La investigación de negocios que todos podemos emprender

Investigación de bajo presupuesto

La investigación de negocios

Hemos venido hablando de Investigación en los anteriores artículos de nuestro Blog:

  1. La investigación y su importancia en los negocios
  2. Investigación Tradicional versus Investigación Digital

No quería cerrar la semana sin abordar una pregunta que siempre nosotros los emprendedores tenemos a flor de piel. ¿Si no tengo mucho presupuesto, qué puedo hacer para investigar? Esta pregunta surge luego de que al emprendedor le queda claro que lo correcto es reducir el riesgo financiero del negocio (evitar la quiebra) tomando mejores decisiones y que las decisiones no necesariamente vienen sólo del «olfato emprendedor» sino de un compromiso serio con la investigación.

La investigación de bajo presupuesto

Ante la duda que muchos tienen respecto de que si es posible o no investigar con bajo presupuesto, la respuesta es: Sí es posible. Y hoy más que nunca lo es. Así que en el intento de brindar ideas de aplicación inmediata voy a elaborar una lista de «acciones tipo» que cada uno puede realizar en su negocio, tenga éste el tamaño que tenga o que con la ayuda de orientadores o especialistas puede concretar sin necesidad de invertir enormes cantidades de dinero.

Las 8 acciones que puedes emprender para investigar desde hoy:

  1. Crea un formato simple de 5 preguntas clave para que tus clientes lo llenen mientras esperan algún proceso de atención al cliente. Puedes preguntar por ejemplo: 1) ¿Por qué entró a nuestra tienda? 2) ¿Qué le convenció para comprar? 3) ¿Qué no ha encontrado en nuestra tienda? 4) ¿Cómo califica nuestra atención? (Del 1 al 5) y finalmente 5) ¿Qué nos recomendaría? Aplica la encuesta una semana y luego, con las opciones que los clientes van colocando, modifica tu encuesta y añádelas como opciones para marcar considerando la opción «Otro:». Luego analiza los resultados y tómalos en cuenta para tus acciones.
  2. Por cada medio de contacto que tu empresa disponga, digamos: Teléfono, Correo Electrónico, Tienda(s), Oficina Show Room, etc, cuenta cuántos clientes hombres y mujeres contactan o ingresan por cada rango de horario que creas conveniente asignar. La idea de esto es analizar el comportamiento de búsqueda que tiene la demanda. Puedes hacer muchas cosas con esta información. Por ejemplo: Maximizar la rentabilidad de los horarios bajos ofreciendo ventajas especiales para los clientes que visiten esos horarios. Agilizar la atención con alguna estrategia en tu local, frente a la alta concentración en los horarios con muchos clientes. Implementar una mayor difusión de los canales de contacto que no están generando resultados. O revisar tu elección de canales de contacto.
  3. Conversa con uno o dos clientes al día. Se que esto puede resultar complicado o implicar que te muevas a tus puntos de venta. Pero te aseguro que tener este tipo de información en tus manos resulta vital para comprender cómo piensa tu cliente. Le puedes preguntar algo de tipo abierto como para que te de opiniones… algo como ¿Y qué tal su experiencia en nuestra tienda? Lo interesante de preguntarle a los clientes en el momento justo en que salen de tu tienda contentos por su compra, radica en que descubrirás mucho de lo que sucede en tu punto de venta sin mayor esfuerzo que saber conversar.
  4. Una o dos veces por semana concéntrate en atender las quejas de forma directa y no delegar eso en manos de tus colaboradores. Dedícate a la atenta escucha. La idea no es contradecir ni pelearse con nadie, al contrario, si algo debes hacer con tus clientes luego de aplicar esta idea, es agradecerles todo lo que te dirán sobre cómo no funcionan bien tus procesos, por qué no es lógico que le atiendan de alguna forma determinada, y qué es lo que le hizo sentir pésimo en su experiencia con tu negocio. Se que no es nada fácil abordar a un cliente alterado pero el reto está allí y es una forma de investigación que «toma el toro por las astas» y además tenderás a resolver.
  5. Reúnete con tus clientes 1 vez cada 2 ó 3 meses y conversa con ellos de lo que ellos quieran conversar. Elige a los que menos compren, a los que más compren, a los que muestren un comportamiento que valga la pena analizar. Conoce sus perfiles, intégrate con ellos y aplica todo lo mejor de la técnica del focus, pero siéntete en libertad de ir por donde ellos deseen ir. Aprenderás mucho sobre tu negocio, sobre tus clientes y sobre todo, ellos sentirán que existe preocupación real por ellos, se sentirán los elegidos, más de uno comprará más en el futuro y por cierto, ten por seguro que se pararán la voz de la actividad. Concéntrate en que sea una experiencia genial.
  6. Recuerda siempre reunirte con todos tus colaboradores. No para crear un espíritu de división en el equipo, sino para conocer cómo van en sus aspiraciones, en sus metas, en sus logros, saber si están contentos, si desean aportar algo para beneficio de todos y si desean que la empresa cambie o se ajuste a nuevos objetivos. Muchas veces los trabajadores están esperando este tipo de oportunidades para transmitir todo lo que van concluyendo en su contacto con clientes y con otros trabajadores. No pierdas la oportunidad de ejecutar estas acciones, podrían llevarte a implementar mucho más rápido y con mínima resistencia lo mejor de los cambios que tu gente está pidiendo a gritos.
  7. Las promociones son útiles, pero la «promocionitis» no es tan útil. Me refiero a ese afán por lanzar descuentos y ofertas de forma constante sin mayor énfasis en la evaluación de su aporte. Una de las mejores fórmulas para vincular investigación con promoción, es la creación de fichas de datos para quien las recibe, y su asociación con la actualización de datos de clientes que premien con descuentos o sorteos. Es una de esas cosas que no falla jamás por que de algún modo obtendrás algo útil. Y los clientes pensarán lo mismo, llegar a una tienda para comprar, beneficiarte de una promo y como plus participar de un sorteo, sólo por dejar datos, es un gran negocio. Luego te tocará analizar con exactitud y oportunidad toda la data producida.
  8. Y finalmente te recomendamos atender más la sección «Estadísticas» de las redes sociales que estás utilizando tanto como de tu página web pues lo más seguro es que encontrarás como mínimo algunos contenidos preferidos y eso te dará luces respecto de los intereses de tu público objetivo.

Como ves las acciones aquí propuestas no implican demasiado dinero y pueden ser implementadas de forma progresiva para que logres beneficiarte de sus resultados y así invertir poco a poco en cada una de ellas. Espero que este aporte te haya sido de utilidad apreciado/a emprendedor/a.

¡Éxitos!
Sergio González Marín
Director – OVERFLOW
http://www,overflow.pe
https://www.facebook.com/overflowpe 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *