta para encontrar un mundo más simple, accesible y posible de controlar desde nuestro interior. Conocernos por dentro, ayuda a fortalecer nuestro conocimiento de los demás, a estar más disponibles, bajar las defensas innecesarias, ser más empáticos con nosotros y emprender una práctica posterior con el resto de nuestra vida.

Los niveles adecuados de autoconfianza, sin caer en la ruptura de la realidad, pero tomando en cuenta que somos lo que pensamos, y creamos lo que creemos, son un camino necesario para generar éxito, sobre todo, en momentos de tensión y desafíos.

El autoconocimiento y la autoconfianza, son 2 caras de una sola moneda si se trata de blindarnos ante la adversidad y dar nuestros primeros pasos. Son 2 herramientas clave para reconstruir el mundo que sin duda necesitamos fortalecer como prioridad.

Ambos forman parte de lo que enumeramos en nuestros procesos de capacitación como los 12 valores reflexivos que construyen tu éxito emprendedor, no dejes de revisarlos.



2. Habilidades blandas.

Si se trata de identificar herramientas imprescindibles para el desarrollo personal, las habilidades blandas deberían formar parte de los contenidos de enseñanza desde pequeños.

Las organizaciones de hoy, presionadas por los resultados comerciales que el mercado en pandemia muestra, están sufriendo de una disminución acelerada de habilidades blandas. Y si bien mucho hace, el hecho de estar cada vez más distantes, por los protocolos y la tecnología, deberíamos preocuparnos más por volver al camino, uno más humano por cierto.

Practicar la socialización humana, centrada en la identificación de aquellas competencias que favorecen la interrelación entre personas, nos ayuda en múltiples y variados escenarios y es otra forma de señalar la importancia de las habilidades blandas en nuestra vida.

Se trata de una de las herramientas clave para reconstruir el mundo, que sin embargo, tiene más bloqueos y resistencia en las comunidades, pero cuando se aprecia, entiende y pone en práctica, reduce con su aplicación, el estrés laboral, las fricciones entre áreas y eleva los resultados.

Si su organización requiere un taller de habilidades blandas, podemos aportar muchísimo a este objetivo dado que llevamos mucho tiempo trabajando con equipos y personas, en este tipo de construcciones positivas y liberadoras.

3. Habilidades duras.

El conocimiento que necesitamos utilizar para repararnos, también forma parte de las herramientas clave para reconstruir el mundo.

Si bien se señala que sólo el 15% del éxito en la carrera profesional y emprendedora de una persona, depende de las habilidades duras, se trata del conocimiento aprendido que nos permite ejercer una especialidad, antes de ponerlo en práctica con personas y adquirir competencias sociales.

Es nuestra puerta de entrada al mundo del empleo, al menos hasta que las fórmulas de contratación basadas en habilidades blandas sean lo común (el proceso ya empezó).

Las habilidades duras, tienen el reto de seguir adquiriéndose y hoy, el mundo digital está asumiendo como entorno de aprendizaje, este camino.

Aprender procedimientos, técnicas nuevas, innovación, digitalización, cómputo y sistemas y otras nuevas necesidades del mundo entero, pueden complementar nuestra formación inicial que antes de la pandemia nos daba de comer.

Un buen enfoque de aprendizaje de habilidades duras, en las mejores instituciones, nos ayudará a integrarnos mejor en el competitivo mundo de la búsqueda de resultados positivos en medio de mercados que empiezan a recuperarse.

Te recomiendo leer la diferencia entre capacidades y competencias para cerrar los conceptos entre habilidades blandas y duras.

Hombres y mujeres están llamados a enfocarse en las herramientas clave para reconstruir el mundo

4. Integración y Diálogo en la política.

Está clarísimo, después de la experiencia vivida por los países, frente a la pandemia, que la política necesita de nosotros y nosotros (los ciudadanos) de la política.

¿Pero en qué sentido la necesitamos si siempre parece que se desarrolla en contra nuestra?

Justamente, para nutrirla de valores, de cambio de visión, de enfoques que superen los intereses personales, de una integración ciudadana que la tome y le quite los colores y las posiciones y así, podríamos enumerar muchos enfoques necesarios para profesionalizar y tornar viable y con mejores resultados (sobre todo humanos) el mundo de la política.

Sin integración y diálogo, como ciudadanos, no vamos a llegar fortalecidos y hacer que los gobiernos tomen las mejores decisiones para cada uno de los roles que nos toca desarrollar en momento de crisis.

El mundo está lleno de personas en cargos, elegidas o no, que asumen su propia visión sobre una problemática, sin considerar la diversidad de pensamiento, posiciones y demás. Y al mismo tiempo, la población no cede, para permitir que se vayan dando pasos relevantes, poco a poco, o que se establezcan prioridades que aporten desarrollo y bienestar para todos, empezando con los que más afectación tienen.

Esta pandemia ha sido la oportunidad para abrir la mente a todo esto y sin bien se dieron avances, también existen retrocesos y abusos que es necesario evidenciar, no por un interés electoral, político (a la antigua) sino para el bienestar del país como una comunidad integrada.

5. Crecimiento financiero individual y colectivo.

El mundo es un mundo financiero en lo individual y en lo colectivo, pero necesitamos quitarle a esa palabra, la asociación con los bancos, las entidades de ahorro y crediticias o los préstamos de inversión, las criptomonedas, y otras alternativas que han surgido e intentan ofrecer "salidas" a la crisis económica.

Las finanzas deben empezar a retomar el espacio personal, y para lograrlo, necesitan ser concebidas por las personas como una de las herramientas clave para reconstruir el mundo individual de cada economía personal, o como mucho, familiar.

Si como individuos, corregimos el enfoque en el gasto y lo reemplazamos por el enfoque en el ingreso, habremos dado un pequeño salto que implica también, obtener tranquilidad emocional.

Por ejemplo, los programas de emprendimiento directo y personal, que solicitan el ejercicio de capacidades y no de inversiones, son espacios ideales, para cambiar el enfoque y ponerse a trabajar, en una solución concreta.

Aprender de ventas, emprender con eficacia en negocios de alta rotación que puedan ser manejables, informarse sobre la mejor forma de producir ingresos, pensando en nuestro entorno, también son estrategias clave, junto a las 2 primeras herramientas que en este artículo he señalado, por supuesto.

Lo colectivo, es la suma del éxito individual, no lo olvides. Te recomiendo leer este artículo de Blog emprendedor: ¿Cuándo pensar en las finanzas? (overflow.pe)

6. Globalización sostenible.

La última de las herramientas clave para reconstruir el mundo que presentaré hoy, tiene que ver con la globalización, una palabra de hace algunos años, que hoy toma relevancia por que necesita nuevas miradas.

Con la pandemia y la consecuente protección de la vida, los fenómenos de ausencia de postulantes a puestos logísticos, las reprogramaciones del tráfico aéreo y marítimo y todo el incremento de costos de transporte, la globalización, que había superado el cierre de fronteras de los primeros meses, sin duda, ha sido golpeada como un proceso sostenible que andaba bien.

No andaba perfecto, pero los errores, problemáticas y ausencias se evidenciaron, como en otros aspectos del comercio internacional, dadas las regulaciones para el control del covid19.

La globalización de nueva visión, necesita revisar la interrelación entre las regiones dentro de un país, la optimización productiva de sus mejores capacidades y competencias comerciales y económicas, mirar a los vecinos internacionales, y acercarnos al comercio con los territorios que podemos controlar con bajo costo, y alta efectividad.

Los caminos, carreteras, puentes, accesos fluviales, y otros medios de transporte multimodal en territorios con diversidad ecológica como los que nutren Latinoamérica, son el norte de aporte en infraestructura que las organizaciones y el Estado, deberían promover y concretar, bajo esta nueva mirada, buscando la sostenibilidad.

¿Qué rol tendría tu emprendimiento en este aspecto? ¡Esa es la reflexión vigente que podría ayudarnos como país desde las comunidades productivas!

Sergio González Marín - Consultor y Director Overflow Emprende - Overflow.pe

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha de publicación: 23/09/2021

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *