¿Qué implica apostar por la innovación en mi negocio?

¿Qué implica apostar por la innovación en mi negocio?
Apliquemos las metodologías de la innovación hoy mismo

Hace mucho tiempo que las herramientas de la innovación están llegando al Perú y a muchos países de Latinoamérica para inundar los espacios donde se habla de emprendimiento y apoderarse del término "emprendimiento" como tal.

Hoy ya podemos decir que emprender es cada vez más, sinónimo de innovar y por lo tanto, hasta la diferenciación también se ha nutrido con esta nueva dimensión de gestión.

La pregunta para muchos es: ¿Por qué apostar por la innovación en mi negocio? ¿Realmente la necesitamos? ¿Nos va a ayudar en forma real?

El negocio definido desde la oferta

Siempre que de forma tradicional se habla de negocios, los emprendedores hemos pensado en "Estudios de Mercado", "Encuestas", "Planes de negocio" y definiciones propias de una reunión de trabajo para, construidas, costeadas, tabuladas y definidas de forma profesional, buscar la forma de materializarlas.

El capital, la inversión y los plazos de recuperación han sido por larga data, el centro del pensamiento y quehacer empresarial al momento de "poner un negocio". 

Tanto, que frases como "plata llama plata" son símbolos de una forma de pensar desde la oferta, que produce, crea, desarrolla y lanza negocios al mercado de forma frenética para comenzar a ganar dinero ya.

Y muchas veces ha sucedido, de otro modo no existiría mucho de lo que puedes ver al salir a la calle.

El pequeño detalle es que otros asuntos como la estadística, que refleja la enorme quiebra de negocios que inician operaciones, indica que no estamos emprendiendo de forma coherente, que algo falla.

Otro importante síntoma lo comprenden las grandes empresas que finalmente tuvieron que cerrar operaciones, venderse, reducir planilla o simplemente ser devoradas por sus nuevos vecinos.

Aquella decisión de definir primero, ofertar después, y luego de la inversión, esperar resultados, es una de las grandes cruces de quienes "no atinan" a conectarse con la demanda o de quienes tuvieron que descubrir durante el proceso de ventas, todos los cambios y ajustes que el plan recibió.



Crear el negocio preguntando

Las ventas sin duda alguna, han sido y marcado, junto a la evolución de los estudios de mercado cualitativos, una pauta clara para que las herramientas de innovación no sólo ofrezcan un mejor panorama de resultados, sino que se fijen en el cliente como centro del negocio.

La flexibilidad del diseño, el arte y la integración de otras disciplinas vinculadas a la psicología del consumidor, han aportado de sobre manera para que por ejemplo Desing Thinking, Co Creation, Lean Start Up, Agile y otras técnicas existan, subsistan y obtengan éxito con testimonios reales.

Parece que la innovación y su costumbre de preguntar y buscar hallazgos, es la causante de "tanta duda" constructiva. Y lo cierto es que tremendo término, tan sencillo en su explicación, necesita difundirse más pues muchos empresarios lo sienten denso, complejo y difícil de asumir.

La existencia del enfoque innovador, no significa que la administración y/o las finanzas no ocupen una posición importantísima en el nuevo diseño mental de los negocios "fuera de la caja" que hoy nos abordan con entusiasmo.

Tampoco quiere decir que todo esto haya surgido en forma exclusiva para los jóvenes emprendedores. 

Las preguntas que pueden hacerse, se pueden ejecutar desde y para cualquier persona, el cambio radical es que la decisión de enfoque además de centrarse en la necesidad, busca al early adopter, aquel cliente que no sabemos quién es, pero que producto de la aplicación de estas herramientas vamos a encontrar perfilado y listo para comenzar a reaccionar.

La innovación se encuentra más allá de la creatividad

Velocidad y eficacia

Las metodologías que permiten innovar se caracterizan por establecer herramientas y enfoques que encuentran hallazgos relevantes en torno al perfil del cliente, la necesidad por satisfacer y el producto o servicio ideal que la relacionará con el cliente.

Además, permiten establecer en el contacto, las validaciones que llevan las ideas a niveles de cercanía y coincidencia tales que, de un modo u otro, es posible llegar a concebir negocios, oferta e inversiones con mayor certeza de éxito.

De este modo, aprendemos a ser más eficaces en la gestión de los recursos, cuyo flujo más elevado inicia después del encuentro con la idea fuerza, con todas y cada una de sus claves y potencialidades.

La velocidad es el diferencial versus la definición de los planes de negocio de antaño, pero más aún, el hecho de llegar rápido a una solución muy vinculante.

En un escenario de cercanía con el cliente, que lo comprende como parte inherente del proceso de creación y diseño, los primeros contactados, suelen volverse los primeros compradores de la idea, lo que le otorga a las metodologías para la innovación, una mirada estratégica más que inteligente.

En sucesivas entregas hablaremos con mayor detalle de cada una de las metodologías que permiten innovar. Cuente con nosotros para inspirar su propio proceso. 

¡Éxitos!

Sergio González Marín
Director Overflow Emprende



2 Comentarios

  1. Pingback: Diferencias entre creatividad e innovación - Crear fluyendo versus Crear Innovando

  2. Pingback: Diferencias entre creatividad e innovación - Algo así como la gasolina y el motor

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »