Agendar con éxito tus metas del día a día

Agendar con éxito tus metas del día a día: 8 claves

Compartir:

Agendar con éxito tus metas del día a día, es sin lugar a dudas, un signo básico de cómo valoras el tiempo. La agenda, la impresa, el librito, con un cuaderno, o hasta con hojas ordenadas, es el símbolo del organizador que llevas dentro.

Hemos iniciado el 2022 llenos de emociones y con mucho deseo por superar lo que el 2021 nos dejó. Y quieres que el tiempo te alcance y aprovechar al máximo las nuevas 365 oportunidades para lograrlo, este artículo es para ti.

Al utilizar una agenda, encontrarás que la gestión del tiempo es viable, además de encontrar que el tiempo libre aparece. Lo contrario sucede cuando la agenda te sirve para anotar deseos que nunca se cumplen.

Y como todos alguna vez, hemos experimentado, no hay nada más frustrante para un emprendedor, que haber cedido, al final del día, ante todo tipo de acciones jamás anotadas, que te alejaron de tus metas.

¿Qué hacer? Vamos a explorar en este aporte de Blog Emprendedor, algunas opciones interesantes.



Agendar con éxito tus metas del día a día

  1. Toma la decisión de comprar una agenda y mostrarás responsabilidad.
  2. Utiliza una "agenda de verdad" y te diremos porqué hacerlo.
  3. Llévala contigo siempre.
  4. Consigna las anotaciones al finalizar el día.
  5. Atrévete a ponerle hora a tus metas.
  6. Anota lo que puede detenerte, de lado.
  7. Incluye las actividades de descanso o recuperación durante el trabajo.
  8. Separa tu vida personal en la misma agenda.

1. Toma la decisión de comprar una agenda y mostrarás responsabilidad.

Agendar con éxito las tareas es en sí mismo, desde un punto de vista funcional, es una acción importante que puede explicar muchas cosas al mismo tiempo y por ello, todos los puntos que aquí aportaré ayudan a tu vida emprendedora.

Tomar la decisión de comprar una agenda o utilizar la que te regalaron te hace responsable contigo mismo y con los demás.

Agendar con éxito tus metas del día a día, es la consecuencia de pensar en ti como una persona capaz de cumplir lo que se propone, alguien responsable que prescinde del descontrol, y que planifica a su favor  con "ayudas memoria".

Respetar a los demás, con quienes nos relacionamos, se nota más, cuando usas una agenda.

Al abrir tu agenda en una reunión, el mensaje implícito alude a la responsabilidad, madurez, profesionalismo y muchas cosas positivas más ¿Lo habías pensado así?



2. Utiliza una "agenda de verdad" y te diremos porqué hacerlo.

Algunos piensan que lo mejor es utilizar el celular para agendar las tareas, sin embargo, ese pequeño apartito "smart" en realidad es un distractor disfuncional de alta capacidad, para lograr que olvides lo agendado o tengas que aprender más cosas para recordar qué sigue.

No digo que no sea útil o no pueda funcionar, pero la agenda en sí misma, es como un ícono del éxito, cuando la puedes tocar y abrir, el proceso te conecta con una sensación de dominio y autocontrol que es importante.

Además, practicar la escritura, ayuda al cerebro.

3. Llévala contigo siempre.

La idea de una agenda es que te acompaña en el día, para que puedas anotar correcciones, reformular, o añadir un "súper check" de éxito a aquello que cumpliste, sobre todo si tus actividades son externas.

Imagino que a ciertos lugares no podrás llevarla, pero nunca se sabe ¿no? 😉

Aún así, nunca se sabe cuándo anotarás algo en el futuro: una reunión, llamada, acción, reporte, cotización por enviar, zoom por realizar, etc.

4. Consigna las anotaciones al finalizar el día

No hay como "cerrar" analizando de forma ágil qué lograste, qué no, qué reemplazaste, que se transformó, se postergó, y de todo ello qué otros elementos surgieron para que el resultado del día se de de una u otra forma.

Agendar con éxito, también significa cosechar el aprendizaje al analizar cómo cerró nuestro día en la misma agenda. Lo coherente, entonces, después de esa revisión, es agendar el día siguiente, junto a aquello que seguramente, ya fuiste anotando.

Así, en la noche, descansas pensando en todo lo emocionante que vendrá mañana para ti.

5. Atrévete a ponerle hora a tus metas.

Cuando empecé a utilizar una agenda impresa, colocaba las tareas en la zona disponible al lado de la fecha, para dejar todo lo de abajo libre. Esa práctica solo conseguía que no tomara en serio la asignación de un horario.

En forma puntual, agendar con éxito significa atreverse a ponerle horario a tus acciones porque tus metas, para cumplirse tienen "fecha de vencimiento".

Al añadir horas, además, eres más realista y dejas espacio para identificar si podrás cumplir más, o tendrás que elegir otra fecha para comprometerte. De este modo, fallas menos, o inclusive no le fallas a nadie ni a ti.

6. Anota lo que puede detenerte, de lado.

Elijo las agendas por la capacidad de espacio que tienen para escribir en ellas, ya que ese espacio ayuda a mantener el día a día flexible.

Por un lado, anotas con valentía en los horarios según la numeración y por otra parte, puedes hacer una línea en cada día para crear un espacio pode recha, donde coloques todo lo que no tiene tiempo asignado y te puede ayudar a transformar los bloqueos en acción.

Además, seamos sinceros, siempre surgen cosas porque estamos involucrados con el movimiento a todo nivel y eso genera consecuencias.

Agendar con éxito el día a día, implica también, incorporar estas tareas en el sistema de gestión del tiempo llamado AGENDA.

7. Incluye las actividades de descanso o recuperación durante el trabajo.

Pretender que podemos ser máquinas de actividad sin detenernos, o "darle con todo" a las actividades sin disminuir la productividad, es ir contra el flujo natural de nuestro cuerpo.

Y si bien la mente puede con mucho y sobre todo con energizarnos, es mejor descansar para que el objetivo de agendar con éxito, se una realidad funcional de nuestro desempeño integral.

Algunos estudios recomiendan el descanso cada cierta cantidad de horas, para recuperar energías y concentración, y mucha gente famosa del mundo del deporte y el emprendimiento, lo practican, difunden y motivan en sus organizaciones.

Y aunque otras "de modo cucufato" no lo aprueban, lo cierto es que si incluyes estas actividades en tu agenda, serás hiper realista y te harás un inmenso favor que te permitirá agendar con éxito tus metas del día a día.

 

8. Separa tu vida personal en la misma agenda.

La vida personal es hermosa, motivadora, pero también necesita tiempo, es decir, te lo quita, resta y aceptarlo no es malo. Lo malo es, cuando no incluyes estas "tareas importantes para tu desarrollo personal" en tu agenda.

Y entonces sientes culpa, frustración, cólera guardada y hasta podrías mirar a quien te llevó a ello, para culparle, cuando en realidad, el error lo cometiste tú al no agendar tu salida, la cena, el cine, o vamos, lo que sea que hagas en tu vida personal, en la misma agenda.

Jamás olvides ese tiempo para ti y los demás, y sobre todo anotarlo para que agendes con coherencia.

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 04/01/2022

Artículo recomendado en Overflow.pe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.