Emprender con una tienda en línea: ¿Qué considerar? - Overflow.pe

Emprender con una tienda en línea: ¿Qué considerar?

Una tienda en línea puede ser un reto muy alentador cuando empezamos a pensar en la venta digital de productos en Internet.

Pero también puede significar un enorme dolor de cabeza si, como veremos, todos los elementos y variables que debemos considerar, superan nuestras capacidades de integración en un proyecto como este.

Este artículo busca enumerar qué es lo más importante por considerar en el desarrollo de una tienda en línea y cómo abordarla para estar alineados con las mejores prácticas del e-commerce.



La tienda online no es el negocio

Un error muy común es asumir que una vez definida y establecida una tienda online, el negocio está completo y lo que sigue es echarlo a andar dentro del marco del funcionamiento web de la tienda.

La dimensión digital del negocio, es mayor que la tienda en línea, un tipo de página web con módulos de cierto nivel de complejidad, que resuelven operaciones propias del comercio electrónico.

El negocio necesita una definición tal que herede conceptos que ya hemos incorporado en la gestión retail:

  • Enfoque de innovación: ¿Qué soluciona mi negocio?
  • Visión de calidad: ¿Con qué productos pretendo dar solución a mis clientes?
  • Orientación al target: ¿Quiénes son susceptibles de comprar en línea en mi tienda digital?

La tienda en sí, digital o no, es el canal que brindará la experiencia y esa experiencia, forma parte de los planes que se diseñan junto a las herramientas de innovación.

Es importante crear una plataforma ECommerce donde el usuario fluya con seguridad y armonía - Overflow.pe

Satisfacer, conectar y obtener éxito en Internet con una tienda en línea

Definir los satisfactores, y construir el servicio antes, durante y después del proceso de compra ejecutado por el usuario, es muy importante, pues sentará las bases del diseño, la estructura y la navegabilidad.

Sin el aporte que supone contar con los hallazgos relacionados con el perfil del cliente al que nos enfocaremos, la estrategia de compras puede resultar una suma de errores como en una ruleta rusa de adivinanzas.

El perfil financiero y su éxito, dependen de este tipo de integraciones: compras - satisfacción - proceso de calidad.

Luego, el éxito del mensaje cuando se centralice en los "llamados a la acción" surtirán efecto si la planificación anterior fue hecha de forma coherente.

Finalmente, todo encajará en el proceso o tienda digital.

Por ello, es importante tener claro que el negocio, no es la tienda.

Elementos técnicos

  • Dominio o nombre en Internet (.com u otra extensión)
  • Alojamiento web o Hosting
  • Aplicación de desarrollo web
  • Aplicación de comercio electrónico
  • Pasarela de pagos (soporte de tarjetas de crédito)
  • Datos para informar sobre las formas de pago
  • Certificados de Seguridad (SSL - https://)
  • Retoque de imágenes livianas

Diseño, contenidos y estrategia

  • Definiciones de estilo y color.
  • Diseño gráfico.
  • Contenidos orientados y definidos bajo SEO.
  • Contenidos orientados al target.
  • Compra de productos o alianzas de distribución relacionadas a la clasificación de productos en categorías.
  • Abastecimiento, almacenaje y logística de entrega.
  • Políticas del sitio.





Las personas, la variable más importante

Como veremos al finalizar este apartado, las personas están en todas partes durante un proceso e-commerce.

Digamos por un momento que:

  • Planificación o hallazgos que generan definiciones y contenidos lo llamamos INPUT
  • Tienda online o proceso digital le asignamos la condición de PROCESO
  • y a todo lo que ocurre después del pago, lo llamamos OUTPUT.

El equipo estará presente al ser transversal, en todo el esquema o modelo de negocio:

  • Investigando y tomando decisiones para la definición estratégica.
  • Monitoreando cada estado, reacción, tarea y solicitud del canal digital.
  • Ejecutando los compromisos de la logística física para cumplir y finalizar el proceso fuera de la tienda online.

Es por ello que se vuelven necesarias diversas competencias, que necesitamos heredar de proveedores freelancers, colaboradores, empresas proveedoras y hasta de  nuestros futuros clientes:

  • Personas habituadas al ecommerce son el foco de investigación más importante.
  • Competencias como la programación (desarrollo) y el diseño web son valiosas, tanto como aquellas orientadas al Marketing Digital de productos o el enfoque en las Redes Sociales.
  • El ejercicio profesional de la fotografía y el impacto que puede aportar el retoque digital de las mismas también son dos aspectos vitales en este escenario.
  • El entendimiento de la dinámica técnica, el soporte de Internet y todo aspecto tecnológico como el hosting, dominio y su gestión, son importantes.
  • La pulcritud administrativa que los procesos de cierre necesitan, a nivel de control, abastecimiento y distribución.

Este apartado nos sigue demostrando que el negocio no es la tienda online, pero sin embargo, las personas son la dimensión más importante si queremos llevar nuestro negocio e-commerce a un nivel de excelencia.

Rentabilidad

Cada uno de los aspectos relacionados con lo técnico y lo estratégico necesita revisarse con el tamiz de la mirada económica, para poder encontrar los objetivos de rentabilidad que nuestro plan defina.

Es importante tener claro:

  • Evaluar correctamente a los proveedores.
  • Realizar un análisis de costos.
  • Establecer las Metas de ventas.
  • Definir las actividades de soporte (Marketing, Publicidad, Ventas y otras)
  • Establecer todo aquello que aportará a la gestión de los niveles de rentabilidad esperada.

Como cualquier negocio, sobre todo como cualquier tienda, una digital necesita un desarrollo financiero aceptable y nutritivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *