7 aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19 - Overflow.pe

7 aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19

Compartir:

Aún no se detiene su expansión en Latinoamérica, pero ya disponemos claramente de al menos 7 aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19, que nosotros los emprendedores podemos tomar en cuenta en el escenario de negocios que se nos acerca.

Se trata de criterios que se manifiestan en países de Latinoamérica como México, Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil y que si bien los presentamos como positivos, han sido obtenidos con dureza, bajo presión, con muchísima afectación, como sabemos.

Espero que tomarlos en cuenta nos ayude mucho a superar la etapa compleja que viene para cada emprendedor, y seguro que será así, pues somos los que movemos la economía.



Los aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19

Los gobiernos siguen dictando medidas para que el impacto de la cuarentena no afecte de forma tan drástica a los negocios y de todo ese conglomerado de normas, con las que podemos o no, estar de acuerdo, hemos obtenido 7 aprendizajes positivos gracias al Covid-19 que necesitamos asumir.

  1. El mundo puede cambiar de forma muy ágil.
  2. Ser veloz cuenta para subsistir en el mercado.
  3. Cosechar y emitir altas dosis de confianza.
  4. Estar dispuesto a transformarse al ritmo del cliente
  5. Superar la exigencia y detectar oportunidades
  6. Proyectar nuestro desarrollo empresarial a pesar de todo.
  7. Ahorrar y crear más fuentes de ingresos.

1. El mundo puede cambiar de forma muy ágil.

Quizá como emprendedores hemos estado atentos a muchos aspectos del mundo específico en el que operamos. Pero si algo hemos aprendido con la situación de la pandemia, es a mirar más allá y aprender a integrarnos.

Un mundo cambiante, al ritmo que nos muestra la realidad, forma parte de los aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19, y frente a ello nos resta añadir a esa observación concentrada, una mirada más integral de nuestro entorno.

Ser conscientes de las restricciones y poder superarlas, tomar los protocolos y adecuarlos a nuestro negocio, cumplirlos y gestionar la documentación, contratar e instruir, rediseñar la tienda, la oficina, comprar muebles orientados a la prevención de la salubridad, son todos aspectos nuevos que no esperábamos.

Lo que se ha llamada la nueva realidad, viene después de un gran espacio de dolor y dificultades. Si llegaste a establecer un contacto directo con tus clientes y hoy ves que algunos ya no están, el impacto no sólo vendrá en el lado económico sino en el emocional.

Observar qué nos rodea, y quiénes están allí ejerciendo como nosotros, de forma distinta, o en medio de dificultades, es algo de lo cual necesitamos obtener los criterios necesarios, aún se nos presente cruda, dolorosa y difícil la posición para asumirlos.

Como parte de esos aprendizajes positivos gracias al Covid-19 y ante la lista de cambios que no dejan de darse, salir a flote va a depender de un gran trabajo conjunto. En el emprendimiento, todos, clientes, proveedores e inclusive otros competidores y grupos de interés, cuentan más que antes.

2. Ser veloz cuenta para subsistir en el mercado.

Si la velocidad del cambio impacta tanto en el mundo en el que nos desarrollamos, necesitamos entender que no podemos quedarnos de brazos cruzados al gestionar nuestros negocios.

Necesitamos dejar atrás la espera del cliente y en su lugar, buscarlo, como siempre lo hicieron quienes emprendedores que forjaron el crecimiento de sus negocios; pero ahora utilizando las herramientas de comunicación digital que tenemos a la mano.

Al mismo tiempo, requerimos reaccionar inmediatamente a las normas, reglamentos, autorizaciones, procedimientos y a cómo se va reactivando la economía, ya que hacerlo, nos ayuda a saber ubicarnos en el nuevo esquema de competencia.

Competir ahora, tiene un componente de reacción a una variable exógena que es controlada por los gobiernos y que nos obliga a operar de formas que antes no las habíamos considerado. Desde allí, subsistir en el mercado, tiene que ver con que tanto cumplamos esas normas, que por sobre todo, nuestros clientes avalan y exigen.



3. Cosechar y emitir altas dosis de confianza

Uno de los aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19, que estamos experimentando es que mucho de lo que hicimos antes a favor de nuestros clientes, hoy nos sirve de escudo, de carta de presentación y de un partidor óptimo para reingresar al mercado.

Sin embargo, más allá de aquello, hemos aprendido que necesitamos volver a sembrar nuevas razones, dado el nuevo escenario. De modo que, por hablar de protocolos, necesitamos ejecutarlos bien, no cometer errores y que todo nuestro equipo o nosotros si somos autónomos, sepamos de ello, para no causar malos entendidos.

Emitir confianza, ya no está ligado únicamente al diseño, a los mensajes reales o a los mensajes en medios, sino al ejercicio de la salubridad y ese uno de los aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19 que más le interesa ver a nuestros clientes.

4. Estar dispuesto a transformarse al ritmo del cliente

La innovación nos presentó la forma de adecuarnos a los pensamientos del cliente para diseñar productos y servicios cuyo éxito se manifiesta gracias a esa cercanía.

Hoy, sin embargo, los clientes querrán además, de saber venderles a la mente, demostrarles que los cuidamos, valoramos e inclusive contamos con ellos para diferenciarnos dadas las condiciones actuales.

Esto le ocurre con muy buenos resultados a las marcas que antes se dedicaban a otro rubro y hoy se enfocan en los productos de primera necesidad, un mercado que, cuando la angustia del momento se impone, ha venido crecido en la mayoría de países.

O a quienes han transformado con éxito, una relación presencial en una rediseñada relación digital. Asunto que ha ocurrido con el sector retail, los gmnasios, los consultores centrados en la capacitación, los colegios, universidades, institutos y muchos tipos de negocios con productos de compra-venta.

5. Superar la exigencia y detectar oportunidades.

Uno de los aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19 que más impacto tiene es la reducción del espacio de atención presencial, la necesidad de enfocarte en la comunicación vía Internet o en el comercio electrónico y la revaloración de las habilidades blandas en el manejo de los procesos de atención al cliente.

¿A veces no parece demasiado? Sí. Claro que es demasiado por integrar, relacionar por dentro y mostrar por fuera en cuanto a nuestros negocios. ¿Cómo afrontar tanto cuando necesito producir?

En primer lugar, requerimos centrarnos en el plano humano cada vez más, de modo que elevar la productividad sea el resultado de un análisis interior vinculante con el cliente.

Después de ello, la búsqueda de nuevas competencias y habilidades es un paso obligado para fortalecernos, reducir costos y reenfocarnos en la nueva realidad.

Y finalmente, preparados y apropiados de todo aquello que debemos cumplir para operar nuevamente (protocolos por ejemplo), necesitamos expandir el mercado sobre procesos de búsqueda de proveedores y procesos donde mostremos confianza, como ya hemos mencionado.

Entre los proveedores más importantes, los de transporte y entregas, van a tomar muchísima relevancia.

6. Proyectar nuestro desarrollo empresarial a pesar de todo.

En Blog Emprendedor puedes encontrar un artículo titulado : "Proyectar el futuro para emprender mejor: 4 claves", en el cual exponemos un método de trabajo en equipo para integrar nuestro negocio al entorno y desarrollarnos mirando hacia delante.

Cuando retrocedemos el tiempo al observar qué hacíamos antes de cerrar las puertas de nuestros negocios, casi confundidos, leyendo normas y viendo la TV, y comparamos ese tiempo de antaño, con los 60, 90 o 120 días de confinamiento y perjuicio económico que estamos viviendo, podemos detectar muchísimos cambios.

Mirar el futuro, pero hacerlo con cierta dinámica y método, es uno de los aprendizajes emprendedores gracias al Covid-19 que una vez asimilado, no debería tomarnos por sorpresa si - no lo queremos- algo similar vuelve a ocurrir en el planeta.

Como emprendedores, además de revalorar las razones que nos llevaron a emprender, también debemos proyectar nuestro desarrollo a pesar de todo, siempre que nos quede energía y capacidad de investigación y criterio para implementar nuevas estrategias.

¿Cuándo pensar en las finanzas?

7. Ahorrar y crear más fuentes de ingresos.

Venimos hablando del dinero desde antes de todo este escenario actual, como algo a lo cual tenerlo de nuestro lado. Conceptos como la mentalidad millonaria inundan los foros, sitios web, cursos y encuentros desde mucho antes y hoy, lo hacen digitalmente.

Ahorrar, es importante, sobre todo cuando escenarios sin ingresos aparecen. Pero complicado cuando "vivimos exactos" en términos financieros.

Es por ello que un importante aprendizaje emprendedor a raíz del Covid y la cuarentena de negocios, tiene que ver con las estrategias para crear ingresos que muchos emprendedores están poniendo en práctica hoy mismo.

Las empresas pueden diseñar estrategias para crear ingresos relacionados, indirectos o co-gestionados con sus pares, y así, respaldarse en un esquema financiero más sólido.

Muchas veces acumular dinero podría ayudar, pero tener ingresos bajo múltiples formas de inyección a nuestras finanzas, nos hace sólidos.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *