Más allá de la planificación y resultados

Más allá de la planificación y resultados - Overflow.pe

Planificar es una de las tareas más importantes de la Administración (junto a los enfoques de Dirección, Organización y Control) que ofrece desafíos y espacios de desarrollo especiales e intensos y que nos vincula inmediatamente con los resultados.

Nadie planifica para obtener nada, lo hacemos para alcanzar resultados.

Nos persigue el reto y la exigencia de concretar lo planificado, el cumplimiento de metas y los procesos que nos permiten materializar o hacer realidad lo que nuestro enfoque de pensamiento emprendedor ha establecido en un plan.

En este artículo, examinaremos qué ocurre más allá de la planificación, cuando de poner en práctica las ideas, se trata.



Planes tradicionales versus herramientas de innovación

Hoy, el término "planificación" puede llegar a sonar rígido e inflexible, sobre todo cuando hacemos un versus con las técnicas y herramientas que nos permiten aplicar los procesos de innovación.

Si antes la oferta dominaba la descripción de aquello que el cliente tendría que demandar, hoy el cliente es investigado para encontrar ideas fuerza que nos permitan crear aquello que con alta probabilidad, necesita.

Esta diferencia, permite a la Planificación, reducir la brecha entre las ideas y los hechos y materializar el éxito en mayor medida.

La planificación tradicional transmite como adecuado la ingeniería inversa en torno a la definición de objetivos y ello es un tipo de toma de decisiones rescatable que le acerca a una definición interna que aporta visión.

La innovación y la planificación tradicional deben combinarse para que la primera proporcione las "entradas de información" adecuadas y la segunda, los procesos clave para la creación de la misión, visión y objetivos según la dimensión de la organización y sus metas.

Relación entre la planificación y los resultados

¿Cambiar o no los planes?

Se ha convertido en viral aquella frase que señala: "Cambia los planes, no las metas".

Cuando reviso esa idea, no puedo evitar pensar en:

  • ¿Hasta qué punto un plan puede ser descartable de la meta que lo inspiró?
  • ¿Las opciones para concretar objetivos realmente pueden aparecer infinitas?
  • ¿Es posible desarrollar una capacidad creativa que aporte en todas las dimensiones emprendedoras?
  • ¿Puede la innovación encontrar hallazgos múltiples para preparar planes diversos?

Sin embargo, al comparar esas preguntas con las que surgen cuando los resultados no se alcanzan:

  • ¿Qué hice mal? (¿En qué estaba pensando?)
  • ¿Qué parte del proceso falló? (¿En qué no estaba pensando?)
  • ¿Cómo lo hacen los que tienen éxito? (¿Qué no he visto en los demás?

Podemos darnos cuenta que los planes son vitales y necesitan cambiarse por las siguientes razones:

  • La inspiración puede confundir
  • La investigación incompleta tarde o temprano aporta fallas
  • La creatividad genera interés pero es el todo lo que aporta decisión del mercado que recibe el mensaje
  • No somos iguales, por lo tanto los hallazgos de la innovación son representativos de un perfil determinado

Los planes representan formas de hacer, implican acción y también decisión previa.

Para evitar sentir que son "monedas lanzadas al vacío" todo lo que tomemos en cuenta para definirlos debe ser cada vez más consistente.



Rediseño de planes para mejorar resultados

¿Qué descartar e incorporar en un plan para mejorar los resultados?

La respuesta puede ser amplia y depende del análisis serio de qué está fallando en la acción que debería conducir a los resultados esperados.

Sin embargo, también debe considerarse variables exógenas que representan procesos que se ejecutan de forma externa y sin nuestro control.

Sea como sea, cuando necesitamos rediseñar un plan la mirada principal debe orientarnos a la investigación.

En términos generales propondremos puntos críticos para considerar:

  • Revisar todo aquello que tenga relación con el perfil del cliente al cual nos dirigimos:
    • ¿Es el que corresponde?
    • ¿Conocemos sus reacciones, preferencias, costumbres de consumo?
    • ¿Lo estamos ubicando/contactando con éxito?
  • Validar la oferta en general
    • ¿Se entiende el mensaje que queremos transmitir?
    • ¿Se aprecia calidad y utilidad ?
    • ¿Son claros los beneficios de elegirnos?
  • Validar las acciones que forman parte del plan
    • ¿Hacemos lo necesario en equipo y a nivel de la gestión?
    • ¿Somos oportunos o sabemos detectar cuando empezar y terminar?
    • ¿Es necesario establecer más acciones o trabajo en nuestro plan?
    • ¿Estamos invirtiendo lo necesario: derrochamos recursos o vamos por debajo de lo importante?

¿Qué son los resultados realmente?

Los resultados son:

  • Producto del aprendizaje y a su vez, consecuencia de la insistencia.
  • Necesitan un estado de aceptación que lleve a otro más consistente de investigación.
  • Necesitan verse alejados de los errores y aciertos.
  • No deben verse como buenos o malos, sino como consecuencias de nuestro trabajo de planificación.

Es importante considerar que:

  • Si planificamos debemos ejecutar.
  • Si ejecutamos demás, podemos cambiar los resultados.
  • Es necesario investigar antes de planificar
  • Diseñar "sobre el papel" es importante sin embargo controlar la ejecución también lo es.
  • No debemos olvidar aplicar hitos de control.

Si su necesidad de consultoría se centra en la planificación no dude en iniciar el contacto con nuestro staff de consultores.

¡Todos los éxitos!

Sergio González Marín
Director Overflow Emprende



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *