Los diez mandamientos de las relaciones humanas

Diez mandamientos de las relaciones humanas

Leer las propuestas de John C. Maxwell, en su libro «El poder de la influencia», junto a muy útiles contribuciones al pensamiento por parte de personajes del mundo entero nos llevó a encontrar un decálogo muy interesante titulado como «Los diez mandamientos de las relaciones humanas».  Los enunciados que Maxwell incorporó en este Decálogo son los siguientes:

  1. Habla a las personas
  2. Sonríe a las personas
  3. Llama a las personas por su nombre
  4. Sé amigable y servicial
  5. Sé cordial
  6. Muestra un interés genuino en las personas
  7. Sé generoso con los elogios
  8. Considera los sentimientos de otros
  9. Respeta las opiniones de los demás
  10. Prepárate para servir

La versión del libro que tenemos a la mano, es pequeño en dimensión pero grande en aporte. En el caso de este Decálogo, si bien Maxwell no ofrece una descripción de cada punto (y me parece que lo hace con la intensión de que tomemos el reto con nuestra experiencia), intentaremos mostrar nuestras impresiones sobre cada uno de estos puntos clave, a continuación.

Habla a las personas

La comunicación humana necesita de la palabra sumada a la voz, cuando negamos la voz, enviamos la señal de una comunicación incompleta y eso podría sembrar la desconfianza. Si no lo hace, despersonaliza la comunicación y la torna fría.

Sonríe a las personas

No creemos en la sonrisa automatizada, pero sí en la consecuencia de una vida que busca la felicidad. Es entonces cuando la sonrisa que fluye de forma natural, contagia una vida de éxitos. Resaltamos como obvio, que no se trata de una sonrisa fingida.

Llama a las personas por su nombre

El nombre de las personas significa muchas cosas, entre ellas la decisión de uno o de ambos padres, tanto como la etiqueta más representativa del ser humano. Usar el nombre de la persona a la que nos dirigimos es tomar en cuenta esa especial manifestación e identificación. No hacerlo demuestra un enfoque en otro tipo de intereses, donde la persona no está en la lista. Entendemos que podría tratarse de un olvido o implicar un serio esfuerzo, pero evalúa si acaso esforzarte por alguien no es el inicio de una excelente relación futura.

Sé amigable y servicial

La amabilidad es una condición amistosa que ofrece el mensaje claro de una gran receptividad y de un interés en lo positivo. Denota una visión sin complejos, y sin ataduras de ningún tipo. ¿Te imaginas la condición contraria? Entre otras demuestra hermetismo en medio de una posición que propone el alejamiento y la exclusión. El servicio de los demás, connota en medio de todo esto, un canal directo con el deseo de bienestar para todos sin previo análisis de diferencias. ¿Qué opinas de las personas amables que lo son simplemente por serlo?

Sé cordial

La cordialidad tiene un lado de preocupación por el otro, de solidaridad y de amistad sincera, sin necesidad alguna y en el momento menos pensado. La persona cordial ofrece una actitud positiva y vinculante, aunque no logre ayudarte, pues hará lo que esté a su alcance para ayudarte al menos a encontrar el camino.

Muestra un interés genuino en las personas

Para mostrar un interés de este tipo, debes tener claro y sentir que ayudar a los demás, no sólo implica ayudarte a ti mismo, sino que es una vía adecuada para cambiar el mundo y volverlo un lugar más feliz. Interesarse de forma genuina en los demás, dice de ti que eres un ser verdadero.

Sé generoso con los elogios

Si reconoces que alguien ha hecho algo importante, si te topas con un héroe silencioso, o encuentras que existe alguien dedicado a aportar de forma constante, no te quedes con todo ello dentro. Probablemente lo que señales de esa persona, sea la única forma de hacerle sentir bien y que pueda seguir adelante motivando a los demás. Recuerda siempre que en la mayoría de los casos, nadie motiva al motivador tanto como el motivador lo necesita. Los elogios dicen de ti, mucho acerca del nivel de agradecimiento que le demuestras a los demás y a la vida por los hechos que te rodean.

Considera los sentimientos de otros

Si vas por la vida avanzando y tomando en cuenta a los demás para hacerlo, habrás aprendido a no pasar por encima de nadie antes de comprometer tu éxito con los sentimientos de los demás. Cuando consideras lo que las personas sienten y actúas en consecuencia, obtendrás un nuevo horizonte ético de actuación y si bien podrías necesitar evaluar más de la cuenta, al menos tendrás elementos de juicio de gran importancia para tus decisiones.

Respeta las opiniones de los demás

Esto no significa que por un lado no puedas expresar lo que opinas o sientes, o que lo que dicen los demás, deberá ser tomado en cuenta al 100% para negarte la posibilidad de actuar conforme a tu forma de ser y pensar. Sólo significa que respetes al otro ser humano que tiene los mismos derechos que tú para opinar sobre lo que tú estás opinando. El respeto es importantísimo aún la opinión a la que te enfrentes no sea la misma que tú defiendes, o inclusive, consideres que está errada. Se trata simplemente de aprender a convivir con todo aquello que los demás opinan y tomarlo como eso, una opinión para el debate alturado.

Prepárate para servir

Muchas veces el día a día y la forma como vivimos nuestro tiempo disponible, nos hace olvidar a quienes necesitan de nuestra ayuda. Y entonces, cometemos el error de ayudar a medias, complicar a los demás o tratar de ayudar. Si pensáramos en prepararnos para ayudar, el resultado de nuestras acciones, aportes o servicio sería tal que sin duda las consecuencias para el mundo crearían condiciones positivas increíbles. Medítalo y ponlo en práctica, tarde o temprano alguien se preparará para ayudarte a ti.

 Conclusiones

Como conclusión final es claro que si tuviésemos la fortaleza para seguir este Decálogo y cumplirlo, lo más probable es que el gran beneficio entregado a nuestros pares, versus el beneficio recibido de ellos, en algún momento de la historia, sería el mismo y contribuiría al ejercicio real de nuestra dimensión humana. Busquemos que este mundo, sea una realidad, empezando por nuestro entorno.

¡Éxitos!
Sergio González Marín
Director – OVERFLOW
http://www,overflow.pe
https://www.facebook.com/overflowpe 

 


Boletín Overflow

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *