Cuida tu ergonomía al emprender - Blog Emprendedor - Overflow.pe

Cuida tu ergonomía al emprender: 3 claves

Compartir:

Cuida tu ergonomía. Ya sea que emprendas o labores en una compañía, cuidar la ergonomía, significa estar atentos a cómo nuestro cuerpo adopta posiciones no naturales al trabajar. Esas posiciones nos afectan lentamente y, cuando aparecen síntomas diversos, le restamos energía a nuestra capacidad de hacer y lograr.

Por ello, hoy vamos a recomendarte algunas pautas importantes a tener en cuenta, que estamos practicando nosotros mismos con excelentes resultados.



Cuida tu ergonomía al emprender

  1. Cuidar la ergonomía al emprender te ayuda a rendir mejor físicamente.
  2. ¿Qué hacemos contra nuestra ergonomía mientras trabajamos?
  3. ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra ergonomía?

1. Cuidar la ergonomía al emprender te ayuda a rendir mejor físicamente

Esta es la lista de partes de nuestro cuerpo que se afectan cuando dejamos que las malas posturas nos dominen:

  • Cabeza y cuello
  • Hombros y brazos
  • Manos
  • Ojos
  • Columna y caderas
  • Tobillos y pies
  • Rodillas

Cada una de estas partes del cuerpo, cuando nuestro cuerpo se adecúa a objetos como: sillas, sillones, cojines, sofás, escritorios, computadoras, mouses, celulares, micrófonos, etc.

En general cuando utilizamos por mucho tiempo, y de forma constante, estos objetos u otros, que nos colocan fuera de una posición natural o relajada, sufre un tipo de estrés muscular, afectándose ligamentos, nervios, huesos, vasos sanguíneos y otros.

Esta afectación no aparece de la noche a la mañana, podemos decir que "se acumula" y va afectando nuestra "resistencia biomecánica" poco a poco.

Si a esto añadimos, el estrés mental, al que eventualmente, todos estamos sujetos por el estilo de vida moderno, las afectaciones son mayores, ya que perdemos capacidad de enfocarnos a detalle en la relación mente y cuerpo.



Por lo general afectamos nuestra ergonomía - Overflow.pe

2. ¿Qué hacemos contra nuestra ergonomía mientras trabajamos?

Por lo general hemos venido enfocando el teletrabajo y la productividad en 10 claves importantes, sin embargo, la pauta ergonómica no la habíamos incluido y por ello hoy, estamos aquí añadiendo lo ergonómico, tras varios meses donde han comenzado a surgir este tipo de inconvenientes.

Aunque parezca mentira, descubrir acerca de las siguientes anotaciones (asuntos básicos por que en realidad existe mucho más), te da cuenta de cómo nos auto atacamos con malas posturas, que podemos corregir.

Veamos las principales zonas del cuerpo que estamos afectando de forma constante:

2.1 Cabeza y cuello

Solemos mirar la computadora hacia abajo, debido a que no colocamos las pantallas a la altura de los ojos (la solución ergonómica). Esto sucede con laptops también, además de pcs y tablets.

Volteamos indiscriminadamente, y afectamos nuestra ergonomía, durante todo el día, moviéndonos de forma incorrecta desde la posición de escritura habitual, para revisar nuestros celulares y muchas veces, el acercamiento añadido, crea pésimas posturas que afectan el cuello.

Dolores de cabeza, dolores musculares y falta de visión que se va agravando, logran acercarnos a distancias que modifican las posturas adecuadas.

2.2 Hombros y brazos

¿Has notado que la circulación de tus brazos y la posición rígida de los hombros, suele ser habitual al trabajar? Esto tiene relación con el uso del escritorio o zona de trabajo y la forma como nuestros brazos llegan a él, antes que al teclado.

La relación "hombro-brazo" es importante porque de algún modo, allí controlamos el acercamiento adecuado o no, a las pantallas y, cuando estamos sentados, las tensiones musculares que afectan al cuello y columna también.

En términos de ergonomía, la conexión física entre los hombres, brazos y el resto del cuerpo, es importante de revisar.

Ergonomía correcta e incorrecta al trabajar en la computadora - Overflow.pe

2.3 Manos, muñecas y dedos

¿Quizá te afecta algún tipo de ardor en la muñeca, que sube por el antebrazo? ¿Tus dedos reciben presión sin explicaciones? ¿Tienes alguno de tus dedos "suceptibles" a pequeños golpecillos?

Situaciones críticas, por escribir demasiado en posiciones nada naturales, crean problemas ergonómicos en manos, muñecas y dedos. Si eres de aquellos que se los truenan y debilitas con ello, las articulaciones, puede que estés arriesgándote más.

Los dedos pueden llegar a doler porque la mano nos lleva a tecletear en mala posición. Averiguar sobre cómo tipear mejor, puede ayudar.

La ergonomía de la mano, es fundamental porque como se sabe, mucha de nuestra capacidad de sanación se encuentra en ella.

2.4 Ojos

Nuestros ojos pueden verse afectados por cómo utilizamos el tono de brillo en cada pantalla, por el acercamiento que hemos señalado y por el hecho de mantenerse sin movimiento al trabajar por largas horas con pantallas de pc, laptop o tablets.

Cuando utilizamos pantallas, nuestros ojos detienen su habitual capacidad de humedecerse gracias al parpadeo y al movimiento ocular, y cuando esto desaparece, los ojos secos, el dolor de cabeza proveniente de ojos no ejercitados, aparecen quebrando nuestra ergonomía ocular.

En principio, se pueden resolver con:

  • Un horario no superior a dos horas de uso continuo.
  • Ejercicios oculares como: mirar a lo lejos, parpadear, de lado a lado, entre otros.
  • Evitar trasnocharse.
  • Consultar a un Oftalmólogo especializado.

En mi experiencia, estos cuatro puntos, han cambiado radicalmente, al comprenderlos y asumirlos, mi "calidad de vida visual".

2.5 Columna y caderas

Partiendo de una silla que tenga condiciones para recibirnos en una buena postura y de nosotros mismos, para usarla bien, la ergonomía de la columna y las caderas, acude al centro de nuestra estabilidad físico corporal.

Si plantamos correctamente los pies en el suelo y utilizamos la cadera para obtener una postura erguida y persistente, estemos regularmente cómodos al trabajar, porque manejaremos mejor todas las partes de nuestro cuerpo.

Sin embargo, la mayoría relaja la cadera, se recuesta con ella detrás - y me incluyo totalmente- para terminar moviéndonos hacia delante con todo y columna, curvándola.

Ese movimiento y posición, generan dolor con el tiempo y no es leve. Por ello necesitamos imponer mejores costumbres para sentarnos de modo que no las afectemos en el mediano y largo plazo.

Siempre pienso evitar llegar al quiropráctico, pero sin duda si no corregimos posturas en la columna o sufriremos las consecuencias, o tendremos que visitar esa pequeña sala donde todo se acomoda con cierto esfuerzo.

2.6 Piernas, tobillos, pies y rodillas

¿Cuántos cruzamos las piernas? ¿Cuántos cortamos la circulación al sentarnos con las piernas presionadas sobre el borde de las sillas o sofás? Lo mejor es estar siempre dentro de la superficie que nos recibe.

Pero a veces los muebles no ayudan y tendemos a estar con las piernas debajo de la silla al estar sentados en ella, con un pie de lado, otro bien colocado, jugando con los pies entre los tobillos o inclusive, con gran parte de la pierna sobre la rodilla.

Si unimos esto a una mala alimentación y exceso de peso, los resultados en las extremidades inferiores pueden ser catastróficos, mientras estamos sentados y al salir del asiento.

 

3. ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra ergonomía?

Es posible hacer mucho para dejar de atacar nuestro cuerpo con malas posturas o movimientos que no nos ayudan. Esta lista es una de muchas sugerencias, entre ellas, buscar ayuda especializada si el caso es grave, para solucionarla.

Nuestra propuesta considera acciones que pueden evitar que nuestro cuerpo muestre señales de estrés muscular y disfunciones de movilidad.

  • En primer lugar evaluar nuestros muebles.
  • Auto examinar cada una de nuestras posturas.
  • Buscar las posiciones naturales de nuestro cuerpo y adaptar nuestro espacio de trabajo.
  • Combatir contra nosotros mismos para dejar de utilizar equipos digitales de mala manera.
  • No trabajar horas de horas de forma seguida, hacer un alto y moverse.
  • Practicar Yoga eventualmente.
  • Salir a correr por las mañanas.
  • Buscar una alimentación sana.
  • Y reducir el nivel de distracción que nos lleve a movimientos y posiciones inapropiadas.

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Artículo recomendado en Blog Emprendedor

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *