Enfrentar la proyección psicológica para construirse positivamente

Enfrentar la proyección psicológica para construirse positivamente - Overflow.pe

La proyección psicológica impacta de sobre manera en la vida de las personas, y en el mundo emprendedor puede estar presente en múltiples ocasiones.

En positivo o en negativo, lo importante es aprender que la proyección psicológica, puede ser una herramienta interesante, pero al mismo tiempo, debilitante.

El objetivo de este artículo es ayudar a quienes la ejercen consciente o inconscientemente.

Todos, necesitamos reemplazar percepciones por posiciones que validen manejar mejor la proyección psicológica, más aún cuando emprendemos.



Situaciones que delatan cuando está presente la proyección psicológica

Una lista de situaciones para la reflexión:

  • Cargar la culpa de los demás.
  • Culpar a los demás por tus culpas.
  • Criticar al otro sobre sus errores.
  • Aceptar del otro, todo, sin confirmar.
  • Ver en los demás lo que no queremos para nosotros.
  • Ver en alguien el modelo a seguir.

Más ejemplos:

Liderar, vender, convencer, son espacios donde el manejo de las emociones puede llevarnos a proyectarnos en los demás, o a buscar imitarlos.

Denigrar, culpar, victimizarse, son emociones que podrían estar manejando por detrás, la intención de dominar al otro, proyectando en él, una forma de pensar determinada.

¿Por qué pensar en la proyección psicológica?

De primera impresión, parece algo de ida y vuelta, desordenado, variable y hasta podría decirse, fácil de resolver, sin embargo, también es fácil, minimizar el impacto de la proyección psicológica.

Los ejemplos nos dicen que, la proyección no libera a nadie de la necesidad de resolver la construcción de sus propias percepciones, apreciaciones y conceptos, sobre todo si se trata de tomar decisiones en la vida.

Una proyección psicológica que frene la autoestima, podría estar sin embargo, entre el controlismo que impone y la persona que no tiene herramientas para sobreponerse a ella.

El riesgo más claro, es el de perder la óptica de las decisiones propias.

Una proyección consciente y positiva, añadida a un acompañamiento con la intención de generar independencia, suele ser la manera como actúan los Líderes o los Coaches.

La idea de entender y apreciar los efectos de la proyección psicológica y la necesidad de gestionarla adecuadamente, pasa por que su existencia se manifiesta siempre, en cualquier tipo de relación humana.

Conocer como funciona, le da potencia al aprendizaje sobre nosotros mismos y nuestros roles sociales.

Proyectarse hacia los demás

  • Proyectarse hacia los demás, puede suponer, imponer sin argumentos válidos o convencer con ideas de primer nivel.
  • En el deseo de proporcionar entendimiento o aprendizaje, la proyección del estilo de vida, desde la visión mental es un ejemplo claro.
  • Otro marco similar, se da cuando se tiene miedo del proceso que uno ha vivido, y ello origina barreras mentales que se imponen al otro.
  • El ego puede convertirse, eventualmente, en una herramienta positiva o negativa, para transmitir la proyección.
  • Mostrarnos hacia los demás, puede ser el resultado de una construcción de adquisiciones y desarrollos propios.
  • Existe el riesgo de no apostar por el propio espacio de aprendizaje de los demás, imponiendo un método que no los aprecie como capaces.
  • Se puede proyectar miedo hacia los demás, además de dolor, temor hacia el futuro, o similares, al mismo tiempo que se transmite una forma de pensar.

Proyectarse en lo positivo, no cambia mucho las cosas, en cuanto a la proyección psicológica en sí, siendo en todo caso más positivo, lo importante es complementar con acciones que reconozcan al otro como parte integrante de los resultados por desarrollar.

Querer que el otro adquiera nuestra forma de pensar, otra vez, pasando por alto, que lo ideal sería, apreciar el pensamiento ajeno o el diálogo conjunto, también es proyectar nuestra psicología en ellos.

El ser humano es un ser social la proyección psicológica siempre estará presente - Overflow.pe

Proyectarse desde el otro o desde los demás

  • Generalmente puede llegarse a confundir el hecho de que alguien quiera proyectarse en ti, con asumir un modelo bajo elección individual.
  • Los modelos a seguir, ponen a prueba los fundamentos de nuestros valores, visiones y necesidades.
  • La proyección hacia dentro, puede asumirse por asociación de experiencias.
  • Por lo general, el convencimiento profundo de una forma de pensar, tiene sus bases en la proyección de sus componentes hacia uno mismo.
  • No se comparte al mismo Líder, necesariamente, sin embargo, de uno o de otro, las personas suelen "extraer" (autoproyectarse) metas que las asumen como propias.
  • Algunas personas cierran el camino de la proyección psicológica desde los demás, como una medida de protección frente a las decepciones.
  • Seguir lo negativo puede causarnos problemas en lo personal o lo social.
  • Y lo "positivo" depende mucho de la óptica con que se mire.

Después de asumir ideas o modelos de comportamiento como válidos, si los resultados no llegan, existe el riesgo de asumir fracaso, o recibir reclamos del entorno.

Sin una adecuada visión respecto del valor intrínseco de una decisión de este tipo, las personas pueden renunciar al liderazgo, o asumir como bueno, lo malo.

Por ello es importante, apreciar el rol que tenemos al momento de proyectarnos desde los demás.

¿Qué aprendemos al ser conscientes de la proyección psicológica?

Frases como "Yo confíe en ti", "Nunca me dí cuenta", "Pensé que todo estaba bien", "¿En qué momento me lo dijiste?" revelan el desafío que supone la comunicación, y esconden, con alta probabilidad, la proyección psicológica actuando en silencio.

Generalmente, se aprende mucho más, luego de pasar por la experiencia negativa, que por la positiva.

Lo importante, es asumir que el camino nos puede llevar a tomar la decisión de optar por la individualidad, la construcción personal, la autodefinición y afianzar lo que sentimos que somos, tanto como concretarlo.

Lo que no deberíamos concluir, es que el "individualismo" es bueno, pues finalmente, somos seres sociales y formar parte, influenciar y dejarnos influenciar, son actitudes esenciales en la vida.

Alrededor de aquello por aprender, se encuentra la aceptación de las diferencias entre las personas, como un elemento común que la mayor parte del tiempo intentamos anular, al vincularnos.

Si apreciamos esa especie de "negociación instintiva" cuando la proyección psicológica aparece, podremos tomar las mejores decisiones a nuestro favor.



Conclusiones importantes

Va a parecer simple, pero es muy duro al mismo tiempo concluir lo siguiente:

  • Si tenemos el poder para anticiparnos, vamos a aprender de nosotros mismos tanto, que lograremos la independencia de criterios, en múltiples aspectos de nuestra vida, sin que eso signifique convertirnos en "rebeldes sin causa".
  • Si no podemos controlar la proyección psicológica, el aprendizaje será más duro, sobre todo cuando aparezca la realidad, los resultados y las consecuencias, para mostrarnos si fue bueno proyectar o auto proyectarnos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *