Consejos para vender lo que ya no usas en casa - Blog Emprendedor - Overflow.pe

Vender lo que ya no usas en casa: 7 consejos

Compartir:

Hoy, vender lo que ya no usas en casa, puede estar entre muy necesario y adecuado, todo depende de cómo, la nueva realidad, te haya impactado económicamente. Así que no está demás considerar seguir las pautas que aquí te ofrecemos.

La idea de cada uno de estos consejos, es la de ayudarte a emprender una acción básica pero importante, que podría luego convertirse en algún tipo de pequeño negocio por desarrollar.

Este artículo estará enfocado en Internet como solución a la venta de tus cosas usadas, pero si deseas revisar que propusimos antes de los protocolos de distanciamiento, revisa Las ventas de Garaje son una buena idea, y regresa.



Consejos para vender lo que ya no usas en casa

  1. Define objetivos para el uso de cada una de tus habitaciones en casa.
  2. Identifica en cada habitación qué ya no usas en casa.
  3. Haz a un lado aquello que está en buen estado de conservación.
  4. Contacta un depósito de donaciones.
  5. Busca en Internet, los objetos vendibles y conoce las ofertas vigentes.
  6. Regístrate, publica y haz contacto para vender.
  7. Piensa en la seguridad al momento de vender.

1. Define objetivos para el uso de cada una de tus habitaciones en casa.

Ya se trate de habitaciones para el descanso y esparcimiento, los cuartos de tus hijos, la sala, el comedor, la cocina, los baños, descansos, entre otros; cada zona de tu casa, tiene un uso, o puede cambiar de uso.

Si se trata de vender lo que ya no usas en casa, aprovecha la oportunidad, para revisar una por una, todas las habitaciones, considerar con quienes vives en casa, quienes vendrán o quiénes se irán.

Este consejo es muy útil, pues garantiza que no se vas a deshacer (vendido o no) de cosas importantes, en relación al uso principal de tus habitaciones y espacios, y al mismo tiempo, "saltarán a la vista" todos aquellos objetos que realmente no sabrás en qué utilizar.

Muchas veces el consumismo hace que llevemos a casa, aparatos que usamos pocas veces, ropa en exceso, zapatos de todo tipo que dejamos utilizar, entre un sin fin de objetos que te aseguro, podrás reunir en una "montaña de oportunidades".

2. Identifica en cada habitación qué ya no usas en casa.

Mucho antes de vender lo que ya no usas en casa, tendrás que visualizarlo cuarto por cuarto, se trata de seguir adelante con el consejo anterior, hablar con el responsable de cada cuarto o zona de tu casa y preguntar muy bien, ya sea a tus hijos, esposa, esposo y a tus padres, si es el caso, si lo que ya no se está utilizando realmente no tiene caso, conservarlo en casa.

Este filtro te ayudará a tener a la familia de apoyo ante las decisiones, ya que finalmente, el dinero, volverá al presupuesto familiar, o será repartido entre ellos, según la propiedad de cada objeto.

Aquí es donde surgen objetivos nuevos para lo que obtengas de dinero con cada objeto, algo que veremos más adelante.

Es importante que no tengas bloqueos ni barreras en este proceso, para que puedas fluir y alcanzar el éxito en la venta de todos los artículos que no se utilizan.



3. Haz a un lado aquello que está en buen estado de conservación.

Luego de alcanzar el consenso con tu familia, del modo en que lo explico (o similar) en el punto anterior, toca revisar a fondo tu inventario, pues muchas cosas en desuso, se malogran con el tiempo.

Además, como ya es sabido, muchos procesos de fabricación objetos, incorporar la obsolescencia programada en su ejecución y, es probable que por fuera, algo se vea bien, pero por dentro, no funcione.

Así que en esta etapa, deberás hacer a un lado lo que sí está en buenas condiciones, lo que podría estar a punto de vencer, o en condiciones intermedias, y separar definitivamente, lo que no tiene utilidad para nadie, y por tanto, o lo reciclas de algún modo o lo tiras al sistema de recolección de basura, de tu municipio.

En muchos casos, lo que no sirve puede convertirse en material para vender a centros de colección de plástico o metales, o entregar a otro tipo de entidades.

4. Contacta un depósito de donaciones.

Los centros que reciben donaciones, son aquellos tipos de entidades que se encargan de reparar algo que tiene condición intermedia, de reciclar por ti, y de generar recursos para ayudar a personas sin recursos.

Del mismo modo, existen alternativas para ayudar directamente, siempre y cuando los objetos en casa, no sean vendibles, pero sí, se puedan transformar en un obsequio. Ese es el ejemplo del sitio web español Te lo Doy, que opera principalmente en Madrid y es un canal de contacto entre quienes quieren obsequiar, necesitan y buscan recibir.

En el Perú, por ejemplo, solemos contactarnos con Trapero de Emaús (encontrarás en Internet, probablemente, cerca de tu localidad, una entidad de un nombre similar, dedicada a recibir para realizar diversos tipos de acción social).

Dado que ayudar es bueno, te tocará evaluar a ti, dónde enviar lo que no vas a vender, pero por favor, no envíes aquellos productos inservibles que desecharás, en todo caso, llama, explica y evalúa con ellos qué hacer.

5. Busca en Internet, los objetos vendibles y conoce las ofertas vigentes.

Muchos portales de Internet, son los medios obligados, para vender lo que ya no usas en casa. En este artículo, te hemos propuesto consejos para llegar a ejecutar el proceso de modo integral, tomando en cuenta, donar aquello que no venderás.

En el caso de la venta, el consejo es que antes de publicar, primero examines en portales especializados en la venta digital de productos usados, buscando primero un objeto similar al que ya determinaste vender.

Esa acción, te permite mejorar la probabilidad de ventas, conocer las transacciones similares que se están realizando y acelerar el éxito de tu campaña de ventas personal.

Ten en cuenta que se tratará de objetos usados, de modo que la percepción que brindarás en fotos y en la publicación, es importante.

Con los datos en mano, de este levantamiento de información, ya estás lista o listo para emprender el siguiente paso.

6. Regístrate, publica y haz contacto para vender.

Si ya tomaste la decisión de qué precio y condiciones vas a establecer para vender en línea, aquellos objetos que validaste en diversos portales, estas pauta te serán de utilidad:

  • Si la aplicación no es local, busca un vendedor local al quien hacerle llegar tus productos, un familiar en el extranjero, un buen Courier y el cálculo de un buen margen, pueden representar una muy buena idea.
  • Si la aplicación es local, necesitarás conocer una lista de servicios locales de entrega puerta a puerta, para añadir bajo coordinación, el costo de cada envío con tu cliente.
  • Una vez dentro, compórtate lo mejor posible, pues todas las aplicaciones se preocupan por evaluar a sus suscriptores.
  • Aprende y utiliza los accesos que te brindan para saber cómo funciona cada una de las ventajas gratuitas en cada plataforma.
  • Recuerda que las fotos, si tienen la mayor calidad, garantizarán un mayor éxito.
  • Si se trata de escribir, recuerda mencionar las características reales de tu bien o producto, pero también háblale a las personas y su deseo por mejorar su vida, con aquello que les quieres vender.
  • Revisa el desempeño de otros vendedores y copia las mejores prácticas.

Te recomendamos un artículo anterior donde compartimos las 12 páginas para vender cosas usadas por Internet, estoy seguro que te serán de mucha ayuda.

7. Piensa en la seguridad al momento de vender.

Vender lo que ya no usas en casa, no tiene por qué significar un riesgo. Podemos estar seguros que esta lista de consejos, puede ser útil para minimizarlos, sin embargo, confía mucho en tu intuición:

  • Verifica con anticipación, la identidad de tu comprador. Puedes pedirle una identificación. La mayoría de portales de compra-venta realizan este registro, pero puedes añadir mayor prevención, nada te lo impide.
  • Define con claridad, lo que vas a entregar. Tanto en el aviso, como al referir el aviso al momento de comunicarte fuera del portal. Un tipo de seguridad muy particular, debes gestionarla siempre con la mejor capacidad: informar sobre el producto que estás vendiendo.
  • Acompáñate de alguien, quizá hasta de dos personas, al momento de realizar una entrega.
  • Valida al menos dos o tres veces, la confirmación de la venta, sobre todo si es contra entrega. De preferencia, eleva el control cobrando por anticipado o utilizando el sistema de ventas de la plataforma donde vendas, aún así te cueste una comisión.
  • No cedas a cambiar de dirección de entrega, ni fuera del sistema, ni dentro, una vez pactada la venta y la entrega.
  • Si recibes a alguien en tu domicilio, no lo hagas sin la compañía necesaria, y gestiona la entrega fuera de tu casa.
  • Antes de entregar, cuenta el dinero si realizas contra entrega.
  • Y si se trata de un depósito, primero espera que este se visualice en tu cuenta, y no cedas a presiones de entrega en taxis o a personas que te esperan fuera, si surge algún tipo de retraso. De hecho, esto suele ser una modalidad de estafa, cuando realizas transacciones, fuera de las plataformas.

Aquí 3 consejos adicionales:

  1. Piensa en las personas que desean mantener su casa con menos cosas en ella, quizá esta puede ser una alternativa para ayudarles.
  2. Comprar y Vender cosas usadas, está a un muy corto paso de poder realizarse en tu ciudad, tomando estas ideas como base.
  3. Toma cada uno de estos consejos también, como una forma de desocupar espacios y ganar dinero, poniendo de relieve la importancia de contar con habitaciones con buena ventilación e iluminación en casa.

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Artículo destacado en Blog Emprendedor

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *