Teletrabajo y productividad: 8 claves ganadoras - Overflow.pe

Teletrabajo y productividad: 10 claves ganadoras

Compartir:

El mundo se hallaba interesado en los casos de reducción del tiempo de trabajo en Japón, España, Inglaterra y aquí en Latinoamérica.

Hoy discutimos sobre teletrabajo y productividad, a la misma velocidad con la cual el mundo se enfrenta a una pandemia de escala global que nos tiene encerrados.

Se trate de una realidad que nos oculta la verdad, o de una medida que nos confina en lo real, necesitamos aprender a trabajar en casa, lejos de la flexibilidad que nos ofrecen las oficinas o el estar del otro lado de nuestras cuatro paredes.



10 claves ganadoras para maximizar teletrabajo y productividad

  1. Prima la organización del recurso tiempo.
  2. Necesitas asignar un espacio que todos respeten.
  3. Energía y motivación al tope.
  4. Tiempo libre de calidad que respeta el tiempo de trabajo.
  5. El cronograma depende de tu conexión con la productividad real.
  6. Uso de las TICs y nuevas capacidades.
  7. Flexibilidad laboral y Enfoque en resultados.
  8. Desarrollo de contenidos de calidad.
  9. Evita y controla las distracciones.
  10. Cierra tu día evaluando y compartiendo.

1. Prima la organización del recurso tiempo.

El espacio virtual para el trabajo demanda ingresar y permanecer en él, la cantidad de tiempo suficiente como para obtener resultados.

Organizarse previamente, minutos antes, o al cerrar el día, es una buena forma de no improvisar.

Lo importante es optimizar el tiempo que asignes a tu participación virtual, ya que te conectarás para establecer relaciones, tomar decisiones y enviar aportes puntuales a los proyectos de la empresa donde trabajas.

Si eres emprendedor, con mayor razón, organizar el tiempo es importante para optimizar y alcanzar la mayor cantidad de tareas de tu cheklist.

2. Necesitas asignar un espacio que todos respeten.

El problema que puede presentarse cuando tu casa es pequeña, necesitará que "espacio" se fusione con "tiempo" y todos tendrán que entender, sobre todo los más pequeños, aprendiendo a convivir en armonía.

De otro modo, buscar un espacio en casa, que te permita independizarte, obtener el nivel de silencio que necesitas o no interrumpir las actividades de los demás, mientras trabajas, es un objetivo importante por alcanzar.

Teletrabajo y productividad van muy bien de la mano cuando tu espacio de trabajo tiene todo lo que necesitas para ejercer, iniciando y terminando con armonía y concentración.

3. Energía y motivación al tope.

Ir al trabajo es más difícil que levantarte y empezar el día cuando lo que toca es hacer teletrabajo.

Si te tocó en Cuarentena, hacerlo, nutrirte de motiviación y energía requiere de un trabajo adicional.

Por razones psicológicas confinarse puede resultar en una verdadera distracción y destrucción del trabajo en casa y conectarse puede significar algo que no quieres hacer.

Motivarse como lo harías para ir a tu oficina, o -cuando corresponde- motivarse para salir a la cafetería más cercana a trabajar, puede aportar muchísimo a mantener un buen grado de efectividad en este tipo de labor.

4. Tiempo libre de calidad que respeta el tiempo de trabajo.

Si lo tuyo es lidear entre teletrabajo y productividad, debes aplicar la fórmula de la calidad para el tiempo libre, por que ello aportará a que tu tiempo de trabajo sea respetado.

Aquí intervienen amigos, familia, esposos, esposas, tu pareja en general y sobre todo los más pequeños y hasta las mascotas.

Además de ser un asunto de costumbres, el tiempo libre debe ser intenso, beneficioso, útil, recordado, motivador, suficiente, enfocado, genial, lleno de amor y sobre todo dedicado en exclusiva.

Si quieres respeto en tu tiempo de trabajo, compromete al máximo tu presencia cuando no es tiempo de trabajar.

Teletrabajo y productividad: 8 claves ganadoras - Overflow.pe



5. El cronograma depende de tu conexión con la productividad real.

La productividad real es una conjunción de costumbre, horario, predisposición, biología, preferencias, comodidad, acuerdos y hasta de varios puntos anteriores sumándose y haciendo viable que todo sucede como debe ocurrir.

La organización de un cronograma, cuando el teletrabajo te da de comer, se convierte en una necesidad laboral o en tu pasión y forma de vida, es vital.

Definidos los espacios, identifica las acciones y apúntalas. Yo por ejemplo, utilizo una pizarra acrílica y voy tachando los retos que ya logré alcanzar. Cada línea está dentro de un bloque A.M. o P.M. según me organice.

Y no todos los días, me conecto con el trabajo en línea, ya que no todo me lleva a estar conectado. Existen tareas que por su naturaleza, requieren de una computadora, pero no de interacción digital.

Así que en un cronograma, luego de establecer el cuando y el qué, debes definir la clasificación e integración de tareas, de modo que puedas alcanzar los mejores niveles de productividad real, conforme a tu estilo de trabajo en casa.

6. Uso de las TICs y nuevas capacidades.

Teletrabajo y productividad, son en sí mismas como una moneda, dos partes de una sola estrategia.

Y por ello, las TICs y las nuevas capacidades, que nos permiten administrarlas, ejecutarlas y ponerlas a sumar para alcanzar nuestros objetivos, son el camino a transitar hacia el éxito de su aplicación.

Por un lado las tecnologías necesitas ser aprehendidas (mucho más que aprendidas) de modo que inclusive, con el tiempo, si necesitas crecer como emprendedor y mantener la dinámica de trabajo digital, puedas enseñarlas.

Además de ello, conectarte digitalmente con el mundo, para la mayoría de personas, significará mostrarse mucho, quizá demasiado, pero tendrán que hacerlo.

Hablar con corrección, emitir un buen audio, gesticular ante la cámara, transmitir de forma motivadora tus contenidos: dominar, en pocas palabras, el audio y el vídeo, es parte de las competencias que necesitarás desarrollar.

Hoy más que nunca, leer la zona "Ayuda" de una aplicación, software en línea o guía de instalación, será la tarea más ejecutada en el planeta, dada la intensidad del teletrabajo en los mercados.

7. Flexibilidad laboral y Enfoque en resultados.

Aún te vuelvas el o la más perfecta aplicando esta dinámica de trabajo digital, siempre sucederá un imprevisto.

Si eres emprendedor, lo puedes manejar con mucha flexibilidad pero debes cuidar que los pequeños malos pasos en la organización del tiempo, pueden jugarte una mala pasada.

Si eres dependiente, es importante añadir un excelente nivel de diálogo, comprensión y coordinación de ida y vuelta, para que la comunicación no se malogre por ausencia de flexibilidad.

Finalmente, en ambos casos, buscar los mejores niveles de teletrabajo y productividad, dependerá de enfocarse con calidad y coherencia en los resultados que se necesitan obtener y en cuanto a la organización del tiempo, ser flexibles ayuda y mucho.

8. Desarrollo de contenidos de calidad.

Del mismo modo que necesitamos aprender nuevas competencias en relación a la tecnología, ésta debe ser el canal ideal para transmitir, desde sus herramientas, el mejor contenido posible.

Un contenido de calidad tiene muchas formas de verse y relacionarse con los medios utilizados, formatos, medidas, temas, perfiles de receptores, tamaños, tiempo para consumirse o interactuar con él, entre otros.

Cuando todas esas variables son de calidad, el usuario de los contenidos, valorará mucho más, el resultado del trabajo digital en casa (o fuera de la oficina).

Tomemos en cuanta que, el contenido debe ir orientado al receptor, desde el emisor, con las condiciones de valoración del primero, para considerarse de calidad.

9. Evita y Controla las distracciones

Teletrabajo y productividad funcionan a la perfección y ascienden en los resultados siempre y cuando quien ejecuta este tipo de actividad y meta, es consciente de las distracciones.

Evitar los momentos que nos alejan de la rutina, el plan y la meta por lograr, es la primera acción a desarrollar y tener muy interiorizada para alcanzar buenos niveles de productividad lineal, constante y de calidad.

Controlar la emisión de distracciones en el espacio donde ejecutamos teletrabajo, nos ayudará a completar tareas que necesitan ejecutarse "de un solo tirón" la mayoría de las veces.

Formas de evitar y controlar distracciones:

  • Hablar y llegar a acuerdos serios en casa.
  • Solucionar en forma detallada cada situación específica que aparezca.
  • Controlar el acceso al espacio de trabajo, señalado en el punto 1.
  • Tomar en cuenta que, este inconveniente, también puede venir desde el mismo entorno digital.

10. Cierra tu día evaluando y compartiendo

Si la intensidad del teletrabajo es muy alta, es bueno que por un asunto de cuidado mental, salud física y concentración, seas capaz de cerrar, detenerte y relajar las acciones.

Ese término "trabahólico" derivado del vocablo inglés "workoholic" describe una obsesión que no nos ayuda a quienes trabajamos bajo este método, en casa o en donde sea, y exageramos las horas.

Por eso es importante detenerse, revisar el Checklist de tareas (si no lo revisaste paso a paso durante el día) y además de analizar por que no hiciste más o dejaste de hacer, compartir tus éxitos y motivaciones con quien te pueda escuchar.

Considera eso, una acción "fuera de horario" que te ayudará a entender mejor cómo elevar tu éxito en el teletrabajo y productividad día a día.

Puedes hacerlo con algún integrante de tu familia o con un compañero de trabajo de la plataforma donde te conectes, o con otro emprendedor que también está habituado a  este tipo de rutinas.

No dejes de compartir, aportar y aprender de los demás.

¡Muchos éxitos!

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *