Las crisis del Emprendimiento

El equipo es fundamental para la solución o generación de la crisis

El emprendimiento supone riesgos, eso está definido y es claro. Asumirlo en la dimensión correcta, es decir, mirando hacia delante con el objetivo de alcanzar todas sus fases, es importante, ayuda y permite retar y obtener el desarrollo que se necesita.

El detalle es que con todo lo dicho, la presencia de momentos de crisis emprendedora se manifestará más de lo que podríamos percibir.

Para cada crisis, debemos ser capaces de analizar, entender y gestionar lo mejor posible toda la contingencia.



El emprendedor y la crisis

 

El emprendedor responderá a la crisis, con éxito o no, según como su mente se enfoque hacia la concepción y resolución de la misma.

  • Las crisis muestran a las personas tal y como abordan situaciones nada o poco estandarizadas.
  • Durante las crisis, todo tipo de relaciones entre la gente, se pone a prueba.
  • La valoración real de cualquier concepto, puede o no sostenerse, según la crisis que se aborde.
  • El equipo puede o no llegar a ser eficaz en la solución, pero en muchos casos, forma parte de la misma.
  • Las soluciones que funcionan pueden ser parciales o totales.
  • Las crisis enseñan mucho sobre el autocontrol, el ego y la humildad.
  • Una crisis sienta aprendizajes y produce decisiones de descarte y consideración personal para todos.

La gestión y la crisis

Los orígenes de cada crisis tienen que ver con la gestión de los factores que las originan, es decir, son un asunto de personas a pesar de poder tener influencias internas o externas:

  • El tamaño es potencialmente una razón de crisis sólo cuando las operaciones incrementan el riesgo financiero.
  • Los equipos pequeños por ejemplo, no son malos, a menos que no reúnan el conocimiento necesario y demandante para cada situación.
  • Las relaciones entre las personas durante momentos de crisis, varían según como se gestione el emprendimiento y qué formalidad tengan. La formalidad puede salvarte o condenarte, todo depende.
  • La presencia de clientes o su cantidad no son más importantes que, cómo ellos reaccionan junto a ti, durante una crisis interna o externa, específica o generalizada.



Tipos de crisis del emprendimiento más recurrentes

El emprendedor y su negocio atraviesan por una serie de crisis, entre las cuales proponemos identificar y resolver. En este caso he preferido etiquetarlas y relacionarlas con preguntas:

  • Crisis de liderazgo: ¿Por qué no me escuchan? ¿Por que se sublevan? ¿Por qué no confían? ¿Por qué me atacan?
  • Crisis de la definición: ¿Qué precio? ¿Qué producto? ¿Qué servicio? ¿Qué decisión? ¿Qué hago? ¿Qué hacemos?
  • Crisis Comercial: ¿Dónde están los clientes?¿Por qué se van con la competencia? ¿Por qué no vendo más? 
  • Crisis Laboral: ¿Dónde encuentro a mis colaboradores? ¿Por qué no producen? ¿Por qué no nos entendemos?
  • Crisis Financiera: ¿Por dónde se va el dinero? ¿En qué estamos gastando de más? ¿Cómo financiamos las operaciones? 
  • Crisis de proveedores: ¿Por qué no me das más por menos? ¿Por qué no encuentro al proveedor ideal?
  • Crisis del crecimiento: ¿Es necesario crecer? ¿Y ahora cómo sostengo el crecimiento?
  • Crisis del valle de la muerte: ¡Ya no puedo más! ¡Cierro!

Aprendizajes y Conclusiones

  • Las crisis del emprendimiento forman el carácter y descartan a quienes no tienen madera como emprendedores. 
  • Debemos estudiarlas para poder evitar los altos costes que implican experimentarlas sin conocimiento previo.
  • El Emprendedor, descubrirá que cada crisis es un libro nuevo y abierto al aprendizaje, además de un motivo para la transformación de su propio perfil.
  • Quizá se tratará de una marcada ausencia de liderazgo, quizá de un exceso de confianza, de errores en las definiciones o de una pésima aplicación, sea lo que sea, debe asumirse con responsabilidad y solucionarse con velocidad.
  • Muchas crisis aparecen por no delegar en las personas correctas o por delegar en las incorrectas.
  • Terrible sería que a pesar del gran costo, no aprendamos nada de cada crisis.

No hay oscuridad que no muestre una luz por donde ir. Y si volteas a mirar, siempre partirás desde un mejor lugar. Cada crisis dejará mayor sabiduría en ti y en tus colaboradores, por ello, todas las crisis deben agradecerse.

Y Yo digo GRACIAS.

Sergio González
Director Overflow Emprende



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »