Volar como los gansos es el camino - Overflow.pe

8 razones para Volar como los gansos



Nunca he visto un ganso en la vida real, pero sí en las películas, pero he llegado a la conclusión que volar como los gansos es el camino en muchos casos.

Hace mucho tiempo me topé con un vídeo muy interesante, que recomendaba ser como los gansos, justo cuando necesitaba desarrollar contenidos para enfocar las claves para implantar el trabajo en equipo.

Inmediatamente recordé todo lo que ronda alrededor de la fabricación de paté y cómo se maltrata a estos bellos animales.

Después del vídeo que me inspiró una lista de aportes para una Charla de trabajo en equipo, entendí que la naturaleza, algunas veces nos muestra mayor inteligencia que la del ser humano.

Para volar como los gansos...

  1. Cuando compartimos una dirección común podemos llegar en mejores condiciones que si lo hacemos de forma individual, de modo que existe un gran beneficio en el apoyo mútuo
  2. Salirse de la protección del equipo crea consecuencias en cada persona, es por ello que al conocerlas, volver al equipo es la mejor decisión o decisión consciente más adecuada
  3. Bajo la lógica del ganso, lo adecuado es buscar y mantenerse cerca de aquellos que buscan y se dirigen en la misma dirección de nuestros objetivos
  4. El liderazgo responsable surge de conocer las limitaciones y ceder la posición a quien puede ocupar el liderazgo en el equipo
  5. Obtenemos mayor efectividad cuando nos turnamos para hacer los trabajos difíciles
  6. Pueden existir muchos líderes en un equipo, el punto central es que todos alienten a los demás a mantener el objetivo y la velocidad
  7. "Una palabra de aliento produce grandes resultados"
  8. La inteligencia de los gansos no tiene límites, cuando uno cae herido, dos de sus compañeros lo acompañan hasta que se restablece o muere, para volver luego al grupo o buscar otro donde integrarse

El vídeo inspirador sobre los gansos

Toma nota de esas deducciones y es muy probable que las quieras incorporar a tu vida. !Éxitos!

Basado en el aporte de Luis Arias, un vídeo que necesitas ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *