10 premisas de futuro para emprender con éxito

10 premisas de futuro para emprender con éxito

He llamado "premisas de futuro para emprender" a estas fórmulas de enfoque que utilizo todos los días para nutrirme de energía mental y seguir adelante en mis emprendimientos, sobre todo cuando ejerzo como consultor de emprendedores. Espero les sea muy útil aplicarlas.

Cada premisa explicada por supuesto, te propone una forma de ver nuestro rol emprendedor, sin embargo, de aquí en adelante, el trabajo por desarrollarlas es tuyo.

 

PUBLICIDAD



10 premisas de futuro para emprender con éxito

  1. Reconócete como humano.
  2. Cultiva donde la reacción sea nutritiva.
  3. Tómatelo con calma, primero respira y procesa.
  4. Encuentra tu propio ritmo, velocidad y proceso personal.
  5. El dinero ya existe, atráelo hacia ti.
  6. Las empresas no existen: existen las personas.
  7. Regálate algo personal cuando obtengas éxitos en cada lucha.
  8. Cuida tu mente, tu cuerpo y tus emociones.
  9. Utiliza las palabras para el bien y nútrelas de habilidades blandas.
  10. Desarrolla una creencia que cree bienestar en el mundo.

1. Reconócete como humano

No eres ni un robot ni una inteligencia artificial y no debes ir compitiendo con cuanta persona se te cruce por el camino de la vida. La mejor forma de vivir a plenitud tu emprendimiento, es competir contra el deseo de tu cuerpo por dominar tu mente y el de tu mente, por ceder ante el excesivo pensamiento.

Actuar con o sin miedo, con o sin saber qué ocurrirá, creando antes un mapa de efectos sobre tus decisiones es la mejor forma de reconocer que además de los posibles errores, que te servirán de aprendizajes, accionar, fluir y emprender, son matices de la misma energía y una de las premisas de futuro para emprender que necesitas para estar siempre consciente y vivo en tu negocio.

PUBLICIDAD



2. Cultiva donde la reacción sea nutritiva

No te detengas donde la energía de los demás, no fluye por más que la convoques, sin embargo, revisa con qué energía convocas tu a los demás. Rompe el círculo vicioso de exponer mal las ideas que tienes, pero únete y sigue adelante con quienes te siguen, aportan, confían y nutren tu camino.

En este caso, la integración de equipo, que es válida para cuando estás buscando inversionistas, socios o clientes, es una de las premisas de futuro para emprender y no debes forzarla, aunque sí, esforzarte como que cada reacción establezca un "ganar-ganar" equilibrado.

Si sientes que no hay reacción ante algo bueno, que viene desde tu lado humano con la mejor de las intenciones, con el mejor de tus talentos, y toda tu capacidad, déjalo. Funciona en los negocios y también en la vida personal.

3. Tómatelo con calma, primero respira y procesa.

Tómate las cosas con tranquilidad, nunca nada es "para ayer" ni "necesita atención urgente" realmente, a menos que la vida esté en riesgo en ese preciso instante.

Cuando pensamos en una de las premisas de futuro para emprender que más nos acercan con el estado emocional, nos damos cuenta de que perdemos en lugar de ganar cuando imprimimos aceleración exagerada a nuestro quehacer.

Un delirio por agrandar las consecuencias, pensar demasiado en el "qué dirán", o en el "qué ocurriría si" nos alejan de la acción, de un sano pensamiento, de convocar a los demás con mente abierta y por supuesto del miedo, la tensión y el estrés.

 

4. Encuentra tu propio ritmo, velocidad y proceso personal.

Tomárselo más ligeros reconociendo que dentro de ti existen ritmos para estar más felices y enfocados nos ayuda a tener más tiempo para pensar, reflexionar, obtener aportes, ideas novedosas y encontrar inspiración por donde sea que mires.

Lo anterior ocurre porque nuestro cerebro bajo tensión (en la mayoría de los casos) responde mejor y nos permite ser más productivos en los negocios.

El peor de los casos es cuando nos autoimponemos presión contra el tiempo, cuando ni siquiera es necesario hacerlo o cuando un proyecto no ha iniciado.

Mejor es centrar toda esa energía perdida, acumularla, no dejar que se siga yendo y enfocarla en mejorar las ideas y el desempeño.

Ten muy en cuenta que, para dibujar tu camino hacia el éxito, necesitas valorar y fortalecer esa dimensión personal e interior que dice mucho de cómo encaras la vida y que tan real eres, guiado por tu propio autorrespeto.

Te recomiendo leer: El éxito Es Una Dimensión Personal

5. El dinero ya existe, atráelo hacia ti.

El foco está en qué identificar y cómo implementarlo para ir convirtiéndote en un imán de rentabilidad en forma progresiva y en el menor tiempo posible ya que, para hacer dinero, es importante, crear satisfactores, encontrar coincidencias con la demanda, pensar desde la mente del cliente y estar alerta a qué se va manifestando en los mercados.

Atraer dinero significa también, saber retenerlo, cuidarlo, no despilfarrarlo y por supuesto, evitar generar compromisos innecesarios para gastarlo.

La "masa monetaria" en efectivo o digitalizada es el circulante que la economía de cada país regula a través de sus Bancos Centrales, y eso además de técnico es una premisa muy interesante para tomar certeza de que todo el dinero existe y tu objetivo es llevarlo hacia tu negocio.

Aquí dos pautas más sobre esta premisa de futuro para emprender con éxito:

  • "Plata llama Plata" significa que debes invertir para generar más dinero.
  • "No gastes más de lo que no tienes", significa que controles tu horizonte financiero, tus límites y establezcas presupuestos.
Desarrolla tu vida en los negocios con las 10 premisas de futuro para emprender con éxito

6. Las empresas no existen: existen las personas.

Tener como premisa de éxito que tu visión de los negocios está centrada en las personas y no en las sociedades formales que las convocan, no significa que restes valor al orden, a las políticas, a los organigramas, o a los procesos que ordenan el desempeño.

Quiere decir que, cuando toca el momento, la dimensión humana será tu principal guía de análisis antes de la toma de decisiones.

Emprender es complejo, justamente por la dimensión humana, sin embargo, gestionada adecuadamente, se convierte en una catapulta para el éxito.

Recuerda siempre que un clima laboral valorado y realmente bueno, es la puerta más corta hacia el éxito y ello, pasa por mirar a las personas y apreciarlas, en tal sentido te recomiendo leer: Mejorar el Clima Laboral: 6 claves para lograrlo

PUBLICIDAD



7. Regálate algo personal cuando obtengas éxitos en cada lucha.

De todas las premisas de futuro para emprender con éxito, esta es la que siempre espero llegar a cumplir cuando emprendo un negocio, un proyecto, o gestiono un servicio para un cliente.

Felicitarte por dentro, agradecerte a ti mismo, premiarte en lo íntimo de tu satisfacción personal y hacerte un regalo, es una oportunidad que como emprendedores necesitamos para motivarnos.

Para ello es importante reconocer cuál es la dimensión de éxito que necesitas premiar, y como era de esperarse, nunca va a ser la misma en cada uno de nosotros.

Podemos obtener éxito al llegar o sobrepasar una determina meta de tiempo, expresada en unidades o en dinero, pero también podemos valorar el proceso de aprendizaje y no la meta o inclusive el hecho de haber transcurrido por la experiencia, aún sin resultados.

El éxito puede significar haber llegado por primera vez a donde hemos querido llegar siempre o llegar por enésima vez o también, haber subido una cumbre enorme o un pequeño escalón.

Jamás ni te compares, ni asumas que no puedes o debes celebrar tus éxitos. Nadie te va a premiar como tú lo harías, y si no es el caso, quizá necesites hacerlo urgente para poder recuperar energías, motivaciones y esperanzas.

8. Cuida tu mente, tu cuerpo y tus emociones.

Una de las premisas de futuro para emprender orientados al desarrollo personal y humano con resultados importantes tiene que ver con cómo cuidamos nuestros pensamientos (la mente), como impactamos con ellos en nuestro cuerpo y que consecuencia tienen en el mundo cuando interactuamos: las emociones.

Podemos decir que estamos interconectados para formar nuestro ser, con esos tres elementos con los cuales podemos obtener balance, satisfacción personal, certezas de la vida, alegrías y plenitud.

Sin embargo, también puede sucedernos todo lo contrario, al separarnos de la realidad de que somos nosotros los conductores de nuestra propia realidad. Y entonces si cada uno de esos elementos se desconecta, se intensifica, se hace más grande que el otro y deja de formar parte de un balance necesario, las consecuencias son críticas.

En los negocios, no cuidar la dimensión del cuerpo nos puede comprometer con dolencias que dañen nuestra productividad a cargo de un proyecto, el estrés, que siempre va a existir, puede restringir nuestra visión de mediano y largo plazo, y las emociones sin autogestión, nos pueden llevar al aislamiento por decir lo mínimo.

Si actualmente sientes que estos elementos están descontrolados, te recomendamos revisar los alcances de esta Curso - Taller inhouse: Balance Físico Mental Para El Desarrollo De Equipos 

9. Utiliza las palabras para el bien.

Las palabras pueden llegar a ser dardos potentes en la mente de los demás, para inyectar motivación o depresión. Esa elección, va a depender de qué tanto estés cerca de un buen nivel de habilidades blandas, o lejos de ellas y bajo la dominación de lo que podríamos llamar maldad.

La maldad en los negocios es real y no es un asunto de cuentos de hechicería. Sucede, se presenta y es producto del descontrol emocional, de ideas sembradas durante años y de situaciones no superadas.

En los negocios, muchas veces, podemos llegar a decirnos cosas muy hirientes, a dejar de tomar en cuenta los sentimientos de los demás y a optar por el silencio como respuesta, en un mundo donde gane el más agresivo a nivel justamente, de las palabras que utiliza.

Usar tu verbalidad efectiva, una capacidad blanda muy importante, junto al hecho de ponerse en los zapatos de los demás, o a asuntos vitales como la práctica en valores y el respeto, te va a conectar con una dimensión de liderazgo capaz de llevarte a muy buenos resultados en la gestión de tu equipo y de tu negocio.

De todas las premisas de futuro para el éxito emprendedor, esta te podría ayudar a sobrevivir en entornos debilitados por una competitividad que se entiende mal.

10. Desarrolla una creencia que cree bienestar en el mundo

Haz el ejercicio de trasladarte de algún modo por toda tu ciudad, toma las vías que nunca has tomado, obsérvalo todo. Viaja de sur a norte, de oeste a este. Cuida el detalle de observar cómo viven las personas y reflexiona sobre porqué unas zonas son "mejores" que otras, en todos los sentidos que puedas.

Observarás violencia, basura, tráfico, peleas, robos, suciedad, y la inquietante y paralizada inacción de sus pobladores en los lugares que califiques como peores, pero ¿y en los mejores?

La creencia de ser mejores, no te lleva necesariamente a lo mejor si lo que ves es aislamiento entre unos y otros, a pesar de la limpieza, que puede ser el resultado de una auto visión diferente.

Y sí, a pesar de que muchas zonas serán mejores, estas no contagian a las demás, ni son ejemplo, y más bien, suelen convertirse en foco de desencuentro con las primeras. Este análisis se da mucho en los negocios, en ideas como la de los competidores empresariales, compañeros de trabajo que compiten y atacan a los nuevos.

Vive con la firma convicción que te da el poder de tu creencia para crear bienestar desde tu negocio hacia el mundo entero y también para ser una persona que aporte y contagie por todas partes el éxito, la satisfacción o el estilo de vida que tienes. Excluirse te ayuda solo a ti, pero nunca será un éxito completo.

10 premisas de futuro para emprender con éxito

Escrito por: Sergio González Marín

Director de Overflow Emprende. Consultor Integral e Investigador del Emprendimiento en el Perú. Enfocado en el diseño de estrategias de innovación, marketing y ventas. Asesor de Emprendedores. Escritor y Coach de emprendedores.

Fecha: 13/12/2022

Aporte recomendado en Overflow.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *