El cambio personal es silencioso, no necesita ruido

El cambio personal es silencioso, no necesita ruido

Compartir:

El cambio personal es silencioso y puedes percibirlo cuando la acción de una persona, puede llegar a ti sin que te des cuenta y sorprenderte. Mira el mundo como el resultado de tus acciones y cambiarás para mejor, tú también.

El verdadero cambio individual, no necesita ruido ni pancartas, y aunque ellas sean importantes para comunicar a los que no quieren dar su brazo a torcer, o convocar a los distraídos, el cambio que necesitamos ejercer por dentro, se da poco a poco, en nuestra mente y en silencio.

Así que el convencimiento, suele ser una consecuencia, pero también, – este tipo de cambio tan importante- surge por factores silenciosos, como las necesidades, la reflexión humana, la meditación física, el compromiso con lo vulnerable, el deseo de enfrentar la injustica, etc.



El cambio personal desde el cambio social

Las manifestaciones tan habituales hoy por hoy, sin duda representan la cúspide del hartazgo, pero los cambios, ocurren después, y eso no les resta a dichos eventos, nada, al contrario.

Son como empujones para el cambio personal, que atentan contra todo aquello que está «mal definido, o instalado dentro de cada uno», por ello, el cambio por dentro de nosotros, siendo silencioso, no expone, actúa por acumulación.

Y esto ocurre por que el hacer detona los procesos de cambio.

Es por ello que, en el caso de las organizaciones que toman la acción como inicio y frontera, podemos ver resultados grandiosos, llegan más lejos que las que son meramente conceptuales, que por lo general, esperan y esperan y esperan.

El cambio personal,  no expresa, toma acción cuando aparece para detonar a todos en su camino de influencia, más en el proceso de motivación para el cambio personal, se encuentran los secretos del éxito.

El cambio personal es interior

Parece obvio, pero vemos gente procurando «modificar el envase», «verse bien para que la acepten» y en ese afán, podemos llegar a no reconocerlas, porque ellas mismas, también se pierden.

El cambio personal, real, surge de una acumulación insostenible de nuevos deseos, visiones y transformaciones en nosotros mismos, como si viésemos por dentro y no lo soportásemos ni un minuto más.

Simplemente ocurre y no se manifiesta, necesariamente un cambio físico de bisturí (una decisión por cierto, totalmente individual que no nos compete), puede verse en el cuerpo como un proceso de encuentro con la forma natural de la salud humana, que por supuesto, incluye a la mente, para ser exitoso.



Los protagonistas del cambio

En el silencio, se despiertan los valientes, cuando sus manos son las herramientas. A ell@s no les importa el reconocimiento por recibir, ni la cuota de liderazgo que sea necesaria ejercer. Menos aún, el seguimiento digital. El cambio eres tú y para influir solo basta que el ejemplo, se sienta.

Esto significa que quienes están dispuestos a cambiar, y encuentran beneficios en esta postura, para los demás, buscarán despertar conciencias.

Esto puedes verlo en la sociedad, en los grupos en cualquier ciudad, en los equipos de trabajo, en los Gerentes y por supuesto en los emprendedores.

Te recomendamos leer: Enfrentar retos constantes te forma el carácter.

Las consecuencias de un cambio personal silencioso

No solo las calles cambian cuando pasan 5 años o más, y vuelves a visitarlas. Las personas, siendo protagonistas y realizando cambios interiores, se encargan de cambiar todo a su alrededor.

Es un proceso inherente a la vida, y en mucho, uno de sus objetivos más deliciosos. Sin embargo, al mismo tiempo, podemos llegar a plantar barreras de todo tipo, frente a la necesidad de cambiar.

Tanto puede llegar a darse una problemática mental en nuestra cabezota, que nos podríamos oponer a lo que deseamos, por puro orgullo, ego, desesperanza, vacío emocional, tristeza y la lista sería larga.

El verdadero cambio empieza en nuestra mente - Overflow.pe
El verdadero cambio empieza en nuestra mente – Overflow.pe

¿Cómo enfrentar el cambio personal cuando el ruido va por dentro?

Maravíllate de la vida, de los detalles, de sus intensidades o de sus sorpresas. Toma conciencia de tu alrededor y siéntete superada o superado, con humildad. Si sientes tensiones sobre la novedad, busca un momento a solas para la reflexión guiada.

Si el medio de expresión de un cambio es la acción silenciosa, únete a ese espacio. Siente como tú también puedes negar la palabra, la difusión y concretar tu vida en términos de acciones, hechos y logros personales, grupales o tal vez, unirte a proyectos sociales.

Avanzar en la vida, alrededor del cambio presente, es un asunto de convicción, no de publicidad.

Enlaces recomendados

 

 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *