Activo de conocimiento emprendedor

Activo de conocimiento emprendedor: 4 claves

Compartir:

Consolida tu activo de conocimiento emprendedor significa que vayas más allá del concepto "Know How" o saber cómo hacer algo en tu negocio.

El activo de conocimiento, como lo proponemos aquí en Overflow Emprende, debe convertirse en la esencia de muchas de las actividades que realizas en el día a día de tu negocio, ya sea desde tu posición de liderazgo, o en relación a tu equipo de trabajadores.

Las 4 claves que vamos a revisar, nos ayudarán a sacarle todo el potencial a las habilidades duras que se suman a tu conocimiento emprendedor en tu negocio, consolidando tu potencial estratégico sobre la base del aprendizaje.



Activo de conocimiento emprendedor: ¿Cómo consolidarlo?

  1. Identifica en qué procesos aprendes algo útil.
  2. Construye documentos para describir el aprendizaje.
  3. Prepara guías para adquirirlo que ayuden a los demás.
  4. Consolida el aprendizaje, retándolo día a día.

1. Identifica en qué procesos aprendes algo útil.

Si aprecias asuntos importantes como el diseño de las organizaciones, es decir cómo resuelven la "división del trabajo" y la "interacción entre áreas de gestión", habrás dado un paso importante en la identificación clave que todo gestor del activo de conocimiento necesita dar.

Por supuesto, también está el "establecimiento de jerarquías de gestión, control, dirección y operaciones", lo que nos termina de ubicar en una realidad interesante: el diseño por procesos, nos ayuda a maximizar la calidad de flujo, en todo.

Y no es un ámbito reservado al pensamiento logístico, aunque cada vez que pienso en un negocio cualquiera en realidad es parte de mi mente se desata muchísimo. 😉

Cuando podemos identificar qué calidad necesitamos medir y controlar, hemos llegado a qué objetivo de aprendizaje organizacional debemos alcanzar como mínimo. Luego, habremos encontrado los items de aporte al proceso de activación del cual hablamos.

Ahora vamos a encarar el aspecto de la utilidad. ¿Para qué nos sirve la calidad en los procesos? Por cierto para contrastarla con lo programado, claro está, pero antes de ello, para alcanzar objetivos empresariales que nos conocen con los clientes.

Desde esa conexión, los accionistas podrán apreciar una mayor creación de riqueza, por ello, siempre he pensado que la utilidad de una compañía, viene de allí, de qué tan útiles son los procesos para generar recursos que se queden dentro de nuestras finanzas, y nos ayuden a crecer en propiedad, rentabilidad y economía.

 



2. Construye documentos para describir el aprendizaje.

Puede que toda la complejidad de la organización a la que perteneces te de un sopetón en la cara a diario. Que las personas, vengan hacia ti, con preguntas, reclamos, casos por resolver, en resumen: buscando tu capacidad para "apagar incendios".

Pero aunque no lo creas, además de ver "allí en medio del caos" un sin fin de síntomas y aprendizajes por corregir (malos aprendizajes), el método recomendable es que adquieras ciertas actitudes frontales para poder resolver esa vaivén típico de quienes no aprenden dentro de las organizaciones.

Crea "pastillas de motivación" con 3 pautas clave (o más si lo deseas, pero no demasiadas) basadas en lo siguiente:

  • Define el qué,
  • el porqué y
  • el cómo piensas resolverlo.

Sin duda algo que la mayoría de las personas - por cierto estresadas- no esperan de quien se supone que debe resolver algo en la empresa.

Entiendo que si este tema del activo de conocimiento emprendedor te interesa, es porque sabes que rentabilizar lo que debemos saber, pasa por aprenderlo en el momento preciso, así que la propuesta que complementa lo anterior es que escribas, sí, escribir el resultado de las 3 preguntas.

Ello ayudará a que ordenes una reunión sobre aspectos críticos, a que descargues tú también la parte del caos que te corresponde (asúmelo, así es como sucede) y que orientes a quienes vienen a ti por soluciones.

Pero lo más importante, vendrá después, ya que deberás monitorear cada item en la práctica y validar la solución, quizá hasta modificarla y de pronto, sin que lo pienses mucho, tendrás un "Documento Guía para la Solución de ABC", donde "ABC" es el problema que te motivó a aprender.

3. Prepara guías para adquirir aprendizaje, que ayuden a los demás.

Después de lo anterior, podemos cometer un error de apreciación clásico: confundir una solución ágil de un problema, con un proceso de aprendizaje para adquirir un activo de conocimiento.

No son lo mismo porque nunca será igual, que te digan el cómo, a qué tú hayas sido quien estableció la pauta.

Cuando sobre todo, trabajamos en equipo (esa la esencia del monitoreo de la problemática de tu negocio, que te recomendé en el paso anterior), las guías para aprender, son en realidad comentarios positivos que surgen entre todos, tras ver resultados interesantes.

A veces perdemos oportunidades con respecto del aprendizaje y reconocerlas, para crear un activo de conocimiento emprendedor, es clave en las organizaciones.

Las guías de adquisición, comprenden para cada situación, aquellas actitudes que son importantes para aprender:

  • Comparte la problemática de tu área.
  • Se objetivo para analizar en frío cada problema.
  • Aplica un análisis de causalidad (por ejemplo el diagrama de Ichikawa).
  • Resuelve las preguntas críticas de éxito (así le llamo a esas 3 preguntas iniciales).
  • Analiza qué recursos necesitas para resolverlos (de paso, busca ahorrar o reutilizar).
  • Compromete a tu equipo (algo que pude ser complicado pero debe hacerse).
  • Testea al aplicar la solución.
  • Pivotea (algo genial de la innovación).

4. Consolida el aprendizaje, retándolo día a día.

Un activo de conocimiento es algo que tarde o temprano encuentras si te enfrentas al aprendizaje.

La mayoría de organizaciones sólo buscan la activación operativa de un método, pero suelen invertir poco tiempo en dar las razones, porque entienden que la jerarquía no debe explicar nada.

Sí, un asunto de ego, mezclado con una "aberración al tiempo de enseñanza" que es tan necesario para consolidar el aprendizaje.

Los retos, es decir, aquellos deseos del líder, para mover las piezas del tablero sin razón aparente, motivado por inyectar competitividad, son importantes. Cuando retamos al equipo, o a nosotros mismos en el proceso de aprendizaje emprendedor, encontramos más aristas para tomar en cuenta.

El activo de conocimiento emprendedor, visto como un OUTPUT de todos los procesos, no solo aporta a la formalidad del negocio (formalidad flexible, es mi preferida), sino que ayuda a algo importante: que el know how fluya hacia la inteligencia del equipo, para cualquier tipo de quehacer.

¿Te imaginas sin aplicas innovación interna? ¿O si interrelacionas diversos aprendizajes para vincular áreas? Los resultados pueden ser increíblemente apasionantes.

Escrito por : Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 30/11/2021

Contenido recomendado en Overflow.pe

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *