¿Por qué falla un organigrama en la práctica?

¿Por qué fallan los organigramas en la práctica?
Nuevos diseños de organigrama proponen reflejar mejor las interrelaciones en las empresas

¿Qué falla exactamente cuando fallan un organigrama en el día a día? ¿Qué tiene que ocurrir para una organización no sea de algún modo aplicable? ¿Qué o quienes se dedican a socavar lo que la estructura organizacional define?

¿Estamos listos para formalizar las relaciones y responsabilidades en una organización? 

Muchas empresas tienen problemas serios en el encuentro con los resultados, principalmente, por fallas en el diseño y en la puesta en práctica del organigrama. Examinaremos qué ocurre.

¿Qué es un organigrama?

Como su nombre lo dice organiza de forma gráfica la información. Y puntualmente, la asignación de responsabilidades a través de áreas y jefaturas. De este modo, un organigrama permite ver quién es responsable de qué parte de toda la tarea de una organización específica.

Al mismo tiempo nos da una idea clara de quién ocupa cada responsabilidad y de quién depende en la cadena de mando o supervisión. 

Un organigrama se asocia por tanto a un concepto centrado en funciones para la definición de una organización, donde el Gerente General ocupa la posición más alta de la gráfica.

Los niveles también determinan equivalencias de responsabilidad, de modo que al subir por la gráfica podemos deducir quién o qué área es más relevante para la organización y qué puesto lidera más responsabilidad en la misma.

¿Son los organigramas la mejor forma de mostrar cómo se organizan las tareas y responsabilidades?

Desde la aparición de las técnicas de la innovación, el vertiginoso cambio del mercado tanto como la incidencia en el crecimiento de los negocios, los organigramas han comenzado a mostrar ciertas ausencias.

Por ejemplo, se les acusa de no ser flexibles, a pesar de que existen organigramas matriciales, donde aparecen más de 2 responsabilidades cruzadas con Jefaturas diferentes. Los organigramas siempre definen una zona determinada o específica bajo control de un responsable. 

Su principal inconveniente es la propuesta que implican, para el diseño de una organización jerárquica de plano, en lugar de una horizontal centrada en el trabajo en equipo, lo que hace de la herramienta una simulación parcial de la realidad.



Eventualidades que retan a los organigramas

Enumeremos algunos acontecimientos que presionan al organigrama

  1. Reemplazar las ausencias de personas.
  2. Desarrollar liderazgos y líneas de carrera.
  3. Resolver la toma de decisiones en ausencia del Gerente.
  4. Rediseñar sobre la marcha, las responsabilidades, en momentos de crisis
  5. Rediseñar la organización.
  6. Asignar sueldos
  7. Fusionarse con otra organización.

Preguntas por responder

 

En todos estos casos, se consulta el organigrama para tener información ágil y puntual para cada eventualidad.

Por ejemplo, en el mismo orden que el listado anterior nos hemos hecho las siguientes preguntas:

  1. ¿Reemplazamos tomando en cuenta a personas de menor jerarquía o igual jerarquía? 
  2. ¿Qué ocurre si todos son excelentes profesionales o colaboradores pero ya no existen posiciones de liderazgo en el organigrama? 
  3. ¿Quién toma una decisión vital para la organización cuando el Gerente no está? ¿Qué ocurre si no existe un solo 2do en la organización?
  4. ¿Se ve afectado el organigrama cuando otra área o persona asume roles de control en situaciones de crisis?
  5. ¿Es realmente necesario modificar el organigrama si no se toma en cuenta? 
  6. ¿Traduce el organigrama de forma adecuada el escalafón salarial?
  7. Sin duda una de las razones más contundentes para revisarlo a detalle.



Son las personas las que fallan en la mayoría de los casos

Muchas veces un sin fin de situaciones nos alejan de ejercer nuestra responsabilidad principal en los negocios o al interior de una empresa. El rol que desempeñamos en equipo puede llegar a ser muy nocivo si no tenemos la visión correcta a favor de los objetivos de todos.

No existe mayor equivocación que aquella fundamentada en que tu puesto y su definición limita lo que puedas hacer por el éxito del lugar donde trabajas, del mismo modo, el emprendedor que piensa que sólo debe hacer lo necesario también ingresa en un mundo donde esperar puede ser perjudicial.

 

Quizá el mayor inconveniente que las organizaciones tienen para poder organizarse mejor sea el conocimiento y los resultados de colaboradores mejor centrados en el cliente, en sus metas y en el trabajo en equipo.

Encantados estaremos de ayudarle.

Sergio González
Director Overflow Emprende

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »