¿Marca personal o desarrollo personal?

Marca personal o desarrollo personal
Desarrollo personal y marca personal etapas complementarias

Si se trata de marcas personales, podemos verlas en múltiples formas, representando hombres y mujeres y a diario encontramos la recomendación por desarrollarla.

En paralelo, buscar el desarrollo personal, también es algo que empieza a tomar cuerpo y pretende como tal, resolver, rediseñar y buscar el éxito.

Sin embargo, el profundo cambio que los medios digitales han añadido, ha marcado aún más la distancia entre el ser y el comportamiento de la persona y ello resulta preocupante.

La personalidad y el ser

La marca personal, es un concepto que para muchos no termina de ser claro y el desarrollo personal, podría abarcar tanto como soluciones necesites en la vida, de modo que el panorama de la lucha entre personalidad y ser se incrementa a diario.

Lo práctico, señalan algunos, es desarrollar una marca personal que te permita comunicar aspectos a elección y obtener reacciones positivas.

Lo complejo, tiene que ver con el cambio y el rediseño del ser, toda vez que necesitas aprender de ti tanto que ni te lo imaginas.

Muchos líderes refieren que todo tipo de construcción que "se acople" al ser crea niveles de insatisfacción, principalmente por el riesgo latente de convertirse en una cárcel o en un lente borroso.

Convivimos poquísimo con el verdadero ser pues lo que vemos son construcciones para los ojos del mundo.

A través de una marca personal, hemos obtenido muchísimo valor y aporte y los especialistas no están pidiéndonos en el fondo algo malo. El punto es.. ¿qué es lo mejor para cada uno?

¿Enfocarse en la construcción de un comportamiento específico que tome elementos para generar imagen de impacto o desarrollar desde dentro el ser para resolver pendientes que no nos dejan crecer lo suficiente?



¿Por qué construir una marca personal?

Hoy la marca personal principalmente se difunde a través de "perfiles digitales" en aplicaciones como redes sociales o en eventos sociales donde podamos expresar, vender y convencer.

En este significado, quien desarrolla una marca personal, se centra en los mensajes, en las experiencias, en la producción de información o ideas (contribuciones) y sin duda en el ejercicio de roles (como el liderazgo por ejemplo).

La pregunta de fondo es: ¿Somos la "marca personal" o construimos algo que no somos para que los demás nos compren? 

¿Y si construimos lo que no somos, por necesidad, eso es bueno o malo, aporta o no suma?

¿Por qué construir una marca personal si podemos llegar a una nueva persona resolviendo su interior? 

¿Si optamos por el desarrollo personal, el camino es más largo, tedioso, complementario, paralelo o simplemente se puede obtener lo mismo de la creación de una marca personal?

¿Y qué aporta el desarrollo personal?

El desarrollo personal, propone un proceso de destrucción interna, un rediseño muchas veces emocional, que toma como enfoque central, el trabajo con nuestros más profundos contenidos o ausencias, para crear a una nueva persona.

Cuando señalamos la marca personal como una serie de características por adquirir en lugar de buscar en nosotros mismos los desafíos que debemos asumir y enfrentar, desde mi punto de vista, nos perdemos en el potencial transformador.

Si de todas formas la idea de la marca personal tiene relación con una construcción que comunicará y generará demanda, la experiencia como tal, el aprendizaje, la liberación del molde y la búsqueda de la identidad vinculada a la felicidad, podrían ser bases de mejor talante. 

El desarrollo personal, enfocado en el statu quo del individuo ofrece una ruta que pocas veces es seguida, pero que dará a la marca personal, el rango de consecuencia, no el de "un molde por seguir" que "funcione bien para el público".

¿Y qué tal si aprendes más sobre ti, tus miedos y cómo liberar el ego para finalmente rediseñarte?



Deconstructores de la marca personal

Aquí el corazón de la propuesta: 

  • Copiar la imagen que quieres tener de alguien que ya la tiene.
  • Copiar trozos de imagen personal para construir una "Frankimagen".
  • Priorizar el "cómo te ves" por sobre el "cómo te sientes".
  • Vivir la vida de alguien sin tomar tus propias decisiones.
  • Buscar orientación y tras recibirla, descartarla por completo
  • Abandonar la experiencia para priorizar el concepto o el testimonio.

Sin bien pude utilizar el término "destructores" he optado por "deconstructores" para aludir a un proceso que parte de lo ganado hacia atrás, de modo que tarde o temprano, presiona y cae en lo que se haya logrado.

Y si bien las ideas expuestas pueden sin duda llevarte a un nivel de insatisfacción mientras construyes una marca personal, lo real es que dependerá mucho de qué funciona y es aceptable para ti, con que puedes coincidir y con qué necesitas "cambiar el chip" o simplemente estás en contra. 

La marca personal como una consecuencia del desarrollo personal

¿Has escuchado esa frase "disfruta las consecuencias"? Es una frase que se ha vuelto popular entre quienes entendemos que el camino es más importante que el destino, en una visión sin llegada final.

Disfrutar es el primer encuentro y experiencia que debes procurarte al momento de construir tu marca personal. 

Descubrir es el primer reemplazo por ejecutar, pues construir, como vimos podría suponer el riesgo de crear máscaras que luego podrías rechazar.

Rediseñar, es el segundo reemplazo de construir y alude al proceso donde los hallazgos permiten el encuentro interno.

Será genial que podamos enriquecer este diálogo y utilizar estos conceptos para aportar en nuestras vidas. En lo personal, me inclino más por el desarrollo personal, sin dejar de lado la construcción de una marca personal.

Este último concepto lo ubico como una segunda etapa más bien. 

¡Éxitos!

Sergio González Marín
Director Overflow Emprende



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »