Identificar y gestionar las pérdidas en un negocio

Identificar y gestionar las pérdidas en un negocio
Debemos perseguir el objetivo de generar utilidad siempre

Debemos identificar y gestionar las pérdidas en un negocio como una de nuestras principales líneas de corrección e inyección de eficiencia. 

La fórmula comprende la investigación de los procesos, los cuales nos brindan mucha información para mejorar la gestión.

Las pérdidas afectan la propiedad, el capital y por supuesto la solidez del negocio para generar resultados y apuntar al crecimiento.

Minimizarlas o apuntar al estado ideal de permanente utilidad absoluta es el desafío de todo negocio.

 

Procesos que generan pérdidas

Todas las acciones dentro de un negocio tienen costo. Ese costo, no define si la acción es correcta o no. 

Si la acción es correcta, el costo fluirá hasta ser recuperado en las ventas, gracias a nuestros clientes.

Si la acción errónea aparece, lo más probable es que necesitemos de otros costos para reparar problemas, ausencias, perjuicios u otras contingencias.

Los procesos que generan pérdidas deben comprender nuestro principal enfoque de evaluación en la gestión y pueden enumerarse de este modo:

  • A destiempo
  • Con más recursos que los planificados
  • No planificados
  • Duplicados
  • Suspendidos o detenidos
  • Reactivados innecesariamente
  • Erróneos o que generan fallas
  • No supervisados o controlados cuando deben serlo
  • Poco comprendidos o documentados

Tipos de pérdida

Hemos identificado una lista con las más importantes añadiendo una breve explicación o pequeño caso a continuación:

  • Mermas o desechos. Una pérdida de los procesos de producción, almacenaje o ventas según sea el caso.
  • Asaltos, Robos internos: Pérdidas dado que el bien representado por dinero ya no se encuentra en tu poder.
  • Dejar de ganar dinero: podríamos llamarle "pérdidas hundidas" y son difíciles de calcular.
  • Pérdidas premeditadas: por ejemplo cuando descontamos el precio de un producto o servicio con la intención de vender más.
  • Rotura de stock comercial: Ventas perdidas por no contar con el producto que la demanda solicita junto a una decisión de compra real.
  • Pérdidas de valor nominal: por tipo de cambio, deflación o depreciación de bienes.
  • Contingencias de riesgo: que generan destrucción de instalaciones, productos u otros bienes y crean pérdidas directas o indirectas a nivel contable y financiero.
  • Dolos, estafas, robos de gestión: internos o externos como por ejemplo pagos indebidos, sobornos, entre otros.

La pérdida contable permite mensurar o valuar el resultado monetario que afectará al negocio y comprende el registro de una pérdida cuando ocurre durante el ejercicio.



Gestión orientada a la utilidad

Para poder resolver la ocurrencia de pérdidas en los negocios debemos hacer frente a cada proceso que genera pérdidas tanto como al resultado ocasionado, ya sea acumulado o en plena ejecución.

La lista de acciones podría definirse de este modo: 

  • Revisión de recetas o componentes en la fabricación de productos o entrega de servicios para evitar mermas.
  • Evaluar la utilización del desperdicio para la generación de subproductos o ingresos por su venta como insumo.
  • Supervisión de los almacenes en cuanto a su capacidad para conservar la calidad de los insumos de la producción.
  • Supervisión de las ventas para detectar pedidos y analizar la gestión de su satisfacción.
  • Gestión de la seguridad integral, interna y externa con relación a la propiedad en general de la empresa o de los trabajadores.
  • Revisión de las oportunidades de negocio desde los contratos hasta la evaluación financiera caso por caso.
  • Seguimiento a las promociones y descuentos, desde su asignación hasta su ejecución en el punto de venta.
  • Si se vende o compra en moneda extranjera, gestionar el tipo de cambio.
  • Evaluar los procedimientos de asignación de confianza en el staff, tanto como la gestión de la confianza fuera y dentro de la organización. 
  • Seguimiento al cumplimiento de planes y por supuesto crearlos cuando son necesarios.
  • Seguimiento a los procesos productivos y comerciales.

Muchas veces no tomamos conciencia de dónde pueden venir la ocurrencia de pérdidas en nuestro negocio. Un conocido refrán o verso popular nos indica: "El ojo del amo engorda al caballo" y no quiere decir otra cosa que aplicar el control.

Espero que este artículo les ayude a resolver una mirada más aguda entorno a la gestión de las pérdidas y así mejorar la solidez de su negocio. Si desean asesoría en este aspecto estaremos encantados de brindárselas.

Sergio González
Director Overflow Emprende

LIBROS AMAZON RECOMENDADOS

LIBROS AMAZON RECOMENDADOS

LIBROS AMAZON RECOMENDADOS

LIBROS AMAZON RECOMENDADOS



Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »