¿Quién motiva al emprendedor?

¿Quién motiva al emprendedor?

Realidad emprendedora

Emprender es apasionante, pero... tiene sus bemoles. 

En diversos eventos donde he podido conversar con personas que se acercaban, la mayoría iniciaba con este tipo de frases, para luego preguntar por cuáles son los secretos, el paso a paso o el truco para que todo te salga bien:

  • "Sin duda, emprender tiene que gustarte por que vas a ver las de Caín"
  • "Mis hijos son emprendedores desde chiquitos siempre han hecho cosas, pero acaban de quebrar su negocio..."
  • "Vi que mi vecina vendía y vendía, entonces me animé, pero no he tenido resultados..."
  • "Quiero emprender, tengo dos ideas que me parecen muy buenas, he estado pensando y pensando..."
  • "A mi me va bien, ya tengo un negocio cerca de dos años, claro que no gano como antes, pero al menos cubro mis gastos..."

La intención de este artículo es la de revisar por qué muchos emprendedores no se motivan y cómo podrían hacer para lograrlo de verdad, enfocados.

Acción y reacción

Reaccionamos a los impulsos, marcados por motivaciones que podrían llevarnos fuera del espacio emprendedor real.

En Latinoamérica la mayoría de emprendimientos surgen desde la subsistencia, frente a la pérdida constante del trabajo o plazos excesivos sin trabajo o inclusive al incremento de responsabilidades económicas.

El emprendimiento, una opción más elaborada que aquella de convertirse en vendedor, es para muchos una alternativa y punto.

Eso desde mi punto de vista, no es apasionante, y con alta probabilidad causará una mayor cantidad de problemas.

¡Un nuevo estilo de vida te espera!



¡Un nuevo estilo de vida te espera!

En cambio, quienes realmente sienten el emprendimiento en sus vidas, examinan la situación más allá de un momento de "acción y reacción" y lo ven todo como un proceso con objetivos especializados y etapas concretas por alcanzar.

Un nuevo estilo de vida.donde podremos:

  • Apreciar el cambio y ser flexibles
  • Nutrirnos todo el tiempo de información
  • Apostar por desarrollar una idea
  • Aportar soluciones para muchos
  • Encontrar el mercado adecuado
  • Diferenciarnos de los demás
  • Valorar el tiempo 
  • Disfrutar del tiempo

Experimentaremos múltiples motivaciones y nos toparemos de golpe con hallazgos que inclusive, nos sorprenderán y motivarán.

Emprender enfocándonos en lo que vamos a crear es parte del camino hacia la motivación permanente.

Reaccionar ante nuestros problemas está bien, pero seguir pensando en ellos, no te convertirá en el especialista que necesitas ser.

Autoformación

  • Conozco muchos emprendedores que ven al dinero como la última fuente de motivación.
  • Se de muchas ideas de negocio que salieron adelante, únicamente por contactos. 
  • Entiendo que mucho de lo que se ha emprendido, nació en un pensamiento.

Un emprendedor necesita escaparse de forma constante hacia el universo de la auto formación que nos ayuda a:

  • Utilizar los sentidos para aprender a solas ayuda a estimular las capacidades sensoriales a todo nivel
  • Leer, mirar, escuchar, observar, son muy importantes para el aprendizaje altamente constructivo
  • Ahorramos dinero y tiempo accediendo desde muchos medios: internet, libros, revistas, reuniones gratuitas, etc.
  • Además de todo lo que aprenderemos y podremos poner en práctica.

Cultiva tu mente con conocimientos, alimenta tu visión, seguridad y entusiasmo, y podrás ver más allá, apreciando las oportunidades y el éxito que te esperan, donde muchos no lo ven.

Coherencia como motivación

La coherencia es un claro motivador pues está detrás de cualquier proyecto que es capaz de mostrar resultados, ya sea por orgullo, por empuje o por consecuencia.

La coherencia como tal, nos ayuda muchísimo a obtener ese aliento interno que necesitamos como emprendedores.

¿Cómo se obtiene? Desarrollando estas 4 energías motivadoras:

  • Compromiso: Vincularse de forma constante y demostrarlo ante ti mismo y los demás.
  • Intención: Ser claros en lo que queremos hacer y luego de meditarlo, saber comunicarlo en todos nuestros actos.
  • Concreción: Sin el deseo activo y vital de lograr, seguir motivado cuesta más.
  • Convicción: Se trata del convencimiento claro de que nuestro emprendimiento será todo un éxito inclusive antes de empezar.

 La fuerza de la coherencia al transmitirse al equipo de una forma contundente, genera atractividad y estimula el comportamiento positivo de todos los colaboradores.

Encontremos motivación en la coherencia



En Overflow Emprende desarrollamos talleres especializados en motivación. Incluimos personalización, juegos, dinámicas y charlas colectivas o asesorías individuales para enseñar a los emprendedores a obtener motivación. Contáctanos si ese es tu caso.

¡Éxitos!

Sergio González Marín
Overflow Emprende
http://www.overflow.pe

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »